Política Social y Seguridad

¿Es para presumir la reducción de la pobreza en México?

La pobreza extrema bajó 18.1% y la pobreza 3.5%, informa el Coneval, pero millones de mexicanos siguen sin tener para los más básico.

31-08-2017 06:30 Por : Arena Pública
Chiapas, Guerrero y Oaxaca son los estados con mayor proporción de habitantes en pobreza y pobreza extrema.
Chiapas, Guerrero y Oaxaca son los estados con mayor proporción de habitantes en pobreza y pobreza extrema.

Los datos absolutos dicen que hay dos millones de personas menos que viven en pobreza extrema en el país.

También se podrá presumir que el 18% que bajó la pobreza extrema en México entre 2014 y 2016 es el porcentaje más elevado en lo que va de la década.

Seguramente los políticos se llenarán la boca asegurando que salieron de la pobreza 1.9 millones de mexicanos y que nunca, al menos desde el 2010, se había registrado un número tan alto de personas sin pobreza ni vulnerabilidad económica.

Se dirá que se va en la dirección correcta porque en 29 de 32 estados de la República se redujo el número de personas en pobreza extrema.

 

 

Se llamará a reforzar los programas sociales que han tenido éxito en los 26 estados en los que se logró frenar el incremento de la pobreza.

Destacarán casos de éxito en entidades en que casi 28% de los que eran pobres dejaron de serlo en tan solo dos años, pondrán como ejemplo a estados en los que la pobreza extrema se redujo en más de la mitad en tan solo 24 meses.

 

Te puede interesar: Inegi reivindica datos sobre ingresos, pero abre puerta para que se manipulen, 28 de agosto de 2017.

 

Y a pesar de todo el triunfalismo oficial que desatarán las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la realidad del país quedará reducida a números:

9 millones 375 mil 581 mexicanos siguen viviendo en pobreza extrema; 21.4 millones de habitantes en el país tienen ingresos inferiores a la línea de bienestar mínimo, y 53 millones de personas que habitan en este territorio enfrentan la pobreza en alguna de sus dimensiones.

9.3 millones de mexicanos que actualmente viven en extrema pobreza significan una cifra que alcanza para llenar casi 50 veces, en conjunto, los estadios Azteca, el BBVA -recientemente inaugurado en Monterrey- y el de las Chivas.

 

 

9.3 millones de mexicanos es poco más que todos los habitantes que tiene la Ciudad de México, 9.3 millones de personas es una cifra ligeramente superior a la población total de Honduras.

9.3 millones de mexicanos se ajustan a la definición de pobreza extrema del Coneval: personas que disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana.

 

Te puede interesar: Demandan a Inegi transparentar fórmula para medir los ingresos, 2 de agosto de 2016.

 

Y sí… al menos hoy sabemos que 2 millones de mexicanos dejaron de vivir en extrema pobreza, de acuerdo con las estimaciones del Coneval, pero en Chiapas, Guerrero y Oaxaca uno de cada cuatro habitantes sigue viviendo en pobreza extrema.

En esas tres entidades la reducción de la pobreza extrema en términos porcentuales fue menor a la media nacional.

 

 

A nivel global la reducción de gente en pobreza extrema fue de 18.1% (pasó de 11.4 millones a 9.3 millones), pero en Chiapas solo salieron de esta condición 155 mil 700 personas (pasó de 1.65 millones a 1.49 millones) lo que representó una baja de apenas 9.4%. En Guerrero la reducción fue de 4.9% y en Oaxaca de apenas 3.8%; hasta en eso hay una desigualdad abismal en el país, pues otros estados reportan importantes decrementos en el número de habitantes en pobreza extrema como Baja California (62.4%) Baja California Sur (56.7%), Coahuila (54.7%) y Nuevo León (52.8%).

Es decir, que estados tradicionalmente con menos problemas de pobreza con aquellos que facilitan la salida de esta condición a sus habitantes, en cambio en las entidades más desfavorecidas, la pobreza extrema parece una condena.

 

¿Tenemos para lo básico?

Para el Coneval, en julio de 2017 se necesitaban mil 446.51 pesos al mes para adquirir el conjunto de alimentos cuyo valor sirve para construir la línea de bienestar mínimo en las zonas urbanas del país, para las zonas rurales “bastan” con mil 35.59 pesos al mes.

En México hay 22.2 millones de habitantes (17.5% de la población) que se encuentran por debajo de este umbral, esta cifra equivale al número de personas que habitan tanto en el Estado de México como en Puebla.

 

 

La línea de bienestar ya incluye, además de alimentos, otros insumos como transporte, artículos de limpieza de la casa y para cuidados personales, educación, cultura, recreación, comunicaciones, vivienda, ropa, calzado y salud, entre otros. En México se requerían, en julio de 2017, 2 mil 518.65 pesos al mes para cubrir esas necesidades en zonas urbanas y mil 856.62 en zonas rurales.

La mitad de los mexicanos, unos 62 millones, no tienen ingresos suficientes para cubrir esas necesidades, de acuerdo con las estimaciones del Coneval.

 

 

Bueno, si se quiere ver de otra forma, solo 27.8 millones de mexicanos, o lo que es igual 22.6% de los habitantes del país -nueve de cada 20- tienen ingresos superiores a la línea de bienestar y no tienen ninguna carencia social (servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación).

 

Te puede interesar: 11,290 pesos, lo mínimo que requiere una familia; apenas 4 de cada 10 superan esta cantidad, 8 de junio de 2017.

 

O sea, menos de la cuarta parte de los mexicanos están realmente tranquilos en lo que a las satisfacciones de sus necesidades y requerimientos para su vida se refiere.

Este es el México que no acaba de mostrar el Coneval.

 

MÁS INFORMACIÓN: Resultados de pobreza en México 2016 a nivel nacional y por entidades federativas, Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, 30 de agosto de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Evolución de las líneas de bienestar y de la canasta alimentaria, Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, fecha de consulta 30 de agosto de 2017.