Políticas públicas

México tiene 131 mil niños huérfanos por COVID: The Lancet

Un reciente estudio de la prestigiosa revista médica The Lancet colocó a México como el país donde más niños perdieron por lo menos a un tutor por el COVID 19.

21-07-2021 18:19 Por : Arena Pública
Alrededor de 1,134,000 menores de edad perdieron a un padre o tutor por COVID.
Alrededor de 1,134,000 menores de edad perdieron a un padre o tutor por COVID.

El COVID fue la pandemia de muchas pandemias, entre ellas un aumento desproporcionado de la orfandad entre los niños del mundo. 

Un nuevo estudio de la revista médica The Lancet, afirma que de marzo del 2020 a abril de 2021, alrededor de 1,134,000 menores de edad perdieron a un padre o tutor por la enfermedad; cifra que aumenta hasta 1,562,000 si se considera también a aquellos que perdieron a un cuidador secundario, como abuelos o tíos que vivían con ellos. 

Con una tasa de mortalidad de 4.2% para adultos de entre 40 a 60 años y de hasta 9.8% para los mayores de 60 años, el COVID es una amenaza para los padres de familia y en general para los adultos que viven en los hogares, en comparación con los más jóvenes, como los niños. 

Sin embargo el estudio afirma que si bien, los contagios y complicaciones de la enfermedad en menores suelen ser mucho menos comunes, el hecho de que el COVID esté arrancando a los padres de los brazos de sus hijos se convirtió en una pandemia silenciosa que puede derivar en pobreza y riesgo psicosocial para los menores. 

El caso mexicano destaca en el estudio de The Lancet pues, entre los 21 países desde donde se tomaron las muestras estadísticas, México tiene 131,325 huérfanos de padre o madre. Además, aunque los casos son mucho menores en todo el estudio, también es el país que, con 32 casos, es el mayor en doble orfandad, es decir, que murieron ambos padres.

No existen cifras oficiales acerca del número de huérfanos por COVID pero la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), estima que el 42% de las más de 216 mil muertes hasta abril, fueron de padres y madres de familia. 

El estudio de la revista médica incluye muertes “asociadas al COVID” que pueden no ser necesariamente impacto directo de la enfermedad o complicaciones derivadas de ella, lo que podría causar diferencias entre las estimaciones de la revista y otro conteos.

¿Y en México? ¡...Sin datos!

La falta de datos oficiales ha limitado la adopción y seguimiento de las políticas gubernamentales, a nivel local y federal, para la atención de los huérfanos.

En noviembre de 2020 el DIF Nacional y la Coordinación del Programa Becas para el Bienestar Benito Juárez firmaron un convenio de colaboración para apoyar a niños, niñas y adolescentes en situación de orfandad por Covid-19 con una beca mensual de 1,600 pesos, sin embargo, a la fecha no hay claridad de cuántos huérfanos son beneficiarios del programa.

En la Ciudad de México, las cifras oficiales del DIF Estatal señalaban que los huérfanos por COVID en la ciudad eran 3,157 pero este número solo contabiliza a aquellos que accedieron a la Beca Leona Vicario. 

En febrero de este año, el diputado federal Ricardo Flores Suáres presentó un punto de acuerdo al Congreso de la Unión para exhortar al SIPINNA para integrar un registro nacional de huérfanos, sin embargo, hasta la fecha no existe respuesta de la dependencia. 

En su conferencia matutina del 8 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que el DIF Nacional tiene un programa de apoyo económico a las víctimas del cuál próximamente se darán a conocer cifras de beneficiarios. 

La desigualdad aumenta riesgo de orfandad

Los autores del estudio señalan que los resultados obtenidos son la evidencia clara de la necesidad urgente de asegurar un acceso equitativo a las vacunas contra el coronavirus.

Las muertes por la enfermedad son más comunes en las economías emergentes, como Perú, México y Brasil, aumentando la vulnerabilidad de los niños de estos países de perder a sus padres.   

Perú es el país con la mayor tasa de orfandad de COVID en todo el estudio, pues 10 de cada 100 niños perdieron a su padre o madre, si bien en términos absolutos el país andino está por debajo de Brasil, la India y México, e incluso Estados Unidos.

No solo la poca disponibilidad de vacunas pone en riesgo a los padres, también la escasa posibilidad de esquemas de trabajo virtuales, en comparación con los países desarrollados, forzaron a los padres a exponerse a los contagios al salir de casa. Según la Encuesta sobre el Impacto Económico Generado por COVID-19 en las Empresas (ECOVID-IE) al principio de la crisis sanitaria sólo 12.2% de las empresas adoptaron esquemas de teletrabajo. 

Sin embargo, el grueso de la población en riesgo se encuentra entre los trabajadores del sector informal, que representa el 55.6% de toda la fuerza laboral del país, según la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE.)

La imposibilidad de realizar teletrabajo por el tipo de actividad económica que realizan, así como la carencia de seguridad social en caso de enfermar, aumentan la vulnerabilidad de muerte de los padres y, además, dejan indefensos a los hijos, quienes tampoco podrán acceder a una pensión por el estatus de su padres.