Políticas públicas

Austeridad impacta al IMSS, recortará 4 mil 218 mdp en 2019

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció recortes en servicios personales, gasto corriente y de ahorro que no impactarán en la compra de medicinas.

11-12-2018 10:58 Por : Arena Pública
Germán Martínez Cázares, Director General del IMSS desde el 3 de diciembre de 2018.
Germán Martínez Cázares, Director General del IMSS desde el 3 de diciembre de 2018.

¿Por qué es importante? El recorte anunciado por el IMSS podría ser una señal de los recortes que se aproximan en el Presupuesto de Egresos (PEF) 2019.

¿Qué sucedió? A través de un video difundido en redes sociales cerca de la media noche del 10 de diciembre, German Martínez, Director General del instituto, detalló que el Consejo Técnico del IMSS ajustó su gastó corriente para el presupuesto 2019 en el orden de 4 mil 218 millones de pesos. 

Explicó que este ajuste no compromete la compra de medicinas, el material de curación, la infraestructura, la conservación a los inmuebles y hospitales; y tampoco la contratación de personal médico.
 

El panorama general: La fecha límite para que la Secretaría de Hacienda entregue el Presupuesto de Egresos 2019 al Congreso es el 15 de diciembre. 

Se esperan recortes en varios rubros debido a la política de austeridad republicana y la necesidad del gobierno de obtener recursos para financiar diversos programas como el incremento en la pensión de adultos mayores, jóvenes construyendo el futuro y la reducción de impuestos en la zona fronteriza, entre otros.

Las cifras hablan: A pesar del recorte, el IMSS seguirá abarcando prácticamente la mitad del gasto programable en la función salud.

En 2018 su presupuesto fue de 277 mil 177 millones de pesos, el recorte implica una disminución del 1.5% del total. 

Llama la atención que entre enero y septiembre de 2018 la institución ha ejercido un gasto superior al programado, de acuerdo con sus informes estadísticos. Tal variación explica la institución se debe a:

Un mayor gasto en servicios de personal principalmente por el pago de finiquitos.

Materiales y suministros y servicios integrales por pagos de servicios devengados.

Servicios informáticos principalmente por pagos de servicios devengados de meses anteriores.

Prestaciones económicas principalmente por variaciones de las pensiones en los números de casos y sus costos unitarios.

Operaciones ajenas por el resultado neto de erogaciones recuperables que no presenta asignación de origen.

El factor más importante:  El costo de contratar deuda por parte del gobierno mexicano se disparó a niveles similares a los de la crisis de 2008. El bono a 10 años se encuentra en 9.05 y el de 30 años en 9.47.

Por lo anterior, todo indica que la prioridad del gobierno de Obrador será recortar antes que endeudarse.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estadísticas e Informes del Instituto Mexicano de Seguridad Social