Políticas públicas

Adopción de 5G será lenta y desigual en México ante falta de políticas públicas

Como en otras generaciones de tecnologías telecom, el 5G llegará antes a poblaciones de altos recursos y áreas urbanas y luego se extendería al resto.

05-05-2022 13:51 Por : Arena Pública
A nivel global, en 2027 se estima que las conexiones 5G sean más numerosas que las 4G (Foto: Pixabay)
A nivel global, en 2027 se estima que las conexiones 5G sean más numerosas que las 4G (Foto: Pixabay)

Aunque la adopción generalizada para consumo de la red 5G en México tomaría años, podría acelerarse con iniciativas de política pública, como está ocurriendo en China.

En una escala mundial se estima que el número de conexiones 5G tengan una cobertura del 65% de la población para el 2025, sirviendo potencialmente como la vía de transmisión para casi la mitad de los datos móviles utilizados ese año.

Sin embargo esa transición no será igual en todo el mundo. Mientras que en América del Norte y China más del 50% de las conexiones móviles estarán impulsadas por 5G, en Latinoamérica la cifra será de apenas 11% para 2025, de acuerdo con GSMA, una organización global que representa a operadores y organizaciones móviles. Y aunque México es reconocido como un potencial pionero en la adopción de esta tecnología, es poco probable que la población general pueda tener un acceso rápido y masivo a estas innovaciones.

“5G está en una primera etapa de despliegue y su despliegue incluso va más rápido que 4G. El problema es que tenemos que esperar las adopciones […]. En Occidente estamos esperando a que el mercado mande la adopción del 5G. Y en México, como el gobierno no tiene una visión de 5G, vamos a tener que esperar a que el mercado mande” qué tan rápido llegará a las masas, asegura Jorge Fernando Negrete, presidente del centro de información y análisis para asuntos telecom Digital Policy & Law (DPL) Group.

Desde un punto de vista económico, hay muchos desincentivos para que el 5G se convierta rápidamente en una inversión atractiva para el grueso de la población. El gasto promedio de un mexicano en la adquisición de un nuevo dispositivo móvil está muy por debajo de lo que cuesta un equipo de gama alta, donde ahora se está concentrando la compatibilidad con la red 5G.

También hay un temor que los altos precios del espectro radioeléctrico, así como los retrasos en la asignación del mismo, puedan crear una reticencia entre los consumidores a darle un uso regular a los planes de 5G, especialmente si se mantienen los formatos de contratación de servicios móviles que son más populares ahora.

“El 85% de las líneas móviles en México son de prepago […]. Si con los planes de 5G actuales te dan 15 GB, ¿realmente me voy a acabar esos datos viendo televisión o Netflix en línea, jugando? Probablemente no […]. En el internet que hay en tu casa, puedes estar todo el día usando tu conexión y no pasa nada. Con 5G no, tienes una limitante. Y como el 5G es más rápido, puedes acabarte esos datos más rápido […]. Hasta que no se igualen las ofertas comerciales” de internet fijo y móvil], probablemente no veremos estos casos de uso de consumo a gran escala, apunta Gonzalo Rojon, director de análisis en The Competitive Intelligence Unit (CIU)

Oportunidades perdidas en 5G

Muchos agentes de la industria no ven mal que sea el mercado el que defina qué tan rápido llegará el 5G al grueso de la población, pues ese fenómeno fue parte también de la adopción de anteriores tecnologías.

“4G es la tecnología que realmente estamos usando ahorita. Pero si tú te sales un poco de las ciudades, todavía puedes llegar a tener conexión 3G. Las nuevas redes se van a ir dando donde se vayan necesitando, donde se requiera mayor concentración de datos […], como grandes corporativos, donde hay grandes concentraciones de gente, donde hay mucha industria […]. Los consumidores de prepago no son ahora el objetivo del 5G. […] El consumidor de hoy de 5G es alguien que necesita muchos datos y conexión ultrarrápida. Un consumidor prepago no tiene esos requerimientos […]. Y lo mismo pasó con el 4G. El usuario prepago no usaba 4G, y con el tiempo fueron pasándose a esa tecnología”, afirma Catalina Irurita, vicepresidente de Marketing, Comunicaciones y Relaciones Institucionales de Ericsson para Latinoamérica.

En este mismo contexto, la especialista también cree que las tendencias que se han visto hasta ahora en la evolución del 5G auguran que las barreras actuales se desharán más rápido que antes.

“Uno de los grandes retos, no solo en México sino en toda América Latina, es el tema de asequibilidad de dispositivos […].Pero esos precios se van a ir bajando de precio a medida que la tecnología se vuelve mucho más popular […].Y el 5G es la tecnología con más rápida adopción en telecom. Cuando entraron el 3G, 4G, la gente tuvo que aprender a usar los datos, navegar con el celular de una manera distinta. Con 5G, la educación ya viene casi completa. Y su adopción se irá dando a medida que la población exige su conectividad”, agrega.

Pero en este proceso, podrían perderse oportunidades cruciales. De acuerdo con Jorge Negrete, “sin política pública que ayude a crear servicios 5G para el ciudadano de a pie, nos vamos a quedar sin innovaciones como una identidad digital que pueda usarse con tu INE, para tus transacciones en línea, que se pueda conectar al Internet de las Cosas (IoT) […]. O podrías crear teleconsultas con redes 5G para que no haya mexicano que no pueda recibir atención y consultas médicas, con expedientes móviles […]. El ciudadano normal se estaría perdiendo de niveles de bienestar digital”.

Y es que no sería necesario que el mercado dictara el camino a seguir en el desarrollo de 5G en un país. “China decidió que el 5G tiene que ser popular, masivo y para todo el mundo […]. Cree que así, todo el mundo va a aprender a usarlo, van a generar nuevos modelos de negocio, cadenas de valor, y van a volverse muy innovadores”, concluye el experto de DPL Group.