Negocios

El colapso de los precios petroleros deja 'sin respiro' a Pemex

El precio de la mezcla mexicana se hundió 71% en los últimos 30 días y alcanzó un precio similar al de su costo de producción. Ahora las calificadoras tienen la palabra.

19-03-2020 14:20 Por : Arena Pública
Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex, dijo en el aniversario 42 de la Expropiación Petrolera que la empresa estatal extrae crudo con costos muy bajos, como en el campo de Ixachi, Veracruz (Foto: Pemex)
Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex, dijo en el aniversario 42 de la Expropiación Petrolera que la empresa estatal extrae crudo con costos muy bajos, como en el campo de Ixachi, Veracruz (Foto: Pemex)

Ayer Pemex vendió su petróleo a 14.52 dólares por barril, el mismo día en que su director general daba a conocer que extraer un barril de crudo le cuesta 14.20 dólares a la petrolera.

"Es un barril a pérdida", dijo Gonzalo Monroy, un analista experto en asuntos petroleros, en referencia al desplome de precios que están sufriendo las ventas de Petróleos Mexicanos (Pemex). En los últimos 30 días el precio de la mezcla mexicana de exportación se hundió 71%, desde los 48.85 dólares por barril al que se vendió el 19 de febrero pasado.

El colapso de los precios internacionales del petróleo en los últimos días, ha llegado en el peor momento para la empresa productiva del Estado, bandera del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El empeño del presidente mexicano por reflotar a la petrolera del Estado recibió un golpe demoledor en estas dos últimas semanas. Las perspectivas de caídas prolongadas en la demanda petrolera mundial derivada de las afectaciones a la economía global por la pandemia del coronavirus (Covid-19) y la 'guerra' de precios desatada por Rusia y Arabia Saudita, desplomaron los precios del crudo a una velocidad histórica.

En los últimos 30 días el precio del marcador de referencia para las Américas, WTI -y referencia principal para el cálculo de la mezcla mexicana- se desplomó 62%, mientras que el Brent cayó 58%; hundiendo los precios a niveles de hace 18 años. Niveles de precios que -de mantenerse- cuestionan la estructura de costos de algunas grandes compañías petroleras. En un reporte dirigido a sus clientes el analista de SunTrust Robinson Humphrey, Neal Dingmann, citado por The Wall Street Journal, escribió que "no hay razón para perforar un pozo a 20 o 30 dólares en petróleo".

 

Costos crecientes y márgenes en extinción 

Pemex es una de esas petroleras que ha sido criticada por sus altos costos y por un endeudamiento que cuestiona su futuro. De acuerdo a los datos de la propia empresa, los costos de Pemex para producir un barril de petróleo se incrementaron de 4.9 a 14.2 dólares, en promedio, en poco más de una década (2009-2019), citó El Economista. El costo de 14.20 dólares por barril está muy cercano a los 14.52 dólares por barril de precio de venta que alcanzó este miércoles. Un precio mínimo que apenas cubre su costo de producción.

Pero para el director general de la petrolera del Estado, Octavio Romero Oropeza, Pemex es una de las empresas con menores costos de extracción que operan en el país, según lo dijo en su discurso por la celebración del 82 aniversario de la Expropiación Petrolera en su cuartel general en la Ciudad de México. Romero Oropeza dijo que Pemex extrae crudo de campos con costos muy bajos, de 4.8 dólares el barril, como los campos petroleros Ixachi, Teekit, y Mulach.

Sin embargo, diversos analistas piensan que el fuerte ciclo bajista de los precios petroleros afectará duramente a Pemex en este año. "Cuando sumemos todo y quede 'neteado', veremos una pérdida masiva en este trimestre, algo que nunca habíamos visto", dijo Monroy.

 

Caída ¿preanunciada?

Con este nuevo escenario, los ojos de las calificadoras de riesgos se han vuelto sobre Pemex. Desde junio del año pasado Moody's puso en perspectiva negativa la calificación soberana de México, y de la petrolera mexicana; mientras que en julio pasado Fitch redujo la calificación de Pemex a grado 'especulativo'. En su calendario original, Moody's debería dar a conocer la revisión de su calificación sobre la deuda de Pemex hacia julio próximo; doce meses después de la última revisión.

Sin embargo, a raíz de los graves efectos del coronavirus sobre la economía y la caída de los precios petroleros, los analistas de Moody's están llevando a cabo una revisión global de sus calificaciones, especialmente en aquellas emisiones de deuda con alta sensibilidad a la crisis reciente; como la de la estadounidense Occidental Petroleum a la que rebajó su calificación a grado 'basura'.

Una reducción similar para la deuda de Pemex sería devastadora para la empresa y el gobierno, en un contexto de muy pocos márgenes de maniobra en las finanzas públicas.