Negocios

Constructoras muestran optimismo moderado para el 4T22, pero esperan recesión y mayor inflación para 2023

La visión de las empresas constructoras sobre el futuro de los precios contrasta con las expectativas del mercado e instituciones, apunta un estudio de Bimsa Reports.

12-10-2022 18:55 Por : Arena Pública
Constructoras muestran optimismo moderado para el 4T22, pero esperan recesión y mayor inflación para 2023
Constructoras muestran optimismo moderado para el 4T22, pero esperan recesión y mayor inflación para 2023

Esta nota fue publicada primero en Smart Shot: Sector Construcción - Regístrate aquí

Las empresas constructoras en México ven con moderado optimismo el futuro, pero al mismo tiempo esperan una inflación superior al 8% en 2023 y una recesión económica. De acuerdo con un estudio de Bimsa Reports, empresa de investigación sobre la industria de la construcción en México, el 2022 ha sido un año ligeramente mejor para las empresas constructoras que el 2021 en cuanto al volumen de obra contratado, aunque la mejoría ha sido principalmente para las constructoras grandes y gigantes.

Entre enero y septiembre de 2022, el 36% de las 500 empresas constructoras encuestadas ha visto un aumento en el volumen de obra contratada, con respecto al mismo periodo del 2021; mientras que el 35% mencionó que se mantuvo igual y el 29% señaló que disminuyó. Según Bimsa Reports, las más beneficiadas han sido las constructoras grandes o gigantes, de las cuales el 77% reportó un aumento en la obra contratada. El dato contrasta con el 26% y 35% de las empresas medianas y micro-pequeñas, respectivamente.  De las 62 empresas medianas encuestadas, el 50% dijo que el volumen se mantuvo igual que el año pasado; mientras que el 31% de las micro y pequeñas constructoras vio una disminución en este año.

En la división por regiones, destaca que el 40% de las empresas en la región noroeste del país tuvo un aumento en el volumen de obra, seguido por el centro del país, con 38%. Por el contrario, el 35% de las empresas en el sureste reportaron que bajó el volumen de obra contratada en 2022.

Si bien el panorama para las constructoras medianas, pequeñas y micro no ha sido el más favorable, los empresarios de la construcción se mantienen con un ligero optimismo para el último trimestre del año.

En cuanto a las expectativas de las constructoras para el cierre del año, la mitad (48%) cree que el volumen de obra contratada se mantendrá sin cambios; mientras que el 42% cree que aumentará y el 10% considera que disminuirá. No obstante, 6 de cada 10 empresas medianas considera que el volumen de obra aumentará en los últimos meses del año y ninguna en este rubro cree que disminuirá.  Asimismo, prácticamente la mitad de las empresas pequeñas y micro (49%), y las empresas grandes y gigantes (48%), esperan que la situación se mantenga sin cambios.

“Lo que vemos en este tipo de encuestas es que siempre se piensa que las cosas van a estar un poquito mejor […] Es la percepción de la gente, es lo que nos reportan”, dijo César Ortega de la Roquette, presidente de Bimsa Reports, en conferencia. Y añadió que "los resultados nos permiten ver que tendemos a creer que las cosas no van a cambiar mucho con respecto al año pasado, pero cuando se plantea el escenario futuro, gana la postura optimista”. 

 

 

Con estos datos, la firma estima una caída de 3.75% de su Índice Bimsa de Confianza del Constructor respecto de su nivel observado en 2018, aunque aún se mantiene por encima del umbral de 50 puntos que determina el optimismo o pesimismo de los constructores. En este año, el índice se colocó en 53.8 puntos, mientras que a finales del 2018 se encontraba en 55.9 puntos. Según la empresa, el punto más bajo de este indicador fue a finales de 2016 con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, cuando alcanzó los 48 puntos.

 

Aumento de costos y falta de inversión, los riesgos para 2023

En cuanto a los riesgos, el 65% de las empresas encuestadas considera que el incremento de costos es el principal obstáculo para el desarrollo de obra. A este le sigue la falta de inversión (59%), la corrupción en los procesos (46%), escasez de financiamiento (40%), y problemas de liquidez (38%).

Por otra parte, 7 de cada 10 constructoras ve probable que el país enfrente una recesión para el próximo año y de estas el 26% cree que es muy probable que esto ocurra. Esta visión es principalmente respaldada por las empresas grandes y gigantes, ya que 2 de cada 3 empresas de este tamaño ve muy probable que ocurra una recesión.

Acerca de la inflación, el 46% considera que en 2023 seguirá al mismo ritmo, mientras que el 43% cree que aumentará aún más. Lo anterior contrasta con las expectativas del mercado y lo esperado por el Banco de México. Según la última encuesta Citibanamex, el consenso de los analistas esperan que la inflación llegue a 5.00% para el cierre de 2023. Banco de México espera que para el primer trimestre de 2023 la inflación se sitúe en 7.9%, para el segundo trimestre en 6%, y en 4.8% para el tercer trimestre.

 

Renta e inversión en maquinaria, estables

En cuanto a la renta de maquinaria pesada, el estudio señalas que "se percibe cierta estabilidad en lo que va del año". Una de cada dos constructoras considera que este rubro no ha sufrido mayores incrementos y permanecerá en un nivel similar por lo que resta del 2022.

En términos de inversión, 1 de cada 2 constructoras encuestadas afirma que se mantuvo igual que el año pasado y se tienen expectativas favorables. Según la firma de investigación, la expectativa de que la inversión en equipo aumente para el cierre del año es 15 puntos porcentuales mayor a lo reportado por las mismas empresas hasta septiembre del 2022. “Las empresas encuestadas esperan que el cierre del año sea un poco mejor que los tres trimestres anteriores”, apuntó de la Roquette.

Acerca de la contratación de mano de obra, la encuesta muestra que se ha mantenido en los mismos niveles que hace un año, y se espera que la misma tendencia continúe al cierre del año. Para finales de 2022, el 34% de las empresas esperan que la contratación aumente, en comparación con el 30% que registró aumentos entre enero y septiembre de este año.

 

Gasto en materiales también muestra tendencia a la baja

De acuerdo con un indicador interno de la firma, el gasto en materiales de las obras reportadas por Bimsa Reports muestra una tendencia descendente a partir del 2019. 

“Este es un indicador que construimos en Bimsa. Una de las unidades de nuestra empresa es investigar dónde se construyen obras en el país. Reportamos alrededor de 12 mil proyectos constructivos al año y hemos logrado hacer estimaciones de demanda de materiales que generarían las obras que nosotros reportamos. Es decir, cuánto se estaría invirtiendo en materiales en las obras que hemos estado reportando”, explicó César Ortega. 

Según las cifras de lo reportado por la firma, en 2019 se alcanzó el mayor gasto en materiales de los últimos cinco años, llegando a una cifra superior a los 201 mil millones de pesos (mdp). Sin embargo, la cifra disminuyó en 2020 a 169 mil mdp, y volvió a caer en 2021 a 146 mil mdp. Para 2022, Bimsa Reports estima un gasto en materiales de 135 mil mdp de la obra que reportan.

“La industria está en un momento de declive que ya ha durado varios años”, señaló el presidente de Bimsa Reports.

Esta nota fue publicada primero en Smart Shot: Sector Construcción - Regístrate aquí