Negocios

Cae Netflix 35% en bolsa y arrastra a otros servicios de streaming

Tras la salida del reporte trimestral de Netflix y su caída en bolsa, otras empresas del rubro también reportaron bajas en sus acciones.

20-04-2022 13:37 Por : Arena Pública
Cae Netflix 35% en bolsa y arrastra a otros servicios de streaming (Foto:Flickr)
Cae Netflix 35% en bolsa y arrastra a otros servicios de streaming (Foto:Flickr)

La sorpresiva caída de suscriptores revelada por Netflix en su último reporte trimestral ha sacudido a todo el sector del streaming, incluyendo a otras plataformas como Disney y Spotify.

En el reporte, la empresa declaró haber perdido 200 mil suscriptores, quedando muy por debajo de sus modestas predicciones de que añadiría 2.5 millones de suscriptores, y culpó a la inflación, a los consumidores que comparten su cuenta y a la creciente oferta de la competencia.

“El gran número de hogares que comparten cuentas, combinado con la competencia, está creando vientos en contra al alza de los ingresos”, dijo Netflix.

Recientemente, la firma de investigación de mercado Kantar reveló que un total de 1.51 millones de suscripciones de streaming en Reino Unido fueron canceladas para recortar gastos y afrontar las consecuencias de la inflación. Esto mismo, también ha ocurrido en otras regiones donde el poder adquisitivo de los consumidores ha disminuido. Aún así, la firma agregó que Netflix y el servicio Prime Video de Amazon eran los que tenían menos probabilidades de sufrir suscripciones canceladas de todas las principales compañías de streaming.

A pesar de que la plataforma más importante de srteaming anunció medidas para recuperar el crecimiento de nuevos suscriptores y sus ingresos, como el cobro por usuario extra e incluir publicidad en un plan de suscripciones más baratas, esto no impidió que sus acciones se desplomaran.

Los planes que planea Netflix a futuro no tendrán un "impacto notable" hasta 2024, que es "mucho tiempo para esperar”, escribió Nat Schindler de Bank of America, y agregó que “los inversionistas tardarán en creer que Netflix puede volver a crecer”.

La caída en bolsa del principal jugador del streaming y sus proyecciones también arrastró a otras plataformas. Al mediodía de este miércoles, las acciones de Disney caían 5% cotizando en 126 dólares la acción, Spotify disminuía 10% cotizando en 123 dólares por acción, Roku, lo hacía en 4.5%, Warner Bros Discovery Inc caía 5.5% en 23 dólares por acción, y Paramount caía 8.6%.

Por otro lado, las acciones de Amazon, que posee el servicio Prime Video, se mantienen estables. La segunda plataforma de streaming más importante después de Netflix, y que además se sustenta de otros servicios como el comercio en línea, los e-books y la nube, perdió sólo el 2.2% del valor de sus acciones, las cuales cotizan en 3.087 dólares por cada una. De la misma forma, Apple, que tiene el servicio Apple TV+, se mantenido estable con una mínima caída de 0.10%.

A diferencia de estas últimas empresas, Netflix nunca diversificó su cartera de negocios. El gigante de la transmisión se aferró durante años a su producto principal, invirtiendo únicamente en producción de películas, sin voltear a ver otros sectores.

"El creciente número de opciones de transmisión ha hecho que los consumidores sean más sensibles a los precios", señaló un artículo de The Wall Street Journal (TWSJ). Netflix se encuentra entre los pocos servicios de streaming que no ofrece una opción económica con publicidad o paquetes con servicios adicionales por el mismo precio. Esto se suma a la preocupación de los inversionistas sobre la reducción del gasto de los consumidores en bienes y servicios no esenciales.

"La gente pregunta '¿Esto vale la pena?'", dijo Ipek Ozkardeskaya, analista sénior de Swissquote Bank, a TWSJ. “A medida que aumentan los precios, el umbral de valor se eleva y eso empuja a las personas a cancelar [el servicio de streaming]”.

El escenario no luce optimista para Netflix. Se esperan pérdidas aún mayores, sobre todo ante la predicción de la misma empresa de perder dos millones de suscriptores en el trascurso del trimestre actual, y que llegarían incluso a borrar las ganancias alcanzadas durante sus máximos históricos que sacaron provecho del confinamiento.