Google Assistant acompañará a las bocinas inteligentes de Sonos

La reciente entrada de la compañía a Nasdaq la coloca frente a otros gigantes de la tecnología como Amazon, Apple y Google.

03-08-2018 18:26 Por : Arena Pública
Horas después de que Sonos abriera en Nasdaq, sus acciones incrementaron 25% en un valor de 16 a 25 dólares.
Horas después de que Sonos abriera en Nasdaq, sus acciones incrementaron 25% en un valor de 16 a 25 dólares.

"Mantén cerca a tus amigos, pero más cerca a tus enemigos". 

Con la oferta pública de Sonos que se anunció este jueves pasado en Nasdaq, la compañía estadounidense de bocinas inteligentes se enfrenta a otras gigantes tecnológicas como Amazon, Apple y Google. 

El riesgo que Sonos corre se efectuaría si algunas de éstas retirara sus servicios para desarrollar sus propias bocinas inteligentes. En el caso de que Amazon decidiera quitar a Sonos del privilegio que goza con la integración de Alexa en sus dispositivos, se verían a muchos consumidores irse por otras opciones de sistemas de sonido. 

Sin embargo, Patrick Spence, CEO de Sonos, dijo en entrevista con The Verge que confía en que Amazon y otras compañías optarán por continuar con sus productos y que podrán encontrar un beneficio mutuo que disfrutar. 

La integración de Google Assistant al sistema de la compañía es algo que se ha rumorado desde el año pasado y Spence afirmó que es algo que se podría concretar para finales de este año. 

"Estamos trabajando tan duro como podemos y también lo está Google para prepararlo para ese momento [31 de diciembre]", dijo en la entrevista. 

Sonos también ansía entrar a los mercados asiáticos, evaluando la situación con China mientras produce allá sus productos. Otras opciones consisten en generar presencia en India y Japón, que muestran un gran interés por adquirir bocinas inteligentes.

Para impactar en el continente asiático, la empresa buscará asociarse con otras compañías tecnológicas que desarrollen programas de comandos de voz como Tencent y Baidu. 

De esta manera, Sonos planea mantener sus alianzas con los sistemas de comando de voz que otorgan sus rivales más feroces en la bolsa de valores.