Moda

La alarmante realidad en los probadores de maquillaje: Sephora, Mac y The Body Shop

Entrar a una tienda departamental de maquillaje puede resultar sinónimo de contraer una grave infección.

05-02-2019 08:00 Por : Arena Pública
Makeup foundation (foto: Flickr)
Makeup foundation (foto: Flickr)

Utilizar un probador de maquillaje en una tienda puede causarle más problemas de lo que se imagina.

“Testers” o “probadores”, son productos abiertos de cosméticos que los clientes utilizan para probar el color, la consistencia y demás características de un labial, una sombra, un rímel o un rubor.

De hecho son muy populares en las tiendas especializadas que se dedican a la venta de estos productos de belleza; pero si bien probarlos podría garantizar que el cliente se decida a comprarlos... ¿qué sucede realmente cuándo se utiliza un tester?

Una investigación periodística realizada por CBC news, un noticiero canadiense y producido por Nelisha Vellani, mostró que la realidad es más cruda de lo que se podría imaginar.

Los investigadores entraron a las tiendas más populares del mercado para observar lo que se oculta tras estos productos. Sephora, Mac y The Body Shop, fueron solo algunas de las marcas elegidas.

 

Mac Cosmetics (foto: Shop Beauty)

Se entrevistaron a varias mujeres sobre el uso que le dan a los productos testers. Las entrevistadas confesaron que, en efecto, los utilizan directamente en su rostro.

Si prueban un lipstick lo utilizan en los labios, si desean un rímel será puesto en las pestañas y lo devolverán al aparador de los 'testers'. Luego, llegará otra interesada y hará el mismo proceso con el mismo producto, las entrevistadas también confesaron que confían en las medidas de higiene que toman las tiendas para prevenir posibles infecciones.

Durante el estudio, una mujer con cámara oculta ingresó a las tiendas para ver cómo funcionaba la dinámica con los testers. Las propias vendedoras le respondieron: “No deberían utilizar el producto directamente en el rostro o lugar correspondiente, pero muchas clientas lo hacen”.

Y respecto al uso que se le dan, ¿cuáles son las medidas higiénicas que toman las tiendas? Éstas fueron las respuestas:

En Sephora: “Se limpia periódicamente el producto, pero si otra clienta quiere usarlo, lo usa y se intenta limpiar de nuevo”.

En Mac: “Si ves que lo usan, bueno vas y lo limpias”.

En The Body shop: “Esto específicamente no se limpia nunca”.

Mientras que en otras tiendas investigadas simplemente respondieron: “Realmente no hay manera de limpiar un probador de lipstick ¿cómo podría limpiarlo? Se mete y se saca. No puedo”.

 

A child reportedly destroyed over $1,000 of makeup at Sephora (Foto: Insider)

En teoría las tiendas capacitan a sus vendedoras a limpiar los probadores; sin embargo, ellas confiesan que en la práctica es imposible debido a que son tiendas muy grandes que reciben una gran cantidad de clientes, por lo que es imposible registrar todo el tiempo lo que hacen cada una de ellas o el uso que le dan a los testers.

La investigación periodística también incluyó la toma de muestras de los 'testers' o probadores encontrados para analizarlos en un laboratorio y conocer la realidad. Los resultados de laboratorio no dejan dudas:

En Sephora: 8 de 15 productos presentaron estafilococo y 5 de 15, moho y levaduras.

En Mac: 3 de 15 productos presentaron estafilococo y 4 de 15, levaduras encontradas conmunmente en baños.

En The Body Shop: 7 de 15 productos presentaron estafilococo y 4 de 15 moho y levaduras.

El estafilococo es una bacteria que produce infecciones como foliculitos, los forúculos, el impétigo y celulitis. Mientras que la levadura de moho son dos tipos de hongos que pueden causar reacciones alérgicas.

Uno de los problemas detectados es el tiempo de uso de los testers y que por razones de costos, pueden permanecer allí hasta 3 o 4 años. Si bien las tiendas ponen a disposición de los clientes toallitas húmedas, gel sanitizante, o alcohol para retirar los productos probados, éstos artículos de higiene únicamente matan algunas bacterias, no virus ni hogos.

Así que la recomendación para utilizar los probadores es colocarlos solo en la parte externa de las manos (como lo muestra la imagen) o si es posible, abstenerse. Aún así, siempre es recomendable lavarse bien las manos.

 

Keep it clean (foto: Megastyle)

Más información: Makeup: The dirty truth about testers (Marketplace)