Moda

Fashion Revolution, la moda contra la explotación y desigualdad en la industria textil

No todo es glamour y tendencias en la industria textil, existe un trasfondo oculto que es necesario conocer.

18-01-2019 11:00 Por : Arena Pública
Fashion Revolution
Fashion Revolution

Desigualdad, malas condiciones de trabajo y explotación son sólo algunas de las características que actualmente se viven en la industria textil y que es urgente modificar.

La llegada de la temporada primavera-verano es sinónimo para muchas personas de hacer un cambio radical en la vestimenta y desechar prendas de la temporada anterior. La fugacidad con la que pasan de moda las prendas y la facilidad de adquirir nuevas es una realidad muy común, pero ¿qué hay detrás de algo que se concibe tan inofensivo?

En abril de 2013 hubo un terrible accidente, el edificio en Rana Plaza en Dhacca Blangadesh -en donde se encontraban varias fábricas textiles- se derrumbó y trajo como consecuencia la muerte de 1138 personas donde el 90% de trabajadoras eran mujeres; en ese momento nace la campaña llamada Fashion Revolution, fundada por la diseñadora de moda y emprendedora social Carry Somers.

Esta campaña tiene una pregunta fundamental:  ¿Quién hizo mi ropa?

Who made my clothes? (foto:fashion revolution)

Orsola de Castro, co-fundadora de la campaña, piensa que como consumidores tienen el derecho a saber si lo que colocan sobre su cuerpo está hecho bajo circunstancias de dignidad y no de miseria como lo que ocurría en Blangladesh, he ahí la clave de la pregunta.

Un estudio realizado por Oxfam encontró que al CEO (Chief Executive Officer o director ejecutivo en español) de una de las top 5 firmas globales de moda le tomó sólo cuatro días ganar lo que una trabajadora en Bangladesh ganaría en toda su vida, mientras que en Estados Unidos le lleva un día de trabajo a un CEO ganar lo que un trabajador ordinario estaría recibiendo en un año.

La desigualdad es impresionante en la industria textil, sin embargo hay muchas marcas que ya están invirtiendo para tener mejoras en esta situación, tales como H&M, Zara, Puma, Gap, entre otras.

lovenotlandfill (foto: @LoveNotLandfill)

Aparte de la decadente situación laboral de muchos trabajadores, otro problema que se enfrenta actualmente es la producción global de la industria textil, y es que ésta ha aumentado más del doble desde el año 2000 y más de 15 millones de montones de desperdicios textiles es generado en un año sólo en Estados Unidos.

A esa cifra se suma que cada vez se consume más ropa y posteriormente se desecha, lo que significa una gran cantidad de desperdicio que a la fecha no puede ser reutilizada o reciclada debido a la poca tecnología que existe para ello.

Fashion revolution ha intentado ser lo más inclusiva posible, e invita a apoyar la campaña haciéndose una selfie usando la ropa al revés y escribir los hashtags #Quienhizomiropa #WhoMadeMyClothes seguido de las marcas cuestionadas y compartiéndola en las redes sociales, o imprimir los carteles disponibles en la web y colocarlos en tu propia tienda.

La propuesta realizada no invita a que se deje de consumir ropa en su totalidad, simplemente busca concientizar a las personas respecto a lo que significa el consumismo masivo en el mundo de la moda y reconsiderar si es en verdad necesario, así como replantearse y no dar menor importancia al trasfondo existente en la producción de las prendas que se utilizan a diario.

 

MÁS INFORMACIÓN: Fashion Revolution

MÁS INFORMACIÓN: Who Made My Clothes? The People Bringing Transparency To The Fashion Industry