Finanzas

Se desploma el crecimiento del crédito bancario a las empresas a niveles de la crisis de 2009

De crecer a tasas del 7.9% y 6.4% anual real en 2017 y 2018, el saldo del crédito de la banca comercial a las empresas solo creció alrededor de 1% a finales del año pasado.

22-01-2020 10:05 Por : Arena Pública
El menor dinamismo del crédito bancario a empresas se explica por la contracción de la inversión fija bruta y por el estancamiento inicial y posterior contracción de la actividad económica, señala un reporte de BBVA
El menor dinamismo del crédito bancario a empresas se explica por la contracción de la inversión fija bruta y por el estancamiento inicial y posterior contracción de la actividad económica, señala un reporte de BBVA

Ante el estancamiento económico, las empresas prácticamente dejaron de solicitar créditos bancarios.

En octubre y noviembre el saldo de los créditos que otorga la banca comercial a las empresas creció 1.0% y 1.3% -en comparación anual real- respectivamente; las menores tasas de crecimiento reales vistas desde la crisis de 2009.

La desaceleración en el ritmo de crecimiento del crédito bancario a las empresas no financieras se profundizó este año. Durante varios meses de 2017 y 2018 el saldo creció a doble dígito en términos reales y para diciembre de ambos años, el crecimiento reportado fue de 7.9% y 6.4%, respectivamente. Sin embargo en 2019 la desaceleración del crecimiento del crédito a empresas fue evidente, particularmente en el segundo semestre del año pasado.

"El menor dinamismo del crédito bancario a empresas se explica por la contracción de la inversión fija bruta y por el estancamiento inicial y posterior contracción de la actividad económica", dicen Iván Martínez Urquijo, Javier Morales y Mariana A. Torán, analistas de BBVA, en un reporte publicado recientemente.

La contracción de la inversión es "un indicador de la escasez de oportunidades de nuevos proyectos de inversión rentables" mientras que el estancamiento de la actividad económica revela los nulos incentivos "para realizar inversiones en proyectos de maduración de largo plazo dado que las perspectivas de corto plazo indican que el ingreso y, por tanto, los flujos de recursos disponibles no aumentarán en este horizonte", señala el reporte.

En ese sentido, solo volverá el crecimiento del crédito bancario a las empresas cuando el entorno macro vuelva a ser favorable para la actividad económica, explican.

Si bien la mayor parte de las empresas en México (56.7%) se financian con recursos provenientes de entidades no bancarias (financiamiento del exterior, proveedores, emisiones de deuda, empresas no financieras vía tarjeta, Infonavit, Fovissste), el saldo del crédito que conceden los bancos -comerciales y de desarrollo- a las empresas representa el 36.2% del PIB; un porcentaje considerable si se toma en cuenta que el crédito bancario total alcanzó el 50.4% del PIB al tercer trimestre de 2019.

Visto desde la banca comercial, el crédito otorgado a las empresas representa el 56.1% del saldo total del crédito; un peso significativo para el negocio bancario.

La fuerte desaceleración del crédito bancario visto en el segundo semestre de 2019 se resintió en las empresas de mayor tamaño. El saldo del crédito de la banca comercial a las grandes empresas cayó de una tasa de crecimiento anual de 14.1% real en 2018, a 1.9% real en octubre y noviembre de 2019. Mientras que el crédito otorgado a las PYMES ya venía resintiendo tasas negativas de crecimiento en los últimos años; y entre julio y noviembre de 2019 no fue la excepción al registrar una contracción de (-)4.6% en su saldo.