Finanzas

La 'guerra' petrolera que desató el 'lunes negro' en los mercados globales

Las bolsas del mundo se desplomaron -en su mayor golpe desde la crisis financiera de 2008- por la caída libre de los precios petroleros y los crecientes temores recesivos.

09-03-2020 19:30 Por : Arena Pública
La mezcla mexicana de exportación -estimada por Pemex- cayó a 24.43 dólares por barril este lunes, derrumbándose 31.7%.
La mezcla mexicana de exportación -estimada por Pemex- cayó a 24.43 dólares por barril este lunes, derrumbándose 31.7%.

La burbuja explotó. El ciclo alcista del mercado accionario estadounidense terminó, después de 11 años, con dramáticas caídas en los índices de las bolsas de todo el mundo.

El índice Dow Jones Industrial Average (DJI) se hundió (-)7.79% en su mayor caída desde aquel fatídico 15 de octubre de 2008 cuando quebró el banco de inversión Lehman Brothers iniciando la mayor crisis financiera de este siglo. Mientras tanto, el S&P500 vio un descalabro de (-)7.60%, también su mayor caída para una sesión desde 2008.

El mercado accionario mexicano solo siguió la tendencia. El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores cayó 6.42% este lunes, a 38,730.55 puntos, resultado de las importantes pérdidas en prácticamente todas las acciones del índice. Esta fuerte caída se sumó a las registradas el jueves (-2.44%) y viernes (-2.26%), por lo que el índice perdió 4,674.2 puntos en las últimas tres sesiones (-10.8%) 

Las bolsas de los principales mercados bursátiles de América Latina también vieron caídas históricas. El índice Bovespa de la bolsa de Sao Paulo se hundió (-)12.17%, en su peor sesión en poco más de 21 años (oct,1998), arrastrada por el desplome de (-)31% en el precio de las acciones de la petrolera Petrobrás. Mientras que el índice Merval de la bolsa de Buenos Aires cayó (-)13.75% en un lunes negro en el que el riesgo país alcanzó los 2,790 puntos, el más elevado de los últimos 15 años.

El índice general de la Bolsa de Lima cayó (-)5.26% con descensos generalizados en las acciones del sector minero (-)7.85%, mientras que el principal indicador de la Bolsa de Santiago (S&P IPSA) cayó (-)4.58%.

Horas antes, las principales bolsas europeas habían cerrado con fuertes caídas: (-)7.65% el FTSE100 de Londres, (-)7.94% el DAX de Fráncfort, (-)8.39% el CAC40 de la Bolsa de París, y (-)7.96 el IBEX de la Bolsa de Madrid.

El "lunes negro" para las bolsas del mundo era esperado después de que los precios petroleros se derrumbaron el domingo al mediodía cuando el cártel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), encabezado por Arabia Saudita, rompió sus conversaciones con Rusia.

Inmediatamente Arabia Saudita dió a conocer su decisión de iniciar una guerra de precios, aumentando su producción de crudo, provocando la mayor caída de los precios petroleros en un día desde la Guerra del Golfo, a principios de los años noventa. Inmediatemente el precio del West Texas Intermediate (WTI) -el petróleo de referencia para América- cayó a 27.71 dólares por barril.

"Siempre se supuso que cuando el precio del petróleo se derrumba, el mundo se convertirá en un lugar más oscuro, ya sea impulsado por el lado de la demanda o del lado de la oferta", le dijo Gregory Perdon, codirector de inversiones de los banqueros privados Arbuthnot Latham, al diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ).

 

El porqué de la guerra de precios del petróleo

La decisión de Arabia Saudita del fin de semana es producto de una larga lucha por el liderazgo del mercado en momentos en que la desaceleración económica provocada por el coronavirus amenaza los precios de los hidrocarburos.

El diario británico Financial Times dijo -citando a analistas- que la decisión de Arabia Saudita "fue un intento de castigar a Rusia por abandonar la llamada alianza OPEP+.  ...La medida demostró que Riad estaba dispuesta a enfrentarse abiertamente con Rusia y otros productores de mayor costo", publicó el diario financiero.

“Hubo un consenso entre la OPEP (para reducir la producción). Rusia se opuso y dijo que desde el 1 de abril todos pueden producir lo que quieran. Entonces, el reino también está ejerciendo su derecho ”, dijo una persona familiarizada con la política petrolera saudita citada por el FT, que agrega, "bajo Mohammed bin Salman, príncipe heredero, el reino se ha ganado una reputación de movimientos arriesgados e impredecibles cuando ha sentido la necesidad de afirmarse".

Para el gobierno ruso, que encabeza Vladimir Putin, el recorte a la producción petrolera, sugerido por Arabia Saudita, es darle un salvoconducto a la poderosa industria del esquisto de Estados Unidos (EU), que ha convertido al país de las barras y las estrellas en el mayor productor mundial de petróleo, incluso a expensas de Rusia. El gobierno de Putin está enfurecido con Trump por las sanciones que ha impuesto, recientemente, a las compañías petroleras rusas; así, Putin ve en esta coyuntura una oportunidad para dar un golpe a la industria del esquisto de EU.

"El volumen total de petróleo que se redujo como resultado de la extensión reiterada del acuerdo OPEP+ fue reemplazado completa y rápidamente en el mercado mundial por el petróleo de esquisto estadounidense", dijo el domingo un portavoz de Rosneft (la petrolera estatal rusa)", citado por el FT. 

"El enfoque de Arabia Saudita para un  posible acuerdo con Rusia fue una demanda de "tómalo o déjalo" para unirte a ellos en la reducción de 1.5 millones de barriles adicionales por día, llevando los recortes totales a 3.6 mb/d, aproximadamente el 4% del suministro global . Se cree que eso ha irritado a Moscú, que no se ve como un socio menor", dice el diario británico.

 

Shock de demanda petrolera

El gigante petrolero saudí, Aramco, decidió reducir sus precios de venta oficiales desencadenando la caída del precio, colocándolo en su nivel más bajo en cuatro años, en momentos en que el coronavirus ha reducido sensiblemente la actividad económica en decenas de economías y los bancos centrales implementan recortes de tasas de emergencia para contener las caídas en el crecimiento. En esa coyuntura, el mercado petrolero sufrió en las últimas semanas un shock de demanda.

La Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) dijo este lunes -en su Reporte del Mercado Petrolero, Marzo 2020- que la demanda mundial de petróleo se redujo en 2.5 millones de barriles diarios en el primer trimestre del año y China representó 1.8 millones de ese monto.

La IEA recortó sus pronósticos de demanda de petróleo, señalando que la demanda global caerá este año por primera vez desde 2009. "La incertidumbre extraordinaria [está] nublando las perspectivas inmediatas para el mercado mundial del petróleo, tanto en el lado de la demanda como en el de la oferta", dijo la organización con sede en París, citado por el diario WSJ.

"El pronóstico para el mercado petrolero es aún más grave que en noviembre de 2014", le dijo Damien Courvalin, jefe de investigación energética de Goldman Sachs, al WSJ. "Esta vez la economía mundial está en una posición más débil debido al brote de coronavirus. Goldman Sachs recortó sus pronósticos de precios del Brent para el segundo y tercer trimestre de 2020 a 30 dólares por barril. Algunos analistas sugieren que el petróleo podría caer por debajo de 20 dólares por barril", se lee en el WSJ.

 

Impacto petrolero en los mercados financieros

El desplome de los precios del crudo se sumó a dos semanas de fuerte inestabilidad en los mercados accionarios y crediticios del mundo con unos inversionistas preocupados por el estancamiento de la economía. Pero también agravó los riesgos para el horizonte fiscal y presupuestal de algunas deudas soberanas, así como aumentó los riesgos para las compañías energéticas altamente endeudas, así como para otras compañías dependientes de los mercados de crédito cada vez más estrechos.

"El temor hoy es sobre una recesión global", dijo Thomas Hayes, presidente de Great Hill Capital, una firma de gestión de fondos de cobertura con sede en Nueva York, al WSJ. 

"Si Rusia no vuelve a la mesa pronto, los inversores temen que el riesgo de incumplimiento y la ampliación de los diferenciales de crédito conduzca a un crédito más estricto e incluso a una recesión", dijo Hayes citado por el diario.

Los bonos del Tesoro de EU han sido un refugio para los asustados capitales, llevando la tasa de rendimiento del bono referencial a 10 años a niveles mínimos de 0.501% este lunes; mientras que el bono a 30 años vió caer su rendimiento a 0.938%, un nivel mínimo histórico.

La caída de los precios petroleros también impactó las divisas en todo el mundo provocando una fuga de inversionistas en monedas emergentes líquidas -como el peso mexicano- o ligadas a productos básicos -'commodities'- como el rublo ruso. El peso mexicano se depreció 9.3% frente al dólar el fin de semana, aunque a esta hora ha recuperado una gran parte de esa pérdida.

 

¿Hasta dónde caerán los precios?

Las esperanzas de que el precio del petróleo se recupera a corto plazo está en relación con el éxito de detener el coronavirus. Pero dado que existe una alta posibilidad de que el coronavirus se convierta en una pandemia global las perspectivas de corto plazo para el crudo, parecen sombrías, dice el Financial Times.

"Este nuevo enfoque saudí solo endurecerá la posición de Rusia", le dijo Amrita Sen, analista jefe de petróleo de Energy Aspect, al diario británico. 

"Si los precios muy bajos persisten, otros productores de petróleo eventualmente se verán obligados a reducir los planes de expansión o su producción podría caer debido a la falta de inversión. Pero eso podría llevar mucho tiempo y se pronostica que el crecimiento de la demanda de petróleo disminuirá en la segunda mitad de la década. Apostar por una recuperación rápida de los precios parece prematuro", dice la nota del diario británico.