Finanzas

En 9 años reformas fiscales subieron impuestos, engordaron al gobierno y empobrecieron los salarios

La cuota de impuestos sobre el ingreso laboral creció 5.4 puntos porcentuales en México entre 2008 y 2017, el mayor incremento entre los 35 países que integran la OCDE

05-10-2018 08:00 Por : Arena Pública
La cuota de impuestos sobre el ingreso laboral creció 5.4 puntos porcentuales en México entre 2008 y 2017, el mayor incremento de la OCDE.
La cuota de impuestos sobre el ingreso laboral creció 5.4 puntos porcentuales en México entre 2008 y 2017, el mayor incremento de la OCDE.

La promesa fue que el fisco necesitaba más recursos para generar mayor bienestar.

Pero ello no ocurrió en los últimos 9 años. Las reformas fiscales que se implementaron aumentaron la recaudación, pero castigaron los ingresos de los trabajadores y los beneficios de una política fiscal redistributiva no se hicieron notar.

La cuota de impuestos sobre el ingreso laboral creció 5.4 puntos porcentuales en México entre 2008 y 2017, el mayor incremento entre los 35 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), seguido de Irlanda con 5 puntos y Portugal con 4.4.

A contracorriente del promedio de crecimiento de la OCDE, que prácticamente se estancó con un nulo avance de 0.1%, pues en 18 países -poco más de la mitad- el indicador disminuyó y en los restantes 17 se incrementó en promedio dos puntos porcentuales, menos de la mitad que en México.

La también llamada brecha fiscal mide los impuestos y contribuciones a la seguridad social que pagan el patrón y el empleado para sostener una plaza, menos lo que recibe el trabajador por esas contribuciones. Entre más grande es la brecha menos son los recursos destinados al salario real de un trabajador.

Fuente: OCDE.

 

En 2008, la brecha fiscal en México era de 15%, si el salario real de una plaza eran 10 mil pesos –por ejemplo- patrón y empleado pagaban mil 500 pesos más en impuestos y contribuciones a la seguridad social, es decir, sostener esa plaza costaba 11 mil 500 pesos.

Para 2017 la brecha se incrementó a 20.4%; bajo la misma comparación, 2 mil 040 pesos se destinaron a pagar contribuciones e impuestos, es decir, la plaza costó 12 mil 040 pesos en total, 540 más que hace nueve años.

El Impuesto sobre la Renta (ISR) y las contribuciones a la seguridad social que erogan los patrones representan 94% de la brecha fiscal total en México. A lo largo de nueve años, los gobernantes, con la aprobación del Congreso, han contribuido a que patrones y trabajadores gasten más en ambos conceptos. Algunos de los cambios más relevantes se implementaron en 2010 y 2014.

De 2010 a 2012 la administración de Felipe Calderón incrementó en dos puntos porcentuales la tasa de ISR para todos los contribuyentes para un total de 30%, desde un 28% anterior.

Los trabajadores con salarios superiores a 7 mil 300 pesos mensuales fueron quienes más resintieron el cambio, pues pagaron entre 7% y 8% más de ISR de acuerdo con Sara Barajas, entonces coordinadora del área fiscal del ITESM en la Ciudad de México.

 

Te puede interesar: Menos empleo y más depreciación del peso, así afectará reforma fiscal de EU a México, 29 de diciembre de 2017.

 

2011 fue el año en que más se incrementó la cuota de impuestos sobre el ingreso laboral para el periodo 2000-2017, con un salto descomunal de 2.7 puntos porcentuales respecto del año anterior, a partir de entonces y hasta la fecha, la disparidad no ha cesado de crecer luego de haberse mantenido relativamente estable entre 2004 y 2009.

En 2014, por decreto del presidente Enrique Peña se restringió a los patrones la deducción de ISR a entre 47% y 53% del pago a las contribuciones de seguridad social como cuotas al IMSS e Infonavit para los trabajadores, desde un 100% anterior.

Con la resolución. los patrones aumentaron su gasto en nómina entre 5% y 8%, de acuerdo con Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). La reforma de 2014 también limitó las deducciones personales de ISR de 100% a 10% de los ingresos anuales.

Fuente: SHCP.

 

Los cambios fiscales golpearon el salario real de los trabajadores a cambio de incrementar el erario. En 2008, la recaudación de ISR representaba casi 20% de los ingresos totales del sector público. Para 2017, el 32%.

Incluso el ISR superó a los ingresos petroleros que representaron el 17% de los ingresos totales en 2017, pero antes de 2013 –y por décadas- habían representado poco más de la tercera parte de los ingresos públicos.

No obstante que México fue el país que registró el mayor crecimiento de la brecha fiscal en nueve años, aún se ubica muy por debajo del promedio de la OCDE que es 36%, aunque tiene la brecha más alta de América Latina y es el único del continente que grava directamente el ingreso de los trabajadores.

 

MÁS INFORMACIÓN: Taxing wages, comparative tables, OCDE, consultado el 3 de octubre de 2018.

MÁS INFORMACIÓN: Brecha fiscal en México, OCDE, 2018. (En inglés)