Finanzas

¿Dónde están los dueños de los bancos que desaparecieron con el Fobaproa?

Muchos de los responsables de los bancos regresaron a sus negocios previos, otros iniciaron nuevos negocios y algunos se mantienen al margen.

15-11-2018 08:22 Por : Arena Pública
Cuando estalló la crisis de 1995, las tasas de interés se dispararon a más del 100% y volvieron impagables los créditos; el gobierno federal acudió en ayuda de la banca.
Cuando estalló la crisis de 1995, las tasas de interés se dispararon a más del 100% y volvieron impagables los créditos; el gobierno federal acudió en ayuda de la banca.

Cuando estalló la crisis de 1995 las tasas de interés se dispararon a más de 100% y volvieron impagables los créditos hipotecarios y al consumo. Los índices de morosidad se catapultaron provocando una insolvencia que dejó a la banca al borde de la quiebra.

Entonces, el gobierno federal acudió al rescate de los banqueros y de los ahorradores con recursos públicos: compró la cartera vencida de los bancos a través de pagarés del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), mismo que desde 1999 se asumió como deuda pública. 

La mala administración de los bancos estatales y la adjudicación de éstos entre 1991 y 1992 a empresarios con poca o nula experiencia en el sector financiero por parte de la Secretaria de Hacienda, fue uno de los motivos que llevó a la "fiesta bancaria" que se transformó en crisis y desapareció a más de una decena de bancos, pero no a sus dueños. 

Muchos de los accionistas de los bancos regresaron a sus negocios previos, otros iniciaron nuevos negocios, los menos se convirtieron por un tiempo en prófugos de la justicia.  

 

Promex - Este banco fue adquirido por Grupo Finamex de Eduardo Carrillo Díaz y José Méndez Fabre, José Guarneros Tovar y Mauricio López Velazco, quienes se comprometieron a pagar mil 74 millones de nuevos pesos como parte del paquete de adjudicación. 

Eduardo Carrillo Díaz es presidente y directo de Casa de Bolsa Finamex, mientras que Mauricio López es miembro del consejo de la misma. 

José Méndez Fabre es presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB) y participa en la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), es miembro del International Council of Securities Associations (ICSA) y Consejero invitado de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Banco del Atlántico - Fue adquirido en 1992 por Grupo Bursátil Mexicano (GBM), representado por Alfonso de Garay Gutiérrez y Jorge Rojas Mota, que ofrecieron 5.3 veces el valor en libros del banco, sumando mil 469 millones de nuevos pesos. 

De Garay Gutiérrez y Rojas Mota continúan como consejeros propietarios de GBM. 

Comermex – Fue adjudicado al grupo Inverlat presidido por Agustín F. Legorreta en una operación que fue declarada por la Secretaría de Hacienda como empate. Legorreta fue anteriormente presidente del Banco Nacional de México (Banamex) hasta la estatización de la banca, presidente del Consejo Coordinador Empresarial y del Consejo de Hombres Mexicanos de Negocios. Ha sido consejero de Actinver.

Serfín – En 1992 Adrián Sada González y Gastón Luken Aguilar ganaron la subasta por el banco que ocupaba el tercer lugar por el monto de sus activos y que, posteriormente, fuera adquirido por banco Santander. 

Adrián Sada es actualmente presidente del Consejo de Administración de Vitro del que ha sido miembro desde 1984, también es Miembro de los Consejos de Administración de Alfa, Gruma, Cydsa, Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN) y Grupo de Industriales de Nuevo León.

Gastón Luken Aguilar preside GE Capital México (filial mexicana de General Electric) y de Próxima y Próxima Gas (desarrollo e inversión en infraestructura); y es vicepresidente de Pronatura.

Banoro - Adjudicado a Rodolfo Esquer Lugo, Fernando Obregón González y Juan A. Beltrán López, quienes pagaron mil 137 millones de nuevos pesos. 

Rodolfo fue accionista de la misma institución antes de que la banca fuera estatizada en 1982 por el presidente López Portillo. 

Bancrecer – Fue adjudicado a Roberto Alcántara Rojas y Carlos Mendoza por 425 mil 131 millones de pesos, lo que era 2.53 veces su valor en libros. Al no sobrevivir a la crisis económica fue adquirido por el Fobaproa.

Roberto Alcántara es el presidente del consejo de administración de Grupo IAMSA, una de las mayores empresas de transporte foráneo del país en la que destacan las marcas ETN, Costa Line y la aerolínea Viva Aerobús. También es accionista del español Grupo Prisa, editor de El País.

Banco de Oriente – Los regiomontanos Marcelo y Ricardo Margáin Berlanga, de Grupo Financiero Margen, encabezaron la compra en agosto de 1991. En aquel momento el pago por la institución fue de 223.22 millones de nuevos pesos, 4 veces su valor en libros. El banco fue intervenido por la CNBV en 1995, de acuerdo con el dictamen sobre el proceso de desincorporación. 

Demandados en Puebla por accionistas del banco y por el empresario Kamel Nacif por incumplimiento de pago, los hermanos Margaín Berlanga estuvieron prófugos. En 2005 el gobierno federal revocó la autorización a Grupo Financiero Margen. Constantemente los Margain Berlanga son reportados por la prensa local en actos sociales en Monterrey.

Banca Confía – Su privatización se concretó en 1991 a favor de un grupo de accionistas encabezado por el regiomontano Jorge Lankenau Rocha, quien fue presidente del Club de Fútbol Monterrey desde 1991 hasta 1997 cuando fue detenido por cargos de fraude y evasión de impuestos. Lankenau Rocha estuvo recluído en la cárcel de Topo Chico durante ocho años hasta que fue liberado en 2005, tras el pago de 53 millones de pesos. Murió el 16 de junio de 2012 a la edad de 68 años. 

Multibanco Mercantil Probursa – Fundada en 1973 por José Madariaga Lomelín, creció fuertemente no exenta de cuestionamientos, y en 1991 -con 3 mil inversionistas adquirió Multibanco Mercantil para convertirse en Multibanco Mercantil Probursa. Después de la crisis de 1994 el grupo financiero de Madariaga Lomelí fue adquirido por el español Banco Bilbao Vizcaya, hoy BBVA Bancomer. 

Madariaga Lomelín es actualmente director del Grupo Crediexpress y Procorp, ambos dedicados al préstamo de capital, el primero a personas físicas y el segundo a empresas medianas que requieran recursos de largo plazo. 

 

MÁS INFORMACIÓN: El gran acuerdo: gobierno y empresarios en la modernización salinista.