Finanzas

Aún sustentado solo en "narrativa", el Bitcoin resiste la prohibición en China

El banco central de China prohibió cualquier transacción y publicidad de todas las criptomonedas, como el Bitcoin, acusándolas de “un riesgo para el sistema financiero”.

28-09-2021 06:58 Por : Arena Pública
La prohibición asestó un golpe en un principio, pero para este lunes su precio ya se había recuperado. (Foto: Pexels)
La prohibición asestó un golpe en un principio, pero para este lunes su precio ya se había recuperado. (Foto: Pexels)

A la fiesta del Bitcoin le quieren apagar las luces. Ahora China le asestó el mayor golpe a su mercado con la prohibición total de las criptomonedas en su territorio. 

Luego de casi nueve años de medidas para acotar el uso y “minado” del Bitcoin -la mayor y más famosas de todas las criptomonedas- el Banco Popular de China (BPC), anunció en conjunto con otras nueve dependencias, entre ellas la autoridad reguladora de Internet, que prohibiría toda actividad relacionada con las “cripto” incluídas transacciones, minado y publicidad. 

El mercado de criptomonedas reaccionó inmediatamente al anuncio con bajas generalizadas en el valor de prácticamente todas las criptodivisas,  destacando el Bitcoin con (-)9%, al pasar de los 45,000 dólares por unidad a los 40,900 dólares en menos de 3 horas; y Ethereum con casi (-)12% en el mismo lapso, desde los 3,112 dólares a los 2,747 dólares por token.

A la apertura de esta semana el precio de ambas ya se había recuperado casi por completo. De hecho, a pesar de la gravedad de la medida adoptada por las autoridades chinas, es la que menor impacto ha tenido sobre el volátil valor de la criptomoneda. 

El 5 de diciembre de 2013, China bautizó en fuego a la criptomoneda prohibiendo que las instituciones financieras canalizaran operaciones en bitcoins. En esa primera ocasión la caída de la moneda virtual fue brutal  desde los 1,237 dólares a 697 dólares, 45% menos, golpe del que no se recuperaría hasta el 2 de marzo de 2017, más de tres años después, cuando regresó a los 1,237 dólares.

Desde esa ocasión, China ha puesto la mira, y jalado el gatillo, en varias ocasiones sobre las criptomonedas, pero cada vez más éstas muestran resistencia. 

“La diferencia es que a la fecha el Bitcoin ha ganado mucha más popularidad. Yo soy de la idea que al Bitcoin lo único que lo sustenta es la narrativa, lo que la gente cree, lo que la gente piensa, lo que siente frente a la moneda”, explicó en entrevista Luiz Gonzalí, codirector de Inversiones de Franklin Templeton Asset Management México, una operadora de fondos de inversion.

Las criptomonedas se comportan más como una materia prima que, como comúnmente se piensa, como una moneda; y dependen de la demanda existente para conseguir un valor incluso cuando son realmente inexistentes.

“Para muchos economistas, el valor intrínseco de un bitcoin es cero. A diferencia de las monedas que emiten los bancos centrales, el bitcoin no tiene ningún activo que lo respalde. Hoy vale lo que vale porque hay quién está dispuesto a pagarlo. Y lo hace, fundamentalmente, con la esperanza de que valga más en el futuro” señaló Carlos Serrano, economista en Jefe de BBVA México, en una columna. 

Esta naturaleza especulativa del Bitcoin ha hecho más resistente su precio, pues los jugadores del mercado cada vez se sienten más confiados en que las acciones de la autoridad china no afectarán -como ha sido a lo largo de nueve años- su actividad. 

Incluso ante la indiferencia de intermediarios, usuarios y “mineros”, la prohibición total de China marca un precedente ante las demás naciones, pues es la primera en tomar medidas de esta naturaleza. 

No solo el BPC ha puesto el ojo sobre las criptomonedas, también lo han hecho otros bancos centrales, incluído el Banco de México, aunque no con la intención de prohibirlo como en el caso chino. 

Gonzalí explica que los bancos centrales no están de acuerdo en considerar a las criptomonedas descentralizadas como dinero. Las monedas descentralizadas son aquellas sin respaldo del banco central como son Bitcoin, Ethéreum y todas las demás, en comparación a las centralizadas, como el peso, el dólar, e incluso divisas digitales como el yuan digital.

“Más que no le guste la digitalización del dinero, lo que buscan es que el dinero no sea descentralizado. Se dan muchas razones, de entrada, porque no pueden tener control de la política monetaria, una de las herramientas más importantes para marcar el curso de la economía”, explica el experto financiero.

En el caso chino, los reguladores justificaron su decisión bajo acusaciones de lavado de dinero, recaudación ilegal de fondos, fraude o los esquemas piramidales, que “ponen en grave peligro el sistema financiero”. No es la primera vez que se hace esta acusación ante el anonimato de las transacciones en criptomonedas. 

Además, el gobierno chino advirtió, aunque sin detallar cómo, que de no respetar la nueva regulación la comisión de cualquier ilícito con criptomonedas será perseguido y castigado por la ley, una advertencia más severa que en anteriores ocasiones. 

Poco futuro del Bitcoin, incluso sin prohibición

El continente asiático ha sido el territorio histórico para el minado y uso del bitcoin, particularmente China era atractivo por el relativamente barato costo de la electricidad y el enorme mercado. 

Sin embargo, con la reciente expansión mundial de las criptomonedas, la pérdida de China no implicará desaparición del mercado, como sí una migración de los mineros e intermediarios. 

“De entrada El Salvador los recibe con los brazos abiertos como ha sido un poco la idea de Bukele de atraer inversiones de ese tipo. O podrían migrar a lugares donde ya hay cierta legislación, que no significa que estén prohibidas, pero que permite que las personas que tengan este tipo de actividad tengan mayor certeza jurídica de que será dañado o baneada” comentó Gonzalí. 

El Salvador es el primer y único país que ha avalado el Bitcoin como moneda de curso legal, bajo la justificación de facilitar el envío de remesas desde Estados Unidos que representan el 20.22% de su PIB nacional. 

El presidente Nayib Bukele incluso instruyó a la compañía eléctrica estatal de geotermia LaGeo a ofrecer sus instalaciones para realizar minería de bitcoin usando energía de los volcanes del país. No obstante, pocos economistas e incluso el propio FMI han advertido y condenado la decisión de El Salvador, por ser un riesgo de lavado de dinero. 

Pero para el directivo de Franklin Templeton, y a pesar de toda la incertidumbre legal, el Bitcoin no desaparecerá pero su futuro no será el que muchos jugadores del mercado esperan.   

“Seguramente va a ser un futuro mucho más atenuado que como lo están viendo los fanáticos del Bitcoin. Va a encontrar un nicho dentro del sistema financiero que va a tomar y donde va a crecer, por ejemplo, la transferencia de valor para lo que fue creado inicialmente”, comentó.