Economía

Sorprende economía al III-trimestre y apunta a crecer más de 2.5% en el año

El avance trimestral era anticipado, aunque con menor fuerza, después de la sorpresa del IOAE de septiembre; con todo, aún no se alcanza la completa recuperación económica postpandemia.

31-10-2022 21:01 Por : Arena Pública
El sector servicios, el más rezagado, tuvo un sólido incremento de 1.2% trimestral. (Foto: SEDECO)
El sector servicios, el más rezagado, tuvo un sólido incremento de 1.2% trimestral. (Foto: SEDECO)

La economía mexicana superó con creces los pronósticos de los economistas del sector privado para el tercer trimestre del año; y su trayectoria le ha dado un espaldarazo a las estimaciones de la secretaría de Hacienda.

Durante el tercer trimestre del año el Producto Interno Bruto (PIB) del país habría crecido 4.2% en comparación al mismo periodo del año anterior y 1% respecto al trimestre inmediato anterior.

Ambos resultados estuvieron muy por encima de los pronósticos de los analistas del sector privado previos a la publicación del Indicador Oportuno de Actividad Económica (IOAE) de septiembre, cuando esperaban un avance trimestral de 0.8% y uno anual de 3.3%. El resultado incluso superó el estimado de 0.9% que podía inferirse a partir de los resultados mensuales de la actividad económica. 

Si bien en el caso del avance anual, el efecto rebote jugó un papel importante, ya que en el mismo trimestre de 2021 hubo una contracción de 0.7%, los resultados trimestre a trimestre demostraron que la economía mexicana mantuvo su ímpetu en medio de la tormenta. La secretaría de Hacienda estimó un crecimiento puntual de 2.4% para el año, en un rango que va de 1.9% a 2.9%, pronóstico que fue criticado por "optimista".-

Buena parte del desempeño de la economía mexicana volvió, una vez más, a ser apoyada por el mejor cliente de México, los Estados Unidos, donde pese a los temores de recesión la economía se mantuvo sólida en el tercer trimestre del año, como demostró su crecimiento de 2.7% anual, mismo que rompió con la tendencia negativa de la primera mitad del año. 

Según Banco Base, los dos principales canales por los que EU siguió bombeando dinamismo a México fue con un crecimiento por encima de lo estimado de las exportaciones -que esperan cierren el año con un crecimiento anual de 18%- y de la inversión extranjera directa por el nearshoring. Sin embargo, advierten que los efectos positivo de ambos canales se encuentran acotados por el clima de inversión que vive el país.

“Se observa un gran movimiento de inversiones extranjeras en México: unos entran buscando la oportunidad del nearshoring, mientras que otros salen por la incertidumbre. Si los extranjeros no estuvieran retirando inversiones fijas en México, este año la IED alcanzaría un nivel máximo histórico. En su lugar, se espera un crecimiento de 17%, con una IED de 37 mil millones de dólares inesperadamente- por una mayor demanda de servicios”.

Para Rodrigo Mariscal, economista en Jefe de la secretaría de Hacienda, es "equivocado decir que el crecimiento no tienen fuentes internas, ...la inversión y consumo privados son los que más rápido crecen en el año. Mientras que las exportaciones no petroleras y petroleras son las menos dinámicas o de menos peso", escribió en Twitter.

El caso del comercio y servicios -el sector económico más importante del país- también destacó en este tercer trimestre del año con un crecimiento trimestral de 1.2%, resultado que de confirmarse, sería la primera ocasión desde el 2T de 2021, que el sector terciario habría superado a la industria, que ha fungido como el principal motor económico desde la pandemia. 

Los sectores no esenciales siguen avanzando, destacando al alojamiento y actividades recreativas, mientras que transporte retrocedió. El comercio fue mixto, con fortaleza en ventas al mayoreo, pero las de menudeo perdiendo cierto impulso en la mitad del periodo y con señales más adversas hacia septiembre” destacó el grupo de análisis económico de Banorte.

¿Crecimiento de 2.6% en 2022?

El sólido resultado del tercer trimestre confirmó lo que a principios de año se veía prácticamente imposible: un crecimiento mayor del 2% en 2022. 

Y, aunque todavía falta la revisión de este último resultado del PIB así como un trimestre más en el año, los expertos ya está revisando sus pronósticos de crecimiento a un nivel cercano al 2.5%. Rodrigo Mariscal, añadió que "las encuestas de analistas seguramente se revisarán al alza para converger al escenario "optimista" de la SHCP, probablemente menos de 2.9% que es el piso más bajo, ya que esta vez hay razones para creer que el 4T-2022 podría desacelerarse, no crecer o caer".

“La estimación oportuna del PIB del 3T es todavía una estimación. Es muy probable que veamos revisiones (menores) en los crecimientos de los trimestres anteriores. Pero suponiendo que no hubiera revisiones y que el crecimiento del 4T fuera 0.0%, el PIB habrá crecido 2.6% en 2022”, dijo el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath.

Según el grupo de análisis financiero de Banamex el crecimiento se desacelerará desde el 4T de 2022, cuando la desaceleración global por fin alcance a México y la demanda interna sea limitada “por un dinamismo más débil de los ingresos de los hogares y un clima para la inversión desfavorable, especialmente en el contexto de las disputas relacionadas con el T-MEC”. 

Bajo dichos supuestos, la institución bancaria estima que en el 4T la economía avanzaría solo 0.2% trimestral, en línea con el escenario planteado por Heath y aún insuficiente para completar la recuperación de la economía mexicana después de la pandemia, con 0.48% por debajo del PIB de 2019 y 0.90% por debajo de su máximo histórico de 2018.