Economía

Se calienta debate sobre tasa terminal de la Fed

La mayoría de analistas esperan que la tasa aumente en 75 pb el próximo miércoles, pero después el panorama se nubla. Los economistas encuestados en EU ven que la tasa alcance 5% desatando una recesión global; mientras que Banxico se inclina a seguir a la Fed.

28-10-2022 06:01 Por : Arena Pública
Sede principal de la Reserva Federal. (Foto: Federal Reserve)
Sede principal de la Reserva Federal. (Foto: Federal Reserve)

Para la Reserva Federal (Fed) estadounidense está claro que la tasa de fondos federales debe seguir subiendo pero ¿hasta dónde?.

Desde que la Fed aceleró el paso a incrementos de 75 pb, el debate al interior del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) -el órgano colegiado que decide la política monetaria en los Estados Unidos- se había mantenido prácticamente ausente.

No obstante, los riesgos de recesión, una inflación obstinadamente alta y un mercado laboral relativamente fuerte han creado una brecha entre los miembros del FOMC quienes no identifican un momento claro en decretar el fin del ciclo de endurecimiento monetario.

Este jueves fue dado a conocer por la Oficina de Análisis Económico de EU, que la economía más grande del mundo había salido del terreno negativo de los dos trimestres previos al registrar un crecimiento de 0.6% respecto al trimestre previo, que pese a no ser un incremento contundente, representó un alivio para los pronósticos más oscuros.

No obstante, lo que pudo ser solo una buena noticia para algunos, para los formuladores de política monetaria representó un terreno de oportunidad para seguir apretando el paso bajo un menor riesgo de efectos económicos adversos, acelerados y hostiles contra el empleo de los estadounidenses. 

Algunos de los presidentes de los bancos regionales del Sistema de la Reserva Federal, han comenzado a reconocer las posibilidades de una recesión misma que -considerando el doble objetivo de la Reserva Federal- podría dañar aún más el mandato del pleno empleo que esperan se traducirá en 1.2 millones de bajas para 2023.

“Es su trabajo el combatir la inflación, pero al mismo tiempo no debe perder de vista que también es su responsabilidad asegurar el pleno empleo” dijo el Presidente del Comité de supervisión bancaria del Senado estadounidense, Sherrod Brown, en una carta dirigida a Jerome Powell, presidente de la Fed y a la Junta de Gobierno del organismo.

Es ampliamente estimado por los analistas estadounidenses que el próximo movimiento de la Fed a realizarse el 2 de noviembre, será nuevamente un alza de 75 pb para colocar la tasa en 4.00%; sin embargo, posterior a ello el camino comienza a nublarse, especialmente debido al debate entre los miebros del FOMC más preocupados por el empleo y quienes creen que los últimos resultados de la economía son muestra de que se puede acelerar la restricción. 

En su edición previa, el sondeo de economistas realizado por Reuters estimaba, según 49 de 80 economistas, que la tasa de interés alcanzaría niveles de 4.50%-4.75%, luego de que algunas declaraciones de miembros del FOMC recomendaban topar la tasa hasta el 5.00%. 

No obstante, en su última edición del 24 de octubre, la inmensa mayoría de analistas recortaron este pronóstico a 4.25%-4.50% en sintonía con el Dot Plot de la última decisión de política monetaria.

Las declaraciones del influyente James Bullard, presidente de la Fed de Saint Louis y el más hawkish (a favor de alzas agresivas de la Fed), ponen en entredicho el pronóstico y considera que en diciembre la subida de tipos se reducirá a 50 pb. Una encuesta de Bloomberg dada a conocer este viernes, muestra que los economistas encuestados esperan un alza de 50 pb en diciembre y dos más de 25 pb en las siguientes dos reuniones alcanzando 5.00% en marzo de 2023.

Bullard, así como Charles Evans de la Reserva de Chicago, señalaron que veían la tasa de interés a un nivel de 4.50%-4.75% para el primer trimestre de 2023, sin embargo, prefería aumentar 75pb en diciembre para luego tomar las decisiones con base en los datos de inflación que se presentaran.

"Este debate, sobre dónde debemos ir exactamente, y luego volvernos más apegados a los datos, va a calentarse en la última parte del año”, declaró el presidente de la Reserva de Saint Louis en entrevista con Reuters.

Una tasa en 5.00% para el primer trimestre del próximo año desencadenará una inevitable recesión global, dice el reporte de Bloomberg de este viernes. "Más allá de la desaceleración de las subidas de tipos, los economistas prevén que la Fed finalmente cambiará de rumbo en respuesta a un menor crecimiento e inflación. La mayoría ve una pequeña reducción de la primera tasa en la segunda mitad de 2023, con recortes más grandes en 2024", añade el reporte de Bloomberg sobre la encuesta a los economistas. 

Banxico seguiría apostando por seguir a la Fed

Pese al debate que crece en el máximo organismo monetario de los Estados Unidos, el Banco de México (Banxico) continuaría siguiendo a la Fed en su camino de alzas. 

La mayoría de los analistas de la Encuesta Citibanamex esperan que el que emisor central mexicano continúe siguiendo a la Fed, una estrategia que la mayoría de miembros de  la Junta de Gobierno aprueban según se puede leer en la última minuta de la reunión de política monetaria.

No obstante, el subgobernador Gerardo Esquivel dijo recientemente que Banxico debería comenzar a desligar su ritmo de alzas del de la Fed posiblemente desde la siguiente reunión para evitar llevar a la tasa real más allá del 5.00%.

Sin la contundencia de Esquivel a favor de alzas menos agresivas siguiendo a la Reserva Federal, se ha asomado el debate también en la Junta de Banxico. Un miembro no identificado en la minuta -el documento de Banxico no revela la identidad de las opiniones en las reuniones- comentó “que ya se ha alcanzado una postura monetaria restrictiva”, y otro más quién dijo que con “525 puntos base de aumentos finalmente se habría llevado la tasa real ex-ante a terreno restrictivo. 

Sin embargo, la mayoría de los cinco miembros de la Junta parecen, de acuerdo al documento, mantener una postura a favor de seguir a la Reserva Federal. Tres de los miembros señalaron que el ambiente de incertidumbre global implica que un apretamiento monetario menor al de la Reserva Federal no es posible.