Economía

Reducen carga fiscal a PEMEX por tercer año consecutivo

La reducción a la tasa del Derecho por Utilidad Compartida -el mayor impuesto que paga la paraestatal- no es nueva, se trata de la tercera reducción en este gobierno pues en 2019 se redujo al 65% y en 2020 a 58%.

22-02-2021 14:32 Por : Arena Pública
El gobierno federal decretó menores impuestos y mayores créditos fiscales para Pemex en 2021 (Foto: Gobierno de México)
El gobierno federal decretó menores impuestos y mayores créditos fiscales para Pemex en 2021 (Foto: Gobierno de México)

López Obrador va a fondo con su plan de rescatar a la petrolera del estado. El fin de semana pasado se actualizaron los beneficios fiscales para Petróleos Mexicanos (Pemex) como parte del plan de “Rescate al sector energético” en el que se ha empeñado el gobierno.

A través del Diario Oficial de la Federación, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aligeró la carga fiscal de la paraestatal al decretar una nueva reducción anual de la tasa que paga por concepto de “Derecho por Utilidad Compartida (DUC)”, el mayor impuesto que paga al Estado.

El pago del DUC es responsabilidad de Pemex o cualquier otra empresa productiva del Estado que sea titular de una asignación y está regulada desde la Reforma Energética -realizada en el sexenio de Enrique Peña Nieto- por el artículo 39 de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

Además de la reducción del 58% al 54% para el ejercicio fiscal 2021, se otorgó un estímulo consistente en un crédito fiscal “equivalente al resultado de multiplicar el catorce por ciento a la diferencia que resulte de disminuir del valor de los hidrocarburos extraídos durante el ejercicio fiscal de que se trate [...] el monto de las deducciones previstas en el artículo 40 de la referida Ley]”.

Ambos beneficios fiscales no son nuevos sino una actualización de los que se han aplicado desde la entrada en vigor de las legislaciones secundarias de la Reforma Energética, pero que se han vuelto anuales desde el inicio del sexenio. En 2019, la tasa de DUC se encontraba en 65% y para 2020 se redujo a 58%. La reducción actual a 54% estaba planeada desde el año pasado, incluso se consideró adelantarla para aminorar el impacto de la pandemia sobre la paraestatal.

En el caso del crédito fiscal, el de este año también es mayor al de abril de 2020, pues en ese entonces al estímulo se le puso un tope de 65 mil millones de pesos, cifra máxima que para este año creció hasta 73, 280 millones. 

En un comunicado, Pemex destacó que -con 598,323 millones de pesos enterados al fisco- sigue siendo el mayor contribuyente a las arcas públicas a pesar de sufrir una caída de 276,756 millones en contribuciones en comparación a 2020. Representa el 91.6% de la inversión directa total del sector público y hasta 31.4% del financiamiento del gasto de operación de todo el sector público federal.

Producto de la pandemia, el precio del petróleo sufrió una caída a nivel mundial ante la poca demanda del hidrocarburo. La mezcla mexicana de exportación se vendió en promedio a 35.82 dólares por barril durante el 2020, 20 dólares menos que en 2019.

Los bajos precios influyeron a que, según el registro del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el valor de las exportaciones se redujera alcanzando solamente 17,413 mil millones de dólares, una reducción del 32.6% respecto al año anterior.

La actualización del estímulo fiscal para la empresa del Estado corresponde, según el decreto, a elevar el nivel de producción de los hidrocarburos del país en medio de un entorno financiero “debilitado significativamente por el impacto negativo en las condiciones económicas y de negocios derivados de los acontecimientos de tipo geopolítico, económico y de emergencia de salud pública a nivel global”.