Economía

Ni la Fed, ni la persistencia inflacionaria presionarían a Banxico a subir tasa más de 75 pb

Pese a que los datos de esta semana aumentan la presión por una mayor alza a la tasa objetivo, las probabilidades de un Banxico más agresivo son pocas, dicen los expertos económicos.

22-09-2022 05:21 Por : Arena Pública
Fachada del edificio central del Banco de México en la Ciudad de México (Foto: Banxico)
Fachada del edificio central del Banco de México en la Ciudad de México (Foto: Banxico)

El Banco de México (Banxico) volvería a subir su tasa de interés en 75 pb pese al mal dato de inflación de esta semana, estiman analistas consultados por Arena Pública.

La decisión que se dará a conocer el jueves 29 por la Junta de Gobierno, continuaría el ciclo actual de alza de tasas en la misma magnitud que en las dos decisiones previas, en sintonía con lo esperado por el sondeo de analistas de la Encuesta Citibanamex del 20 de septiembre, incluso cuando de entonces a la fecha han existido cambios importantes en el panorama monetario.

Este jueves 22, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un nivel de 8.76% con lo que cumplió 37 quincenas por encima del rango objetivo de 3 3+/- un punto porcentual del Banxico y sin una fecha clara de cuándo podría comenzar a bajar. 

Adicionalmente, el otro dato esencial que se dió a conocer esta semana fue la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, que no solo subió por tercera ocasión su tasa en 75 pb, sino que -bajo una retórica agresiva y una nueva distribución del Dot Plot- anticiparon mantener su tasa en 4.5% durante todo 2023.

Algunos analistas consideran que las nuevas circunstancias podrían impulsar al Banxico a subir hasta 100 pb en la próxima semana, una decisión cuya posibilidad no sólo creció sino también su pertinencia.

“Estas condiciones, sumado a que la economía no da signos de estar estancada -esa holgura que habla el Banxico debería reanalizarse-, hacen que Banxico tenga que subir 100 pb ahora, emitir pronósticos mucho más pesimistas, ya se acabó el tiempo de seguir pensando en la transitoriedad”, dijo en entrevista Marco Oviedo, analista económico independiente. 

A principios de año, antes de que la Fed iniciara su ciclo de endurecimiento monetario, la discusión que mantenía como único disidente dentro de la Junta al subgobernador Gerardo Esquivel era que un aumento adelantado de las tasas podría afectar la aún incompleta recuperación económica del país. 

Sin embargo, desde que el subgobernador decidió sumarse a la mayoría de sus compañeros en mayo de 2022, la temida desaceleración por el alza de tasas no ha tenido lugar, sino que por el contrario el PIB trimestral ha superado expectativas durante la primera mitad del año. 

A diferencia de Oviedo, el también analista económico independiente, Alexis Milo, no cree que sea necesario ni probable que Banxico suba el ritmo de su alza de tasas más allá del 1 a 1 con la Fed, por lo menos en estos momentos.

“De no ser suficiente estaríamos viendo un peso mucho más depreciado de lo que estamos viendo", añadió el ex economista en Jefe de HSBC México. "Lo que ha hecho Banxico no ha sido tibio. Empezó a subir tasas antes de la Fed, eso incluso le generó críticas entre quienes decían que se "estaban gastando las balas antes de empezar la batalla"; y, ahora, "empezar antes le permite ir al paso de la Fed."

Hasta su última decisión de política monetaria destacó que el tipo de cambio mantuvo un comportamiento estable, mismo que se ha mantenido cercano a los 20 pesos prácticamente desde que inició la pandemia en 2020, si bien, con algunos episodios cortos de volatilidad.

Sin embargo, Alfredo Coutiño, economista en Jefe para América Latina de Moody's, comentó a Arena Pública, que debe considerarse que el Riesgo-País para México es mucho mayor que el de Estados Unidos. 

“La compensación por riesgo debe ser atractiva para mantener las inversiones en el país y evitar presiones inesperadas y desestabilizadoras en el mercado cambiario, que al final repercutirían en la inflación” explicó el economista con sede en Philadelphia. 

Con pico inflacionario o no, Banxico no debe bajar guardia

El momento del pico ha sido uno que el banco central así como los mercados han esperado atentamente, y que ya en una ocasión -durante finales del 2021- creyeron se alcanzaría, pero se equivocaron.

Esta vez, el mejoramiento de las cadenas de suministro internacionales y el levantamiento prácticamente total de las restricciones sanitarias dan fe de que se alcance el verdadero pico. 

“De alguna manera ya se alcanzó el pico en el precio de las materias primas que han venido descendiendo que es la presión principal, por lo que si no se ha alcanzado podría estar muy cerca”, señaló Milo.

A nivel general, la inflación parece haber alcanzado su tope en este trimestre, tal y como lo esperaba el banco central en su último informe trimestral, pues, aunque sea de forma marginal, la inflación bajó una décima a 8.76% durante la primera quincena de septiembre, en comparación al 8.77% registrado en la segunda quincena de agosto.

Sin embargo, este decrecimiento -que es más cercano en todo caso a un estancamiento- viene acompañado de un incremento quincenal de 0.41%, diez décimas mayor al promedio quincenal en lo que va del año y de una inflación subyacente -que representa dos terceras partes del INPC- que se niega a ceder con una nueva alza quincenal 0.32% quincenal y de 8.05 % anual.

“Ese “tan cantado pico” resulta totalmente irrelevante porque solo representa una “ilusión aritmética” que resulta de la base de comparación del año pasado, por lo que no se debe atribuir a un éxito de la política monetaria ni debe ser una razón para bajar la guardia monetaria”, advirtió Coutiño.

Ilusorio o no, el problema de inflación tampoco será de fácil resolución pues tan solo en los de Estados Unidos, donde la inflación general ya lleva dos meses consecutivos a la baja, sigue enfrentándose a una inflación que se niega a irse. 

“El problema no es llegar al pico, es que se está descendiendo más lentamente de lo que se esperaba. En México veríamos un escenario parecido", opinó el ex economista en Jefe de HSBC México. 

Los últimos pronósticos de inflación del sector privado para finales de 2023 promedian 4.7% y advierten que la inflación no alcanzará el rango objetivo del banco central hasta 2024, mientras Banxico cree que la inflación alcanzará 3.2% en esas fechas, un escenario mucho más optimista.