Economía

La tercera ola no afectará el crecimiento económico de México, creen analistas

La nueva ola de COVID está incrementando rápidamente los contagios en México, pero los analistas mantienen sus pronósticos económicos al alza para el año.

27-07-2021 12:20 Por : Arena Pública
Los gobiernos federal y de la CDMX, han advertido que ante la nueva oleada del virus no habrá cierres de la actividad económica (Imagen: Pexels)
Los gobiernos federal y de la CDMX, han advertido que ante la nueva oleada del virus no habrá cierres de la actividad económica (Imagen: Pexels)

La tercera ola volvió a pintar a México naranja, pero incluso así el crecimiento económico en el resto del año parece asegurado, según los analistas.

Solo tres estados se mantuvieron en semáforo verde luego de la ola de contagios que azota al país desde inicios de julio. Entre los estados más afectados está la Ciudad de México provocando incertidumbre acerca del futuro económico inmediato. 

Sin embargo, los especialistas que se han pronunciado acerca de este tema han dicho que no creen que la tercera ola genere un impacto económico mayor como sí sucedió con la primera e incluso con la segunda oleada de la pandemia.

Para Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), la tercera ola se encontrará con una economía fortalecida por la vacunación y con menos posibilidades de cierre en las industrias clave. 

“La población está vacunada y, por el lado del comercio internacional, que ha sido el gran motor de crecimiento, aunque venga una tercera ola esta actividad se considera como esencial, por lo que se mantienen empleos” consideró el presidente del Comité del IMEF.

La mayoría de los analistas consultados por El Financiero, consideran que el avance de la vacunación es el primero de los elementos que también habrá “vacunado” a la economía mexicana, pero además destacan la poca probabilidad de nuevos cierres. 

Los últimos resultados de la Encuesta de Expectativas Citibanamex arrojaron que el promedio de los especialista privados esperan que México crezca un sólido 6% durante el 2021. Los pronósticos más optimistas incluso señalaron incrementos de 6.3% (BBVA), 6.8% (JP Morgan) y 7.2% (Vector). Incluso organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional han emitido nuevas expectativas que visualizan un crecimiento económico mexicano de 6.3%.

El optimismo también nace de la fuerza con la que ha crecido la actividad económica durante el segundo trimestre que ha presentado buenos resultados en las estimaciones oportunas gracias a la reapertura del sector servicios. Y, claro, la comparación aritmética respecto de meses con profundas depresiones, en 2020, ayuda y mucho.

“Con 3 meses consecutivos de avances mensuales (2.7% m/m en marzo, 0.2% en abril y 0.6% en mayo) el Indicador Global de la Actividad Económica extendió su tendencia ascendente después del colapso de la pandemia y quedó sólo (-)0.4% por debajo de nivel de febrero 2020” comentó Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). 

El dato adelantado del Inegi respecto al PIB del segundo trimestre será presentado el próximo viernes, pero entre los analistas esperan que el incremento ronde entre el 1.7% a 2.1% respecto del primero. 

Vacunas y menos cierres

Las expectativas internas de los analistas han mejorado tomando en cuenta que el gobierno está buscando acelerar la vacunación -que ya inició para los jóvenes de 18 a 30 años-, además de no poner nuevas trabas a la reapertura.

El subsecretario de Salud Hugo López Gatell, dijo en conferencia de prensa el 20 de julio que estaban descartados nuevos confinamientos, pues “la gente está cansada”, por ello con el objetivo de no detener la recuperación económica la Secretaría de Salud presentó un nuevo semáforo epidemiológico que descarta prohibir actividades económicas.

A la declaración del subsecretario se sumó la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien afirmó en su mensaje diario a la prensa que en la Ciudad de México no eran posibles nuevos cierres a la economía. La Ciudad de México, además de aportar el 16% del PIB nacional, es también la ciudad que tiene el mayor rezago en recuperación de empleos perdidos por la crisis del coronavirus. 

A nivel nacional los trabajos recuperados de los que se perdieron por el COVID han alcanzado el 94%, logrando una tasa de ocupación en el país de 96% según la ENOE de junio. Sin embargo la Ciudad de México se encuentra dos puntos por arriba de la tasa de desocupación nacional (6%) entre los que se cuentan 211, 000 mil de los empleos formales faltantes. 

Ante la necesidad de recuperar el empleo, el gobierno de la Ciudad presentó un nuevo plan de reactivación económica basado en 10 ejes. Enfocado principalmente al sector turístico y al de la construcción, ambos de los más afectados por la contracción de la demanda, el plan busca dar el impulso necesario para que la Ciudad abone al crecimiento del 6% esperado a nivel nacional. 

Estados Unidos ¿señales de desaceleración?

El "factor Estados Unidos" ha sido el gran motor de la recuperación mexicana.  Aunque ante las variantes del Covid, también puede ser un arma de doble filo.

Los analistas de Bank of America estiman que en el tercer trimestre el crecimiento económico en México se desacelerará de 0.7% a 0.5% en el último trimestre, con una variante Delta que podría reducir el crecimiento mexicano en la segunda mitad del año al imponer nuevas restricciones en la economía mundial.

En la Unión Americana, el 83% de los nuevos contagios corresponden a la Delta, y si bien el 66% de la población ya se encuentra vacunada, es la rapidez de contagio de esta variante la que provoca que siga representando una amenaza para el 44% restante. 

Además, EU está enfrentando nuevos problemas económicos desde distintos frentes: inflación récord que está golpeando los salarios reales, fallos en las cadenas de suministros y carencia de trabajadores ante una industria necesitada de recuperar los niveles previos. 

No obstante, la mayoría de los economistas participantes en un sondeo de Reuters, piensan que el crecimiento económico mundial se mantendrá fuerte pues, aunque la variante Delta sea un riesgo importante, otros factores como las presiones inflacionarias serán transitorios.