Economía

Expectativas económicas de AMLO, lejos del consenso y hasta de su gabinete

Ni siquiera la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, cree que México crecerá 5%, sino que lo hará en 2.6%, una cifra incluso optimista respecto al consenso.

17-02-2022 18:17 Por : Arena Pública
La secretaria Clouthier tampoco respaldó el pronóstico del presidente. (Foto: Gobierno de México)
La secretaria Clouthier tampoco respaldó el pronóstico del presidente. (Foto: Gobierno de México)

Crecer al 5% en este año parece solo una ilusión particular del presidente Andrés Manuel López Obrador. Todas las estimaciones de los economistas del sector privado están lejos de esa cifra y los economistas y titulares de su gabinete económico, también.

En su conferencia matutina del 2 de febrero, el titular del Ejecutivo Federal aseguró que México alcanzaría un incremento de su Producto Interno Bruto (PIB) del 5%, muy por encima del promedio de crecimiento anual de los últimos 40 años y apenas por debajo del alcanzado en 2021 con todo y el efecto estadístico de rebote. 

El presidente aseguró que “los expertos” del sector privado se “enojarían” por su pronóstico de crecimiento de 5%, pues prácticamente todos los pronósticos económicos soplan en contra del optimismo presidencial, rondando un crecimiento estimado de alrededor del 2%. 

Sin embargo, los analistas privados terminaron no siendo lo únicos contrarios a la ilusión del Presidente, pues incluso los “expertos” del sector público, de su gobierno, están contradiciendo al mandatario. La propia Secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, ha declarado que la dependencia que lidera espera un crecimiento de 2.6% en 2022.

“Terminamos [2021] en un 5% con la llegada de una nueva variante, de un rebrote que tuvimos a final del año, esto movió los números. Hay muchos factores que se presentan a lo largo del año que pueden alterar positiva o negativamente las cosas, y yo creo que el Presidente está apostando a que sucederán cosas positivas”, matizó la funcionaria entrevistada para el programa radial Aristegui en Vivo. 

Incluso el pronóstico de Clouthier luce ligeramente optimista frente al consenso de la encuesta Citibanamex de Expectativas, que ve un incremento del PIB de 2.2% y de la Encuesta del Banco de México, que arroja un resultado de 2.3%. 

Los pronósticos económicos de los organismos internacionales tampoco son cercanos a los del Presidente, aunque sí son más optimistas que los economistas locales, como los de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (3.3%), el Banco Mundial (3.0%) y el Fondo Monetario Internacional (2.8%).

Pero por si fuera poco, el primer mandatario fue más allá y comentó que su ideal es que pese a la pandemia, el promedio anual de crecimiento para el PIB en su sexenio sea de más del 2%, con proyecciones de 5% no solo para 2022, sino también para 2023 y 2024, algo que ningún pronóstico, ni privado ni de organismo internacionales, ve posible hasta el momento.

Incluso algunos especialistas como los del Grupo Financiero Base ya han estimado un crecimiento de 0.84% para el periodo 2019-2024, lo que sería el peor ritmo de crecimiento registrado desde el sexenio de Miguel de la Madrid, cuando el país enfrentó una grave y larga crisis económica con devaluaciones recurrentes del peso. 

“Tengo información y además soy optimista”

Pese a que las previsiones de la Secretaría de Economía no lo respalda, el Presidente aseguró que su optimismo se basa en información y no en meros buenos deseos. 

“Tengo información y además soy optimista, quiero que nos vaya bien” dijo en su acostumbrada conferencia matutina. Comúnmente la dependencia encargada de dar la información económica al presidente es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por lo que puede inferirse que esta dependencia es en la que se basa el pronóstico presidencial. 

El más reciente pronóstico de la dependencia, que encabeza Rogelio Ramírez de la O, podría concordar con la expectativa del habitante de Palacio Nacional, pues ésta es de 4.1%, con un límite superior de 4.6%. Aunque aún es menos optimista que lo esperado por el Presidente. 

El estimado de Hacienda es el que se incluyó en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) para 2022, un documento elaborado para la discusión del presupuesto y que fue publicado a finales de agosto; es decir, es un pronóstico de hace casi medio año que no considera el mal desempeño económico que se registró len los últimos meses del año pasado y que develan que la economía se estancó.

Hasta esta fecha, el titular de Hacienda -a diferencia de Clouthier- no ha actualizado sus pronósticos de crecimiento. Incluso la secretaría ha dejado de publicar los indicadores económicos que se presentaban el primer jueves de cada mes durante la conferencia matutina. 

El bajo perfil que ha asumido Ramírez de la O desde que asumió la titularidad de Hacienda a mediados del año pasado, se explica por su propia personalidad, pero también porque ha enviado la señal de enfocarse en la “caza” de inversiones nacionales y extranjeras, en un intento por paliar la tendencia descendente que ha seguido la inversión privada desde 2018, agravada por los efectos económicos de la pandemia.

No puedo pensar en un crecimiento económico sin los que generan el crecimiento, que son las empresas. Nosotros como gobierno debemos enfocarnos en poner condiciones ideales, porque a final de cuentas son ellas las que ponen la inversión y generan los empleos” dijo Clouthier, en contraste con las posturas públicas del presidente López Obrador, quién no ha dejado de arremeter en contra de los capitales privados en sus conferencias matutinas.

La inversión, han señalado varios especialistas como los del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), dependientes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), ha sido el principal limitante para el crecimiento en los últimos años y la razón por la cual un crecimiento de 5%, como espera el Presidente, es hasta el momento, simplemente irreal.