Economía

Contra pronósticos, PIB de EU se contrae 0.9% por caída en inversión; se encamina a escenario recesivo

Después de caer -1.6% en el primer trimestre de 2022, el PIB de Estados Unidos liga ahora dos caídas consecutivas en su actividad económica.

28-07-2022 10:26 Por : Arena Pública

La economía estadounidense está resintitendo las consecuencias del combate a la inflación.

De acuerdo con datos del Departamento de Comercio, el producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos se contrajo (-)0.9%, a tasa anualizada, durante el segundo trimestre del año, golpeado principalmente por una caída en la inversión. El dato es peor de lo previsto ya que el consenso de analistas apostaba por un crecimiento del 0.4%.

Este es el segundo periodo consecutivo que la economía estadounidense sufre una contracción, lo que ha predido las alertas de un escenario recesivo. Entre enero y marzo la economía cayó (-)1.6% a tasa anualizada.

"La disminución del PIB real reflejó disminuciones en la inversión privada en inventario, la inversión residencial fija, el gasto del gobierno federal, el gasto del gobierno estatal y local y la inversión fija no residencial que fueron compensadas en parte por aumentos en las exportaciones y el gasto del consumidor. Las importaciones, que son una resta en el cálculo del PIB, aumentaron", dijo la Oficina de Investigación Económica y Estadística del Gobierno de Estados Unidos (BEA, por sus siglas en inglés).

El dato contrasta con las últimas declaraciones de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, quien aseguró el miércoles que descartaba una recesión después de subir la tasa de interés en 75 puntos base.

Lo anterior fue respaldado este miércoles por la secretaria del Tesoro, Janet Yellen,  quien dijo que las dos caídas consecutivas en el PIB no prueban que el país esté ahora en una recesión, añadiendo que una verdadera recesión es un "debilitamiento de base amplia de la economía" y señaló que “eso no es lo que estamos viendo en este momento”.

El resultado de hoy fue mucho peor al esperado, pues los analistas confiaban en que el aumento en exportaciones de junio impulsara el dato de la economía al segundo trimestre. Ayer, el Departamento de Comercio reveló que las exportaciones de bienes aumentaron 4.4 mil millones de dólares (mdd), a 181.5 mil mdd, con fuertes ganancias en las exportaciones de alimentos y bienes industriales.

Luego de que se anunciara que el déficit comercial de bienes de EU se redujo drásticamente en junio a medida que aumentaron las exportaciones, muchos economistas mejoraron sus estimaciones del PIB para el segundo trimestre. "Los datos de esta mañana nos dejan más convencidos de que el PIB del segundo trimestre no disminuirá en la publicación de mañana", dijo en su momento Veronica Clark, economista de Citigroup en Nueva York. JPMorgan también esperaba que la reducción del déficit comercial brindara "aún más apoyo para el crecimiento general del PIB, y también un menor lastre de los inventarios". Sin embargo, ni siquiera el buen comportamiento de las exportaciones pudo contrarrestar el arrastre de la inversión privada y los inventarios.

Marco Oviedo, economista independiente y ex economista en jefe para México de Barclays, señaló que el resultado del PIB se explica principalmente por una importante caída en la inversión (-13.5%), compensado por un crecimiento magro en el consumo (1.0%) y una recuperación de las exportaciones (18.0%). "Al final, creo que la incertidumbre económica pesó en la inversión", afirmó.

El ritmo de inversión en inventarios se ha desacelerado con respecto a lo que se vio en el cuarto trimestre de 2021 y ahora las empresas muestran mayor cautela al momento de acumular demasiadas existencias.

Esta misma semana, Walmart se convirtió en el último minorista en advertir que los compradores se están obligados a gastar más en alimentos y otras necesidades y están haciendo sacrificios al reducir la ropa y otros artículos discrecionales. Sus acciones cayeron un 7.6% el martes, y su advertencia fue tan grave que hundió a todo el sector minorista. La empresa, al igual que Target, otro minorista relevante en EU, han recortado sus pronósticos de ganancias.