Políticas públicas

No fue el sismo, fue la corrupción: recuento a un año del 19S

Sumado a la corrupción, nueve de las 13 dependencias encargadas de la reconstrucción no han ejercido un solo peso del presupuesto 2018.

19-09-2018 06:00 Por : Arena Pública
El 19 de septiembre de 2017 los capitalinos experimentaron una de las peores catástrofes de las que se tenga registro.
El 19 de septiembre de 2017 los capitalinos experimentaron una de las peores catástrofes de las que se tenga registro.

Más que el mismo sismo, fue la corrupción la que cobró cientos de vidas. 

El 19 de septiembre de 2017 la Ciudad de México se cimbró por un sismo de magnitud 7.1, con epicentro a tan solo 120 kilómetros de distancia. ¿El saldo? Murieron 228 personas en los edificios que colapsaron; cuatro más fallecieron en los hospitales durante los días siguientes y miles de edificios dañados. 

A un año de la tragedia que vivió la capital del país derivada del fenómeno telúrico, la evidencia apunta al verdadero culpable de la catástrofe: la corrupción en todos los frentes, desde las constructoras hasta el mismo gobierno. El reglamento de construcción de la Ciudad de México, catalogado como uno de los mejores del mundo, poco pudo hacer ante un escenario en el que tanto autoridades, como inmobiliarias, lo ignoran cuando esto significa generar un beneficio económico extra.

Edificio colapsado el 19 de septiembre de 2017

Tras una investigación realizada por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), que comenzó cinco días después del 19 de septiembre de 2017 y se presentó recientemente después de casi un año de indagación, se encontró que las muertes no fueron accidentales, fueron causadas por la corrupción, la cual tiene nombre y cara. 

Constructoras hicieron modificaciones en los cálculos de ingeniería para aumentar los márgenes de ganancia, entre las empresas involucradas se encuentran: Vertical Homes, Canada Building Systems de México, Promotora e Inmobiliaria Dekah, Dijon GP, Vívelo en Eje Central 526, Elite Apartments, Inmobiliaria Sacomo, Lonai Group Property Services, Inmobiliaria Álvaro Obregón, Helicópteros de Puebla y HIP HABITAT.

 

Te puede interesar: Marca CDMX depende más de los niveles de seguridad que del color rosa, 18 de septiembre de 2018

 

Después de distintas solicitudes de información, MCCI también encontró que los puestos de Dirección de Obras y Dirección de Protección Civil, son ocupados en las delegaciones por gente sin experiencia, ni estudios necesarios en el área, y que en muchas ocasiones ocupan familiares del Jefe Delegacional. 

Dice el adagio que cuando todos son culpables, nadie es culpable, y así parece funcionar el sistema de construcción en la ciudad.

Aunque hay decenas de personas involucradas en las irregularidades, los dueños de las inmobiliarias y los directores responsables de obra están prófugos, a su vez, no se ha sancionado a ninguna autoridad que haya firmado manifestaciones de construcción o autorizaciones de uso de suelo, de acuerdo con MCCI. 

 

Los avances en la reconstrucción

Tanto el gobierno local como el federal tardaron en planear y explicar cómo sería la reconstrucción de la capital del país. A finales de octubre de 2017, casi un mes después del sismo, no existía plan de reconstrucción alguno. 

La recolección de datos por parte de las autoridades fue lenta y tardó meses, en comparación, las primeras bases de datos públicas de los edificios colapsados y dañados provinieron de colectivos ciudadanos, los cuales se encontraban en internet a pocos días del temblor. 

Destaca el trabajo de Verificado19s, acción ciudadana que mapeó y geolocalizó los edificios. No obstante la ayuda, el gobierno optó por realizar su propia recolección de información lo cual retrasó la llegada de los recursos. 

Los últimos datos actualizados por el gobierno de la Ciudad de México señalan que en la capital hubo 6 mil 923 viviendas dañadas, la mayoría en las zonas del centro y oriente. 

Viviendas afectadas por delegación. Fuente: Comisión para la Reconstrucción

Sin embargo, tener ubicadas las viviendas dañadas solo fue el primer paso, el segundo era destinar recursos y el tercero realizar las obras de reconstrucción ¿Pero qué institución fue la encargada de llevar a cabo tal tarea? Ninguna en específico. 

Especialistas advirtieron en su momento que, de no nombrar a una sola institución responsable de la reconstrucción se correría el riesgo de que distintas secretarías y organismos duplicaran labores y retrasaran todo el proceso, algo que ocurrió y se puede constatar al revisar los avances publicados por la Comisión para la Reconstrucción.

El duplicar trabajos en el mismo lugar es algo que, incluso a casi un año del sismo, todavía ocurre. El último reporte sobre la rehabilitación de bardas perimetrales y reparación de daños menores en escuelas de nivel básico actualizado a julio, la Agencia de Gestión Urbana (AGU) informó que cortó del programa a dos escuelas que tenía registradas al sobreponerse con las labores del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa. 

 

Te puede interesar: Tráiler con cadáveres y balacera en Garibaldi; se desbordan los homicidios en Jalisco y CDMX, 18 de septiembre de 2018

 

A pesar de solo existir desde hace cinco años, a la AGU fue la institución a la que más dinero se le otorgó vía presupuesto 2018 para llevar a cabo labores de reconstrucción, mil 208 millones de pesos.

De acuerdo con sus mismos registros, 807 millones se destinaron a pavimentación de vialidades y solo 66 millones a rehabilitación de escuelas. 

Si bien la AGU invirtió la mayoría del dinero de la reconstrucción en vialidades, se puede decir que “al menos” ejerció el dinero, ya que nueve de las 13 instituciones encargadas de la reconstrucción no han ejercido un solo peso del presupuesto 2018, de acuerdo con el informe de la Comisión a un año del sismo. 

Avance financiero de la reconstrucción por dependencia. Fuente: Comisión para la Reconstrucción

 

MÁS INFORMACIÓN: ¿Por qué se cayó mi edificio?, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad

MÁS INFORMACIÓN: Plataforma de la Comisión para la Reconstrucción