Políticas públicas

CDMX prioriza pavimentar calles antes que reparar escuelas dañadas por el sismo

Mientras que el programa de reconstrucción aprobó a la AGU más de 800 millones para pavimentación de calles, a la rehabilitación de escuelas solo le otorgaron 66 millones.

19-09-2018 10:29 Por : Arena Pública
El plan de reconstrucción aprobó 75% menos dinero a rehabilitación de escuelas que lo que se destinó a pavimentación de vialidades.
El plan de reconstrucción aprobó 75% menos dinero a rehabilitación de escuelas que lo que se destinó a pavimentación de vialidades.

¿Por qué es importante? La educación no es prioridad para el gobierno capitalino, ni si quiera en las labores de reconstrucción. 

El panorama general: Hoy se cumple un año del 19 de septiembre (19S) de 2017, el cual cobró la vida de más de 200 personas en la CDMX. Tras 12 meses, prácticamente la mitad de las escuelas siguen presentando algún tipo de daño derivado del sismo, que el gobierno todavía no lograarreglar. 

Las cifras hablan: Para la pavimentación de vialidades primarias y secundarias, a la Agencia de Gestión Urbana (AGU) se le aprobó un presupuesto de 807 millones 620 mil 745 pesos. A un año del 19S, la agencia reporta un avance físico del 82.5% de las obras que lleva a cabo en 27 tramos ubicados en 11 delegaciones. 

Fuente: Comisión para la Reconstrucción

Sin embargo, para la rehabilitación de escuelas el presupuesto aprobado para la AGU fue de 66 millones 750 mil pesos, y a un año del temblor, se reporta un avance físico de las obras del 55.6%.

A la Secretaría de Educación se le aprobaron adicionalmente 58 millones para la “adquisición de materiales y equipamiento para la reconstrucción, rehabilitación, y habilitación de escuelas públicas y 75 millones más para el convenio de reconstrucción de escuelas con la AGU. 

En total, para la reconstrucción de escuelas el gobierno aprobó un poco menos de 200 millones de pesos, 75% menos que lo que se destinó a pavimentación de vialidades. 

El factor más importante: A un año del sismo el gobierno no completa el padrón de edificios dañados, lo cual ralentiza el flujo de recursos. A su vez, el no nombrar una sola dependencia como encargada de la reconstrucción, generó que en varias acciones se duplicaran labores.  

 

MÁS INFORMACIÓN: Informe de la Comisión para la Reconstrucción a un año del sismo, gobierno de la Ciudad de México