Salud y Medio Ambiente

Producción de petróleo y gas cayó 8% el último año ¿Es el fracking la solución?

En el corto plazo el fracking ayuda a suplir las necesidades energéticas de la población, pero en el largo tiempo podría tener consecuencias nocivas para la salud.

20-08-2018 15:59 Por : Arena Pública
La ronda para adjudicar contratos para realizar fraking se realizará en febrero de 2019.
La ronda para adjudicar contratos para realizar fraking se realizará en febrero de 2019.

¿Mejorar el precio de los energéticos a costa de una posible contaminación de ríos y mantos acuíferos?

Esa será la decisión que deberá tomar el nuevo gobierno en lo relativo a las rondas que entregan los contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos utilizando la facturación hidráulica, coloquialmente conocida como fracking.

Aunque después de ganar las elecciones Andrés Manuel López Obrador se pronunció en contra del fracking, ante la caída de la producción de petróleo y gas en el país, el presidente electo podría dar continuidad al plan del gobierno actual y dejar que ocurran las licitaciones energéticas de la llamada ronda 3.3, pospuesta para febrero del 2019.

De junio de 2017 al mismo mes de 2018 la producción petrolera cayó 8.2% y la de gas 8.9%, de acuerdo con la Comisión Nacional de Hidrocarburos, y la tendencia sigue a la baja. 
Reservas de gas y petróleo

Fuente: Comisión Nacional de Hidrocarburos

En junio del año pasado el país produjo 2 millones 3 mil barriles de petróleo diarios y 5 mil 287 millones de pies cúbicos diarios de gas; para el mismo mes de 2018 la producción de petróleo fue de 1 millón 843 mil barriles diarios y de 4 mil 817 millones de pies cúbicos diarios la de gas. 

Fue promesa de campaña del presidente electo Andrés Manuel López Obrador el dejar de comprar gasolina al extranjero, algo que reiteró en el Congreso Nacional de Morena celebrado el 19 de agosto en Azcapotzalco. 

Para lograr este cometido, no solo será necesario darles mantenimiento a las refinerías actuales y construir nuevas, sino también lograr que la producción petrolera de México no siga cayendo, algo que podría lograrse de utilizar el fracking.  

De acuerdo con declaraciones de Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía, las reservas de gas y petróleo que México tiene en el subsuelo y que podrían extraerse por medio de fracking equivalen a dos veces el tamaño de Cantarell, el yacimiento de petróleo más grande que tuvo México y uno de los más importantes a nivel mundial. 

¿Cuáles son los pros y contras del fracking?

La mayoría de la energía que se consume hoy en día proviene de fuentes fósiles. El fracking es una manera de obtener petróleo y gas natural de manera relativamente rápida, lo que genera que el precio de los hidrocarburos baje. 

Si bien la técnica se conoce desde la década de 1940, el boom de esta práctica se dio en los últimos 20 años, especialmente en los Estados Unidos, debido a que la mayoría de las fuentes naturales de gas se agotaron, una situación similar a lo que México vive hoy.

El fracking utiliza una mezcla de arena, agua y diversos químicos para romper las rocas que se encuentran varias capas de tierra adentro y liberal el gas natural ahí resguardado. Un taladro excava cientos de metros bajo tierra, de ahí un hoyo horizontal se perfora e inyecta la mezcla en la roca dura para liberar el gas natura y el petróleo que después se extrae. 

Los químicos que utiliza esta mezcla son nocivos para el ser humano y en promedio cada excavación utiliza diariamente 8 millones de litros de agua, un consumo similar al de un poblado de 65 mil personas. 

fracking

Proceso del fracking. Vía Kurzgesagt

Cuando se acaba de extraer el hidrocarburo el pozo se sella y la mezcla que se utilizó para perforar se introduce ahí.  Sin embargo, en diversos casos a lo largo del mundo los pozos han sido sellados de manera irresponsable causando la contaminación de mantos acuíferos.  

Sumado a la cantidad de agua que utiliza, el fracking libera gases efecto invernadero a la atmosfera contribuyendo al calentamiento global, lo que ha provocado que este método sea calificado como nocivo para el medio ambiente por diversas organizaciones. 

En el corto y mediano plazo este método ayuda a suplir las necesidades energéticas de la población a un menor costo. Pero en el largo tiempo aún no existen los suficientes estudios para determinar si es un método nocivo para la salud por lo que utilizarlo, es una moneda en el aire.  

 

MÁS INFORMACIÓN:  Producción de gas y petróleo, Comisión Nacional de Hidrocarburos