Política Social y Seguridad

España es el epicentro mundial del feminismo ¿Qué puede aprender México?

Espacios seguros organizados por mujeres dentro de eventos masivos son la respuesta del feminismo español ante las condiciones de violencia.

10-08-2018 06:30 Por : Arena Pública

Más por sus activistas que por su gobierno, España está dando una cátedra de feminismo al mundo. 

Amnistía Internacional considera que la violencia sexual sigue siendo invisible y no prioritaria en las políticas públicas de España, aún así, colectivos feministas se organizan y cumplen la labor que el gobierno ignora: brindar seguridad a las mujeres, y ayudar a las víctimas de violencia. 

Tal es el caso de los ´puntos violeta´, espacios gestionados por las mismas mujeres en los que se atiende a quien haya sufrido una agresión durante un evento multitudinario como festivales, ferias o conciertos. 

 

Te puede interesar: ¿Por qué este 8 de marzo no se desbordaron las calles de protestas en México?, 9 de marzo del 2018

 

La idea de estos espacios nació en Valencia y se implementó por primera vez a finales de diciembre del 2017 en el ´Festivern´, un festival musical de tres días para celebrar el año nuevo. 

Durante todo el festival las organizadoras de estos puntos violeta reportaron 25 agresiones a mujeres, que al reportarlas con la seguridad y los organizadores del evento, fueron totalmente ignoradas, según relata la prensa local.  

No obstante, los colectivos feministas han seguido con esta práctica durante el 2018 y empiezan a aparecer las primeras semillas de apoyo por parte del gobierno.  

Distintos ayuntamientos empiecen a adoptar los puntos violeta como una política de prevención. El gobierno de Málaga implementará por primera vez esta idea en la feria de la ciudad que se llevará a cabo del 11 al 19 de agosto. 
 

La violencia contra las mujeres en eventos multitudinarios es un tema que toca las fibras más sensibles del feminismo español. Ésto, tras el fallo judicial en el caso de ´La manada´, crimen en el que cinco jóvenes en 2016 durante la fiesta de San Fermín violaron en grupo a una joven de 18 años. 

Los acusados fueron condenados en marzo del 2018 por abuso sexual y no por violación, ya que los magistrados declararon que no se puede comprobar el uso de violencia o intimidación; condiciones para que se considere violación, según el código penal español.
 

Marchas en España contra la sentencia que exculpó a ‘La Manada’ de violación

La decisión del poder judicial llevo a miles de mujeres a lo largo y ancho del país Ibérico a condenar la sentencia bajo el cántico: “no es abuso, es violación”, y a exigir un  debate sobre el papel de los jueces y las normas españolas en este tipo de crímenes. 

No solo ante actos como los de ´La manada´ las mujeres en España han salido a evidenciar la violencia que viven todos los días y exigir mejores condiciones. 

Vestidas de color morado y vitoreando “si nosotras paramos, se para el mundo”, millones de españolas invadieron el 8 de marzo las calles de 120 ciudades para protestar contra la desigualdad de género en todas sus vertientes: brecha salarial, discriminación y violencia sexual. 
 

El emocionante cántico de las mujeres en la manifestación en la huelga de Bilbao

En México la situación no es mejor que en España: 30% de las mujeres consideran que han sido descriminadas por su sexo contra 5% de los hombres, de acuerdo con Inegi. Sumado a lo anterior, el gobierno registra 387 feminicidios en la primera mitad del año. 

Ante esta situación, México y el mundo pueden aprender mucho del activismo español, el cual entró en acción ante la ineficacia del gobierno. 

 

MÁS INFORMACIÓN: La violencia sexual sigue siendo invisible y no prioritaria en las políticas públicas en España, Amnistía Internacional, 23 de noviembre del 2017