Tecnologías

El precio del regreso a clases: hogares dedican 8.6% del gasto a educación

El regreso a clases le saldrá más caro a los hogares en los deciles más susceptibles al aumento de precios en útiles escolares

09-08-2018 06:30 Por : Arena Pública
La Profeco proyectó que el gasto en útiles escolares por niño a nivel primaria podría superar los 2 mil 500 pesos (Foto: Twitter)
La Profeco proyectó que el gasto en útiles escolares por niño a nivel primaria podría superar los 2 mil 500 pesos (Foto: Twitter)

En este regreso a clases, levantarse temprano será tan solo uno de los sacrificios que tendrán que hacer los padres para asegurar la educación de sus hijos.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio a conocer sus estimaciones del gasto en material escolar durante el inicio del nuevo ciclo, y las cifras son poco agradables.

Se estima que el gasto en útiles y uniformes por niño a nivel primaria será de entre 901 pesos y 2 mil 586 pesos, según informó la Profeco el 30 de julio de 2018.

 

Te puede interesar: ¿El modelo educativo de AMLO está basado en un programa de Fundación Azteca?, 26 de julio de 2018

 

La compradora de servicios financieros Coru, por su parte, estima que el desembolso para útiles en este regreso a clases rondará los mil y los 3 mil pesos para el 48% de la población, mientras que el 24% gastaría entre 3 mil y 5 mil pesos, según un estudio que publicó el 7 de agosto de 2018.

Los montos son altos, y representarán un golpe para la economía de muchos hogares en el país, particularmente para aquellos que se ubican dentro de las clases populares.

Artículos y servicios de educación representan 8.6% del gasto mensual total de los hogares mexicanos, según datos de la más reciente Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), correspondientes a 2016.

Este porcentaje varía dependiendo del nivel socioeconómico de cada familia. Para las que se ubican en los deciles del I al III, la porción del gasto ronda el 5.5%; del IV al VII, el 7.8%; y del VIII al X llega al 9.4%.

Dicho de otro modo, a mayor nivel socioeconómico de un hogar, más alto es el porcentaje de su gasto que puede dedicar al rubro de educación.

Sin embargo, esto no significa que las familias ubicadas en los primeros deciles estén menos expuestas a los efectos del desembolso que viene con el regreso a clases. De hecho, su susceptibilidad al aumento de precios en material escolar y otros productos relacionados con la educación es mayor.

 

El regreso a clases suele ser costoso en muchos sentidos para padres de familia

El regreso a clases suele ser costoso en muchos sentidos para padres de familia

 

A junio de 2018, la inflación en los precios del sector educativo fue del 4.78%, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Para artículos de educación, la inflación fue del 4.55% al mismo mes, y en material escolar fue del 4.18%.

Cabe la posibilidad de que familias de los sectores populares se vean obligadas a solventar los gastos del regreso a clases acudiendo a préstamos y casas de empeño.

 

Te puede interesar: Sistema de educación física escolar: Sin profesores, materiales, ni rumbo claro, 18 de junio de 2018

 

De hecho, el 8 de agosto la prensa nacional informó sobre un comunicado de la casa de empeño Nacional Monte de Piedad en el que esta promueve el préstamo prendario como una alternativa de financiamiento para cubrir las necesidades monetarias surgidas durante el regreso a clases.

Según la ENIGH, la porción de hogares con gastos en educación es del 45%. En los deciles del I al III, esta es del 33%; del IV al VII es del 49%; del VIII al X, 52%.

 

MÁS INFORMACIÓN: Presenta Profeco comparativo de precios de útiles rumbo al Regreso a Clases, Profeco, 30 de julio de 2018

MÁS INFORMACIÓN: Hasta 5 mil pesos gastan los mexicanos en útiles para el regreso a clases 2018, Coru, 7 de agosto de 2018

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016, Inegi, 28 de agosto de 2017

MÁS INFORMACIÓN: Índice Nacional de Precios al Consumidor, Inegi, junio de 2018