Economía

#PartidosDenSuDinero: sí se puede, es cosa que quieran

El INE no puede reducir el financiamiento público que da a los partidos, pero ellos sí pueden renunciar a recibir el dinero para las campañas del 2018 y destinarlo a los damnificados.

22-09-2017 06:30 Por : Arena Pública
Los partidos recibirán el proximo año casi 7 mil millones de pesos que podrían destinarse a los damnificados.
Los partidos recibirán el proximo año casi 7 mil millones de pesos que podrían destinarse a los damnificados.

¡Sí se puede!, ¡si se puede! fue el grito que se escuchaba en las zonas donde se buscaba rescatar a personas con vida de los escombros de los edificios colapsados por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017.

Y mientras algunos ciudadanos colaboraban en las labores de rescate, otros promovieron una iniciativa para tener recursos que ayuden a la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismo.

La más popular, sin duda, ha sido la que pide al Instituto Nacional Electoral que done los casi 7 mil millones de pesos que destinará el financiamiento públicos de los partidos políticos para el próximo año.

La propuesta fue hecha a través de la plataforma change.org -un sitio web en el que se hacen propuestas de todo tipo y la gente se manifiesta a favor de la iniciativa- por un regiomontano de nombre Alfredo Aguirre y la noche del jueves de septiembre ya tenía casi dos milloes de simpatizantes.

Con hashtag #PartidosDenSuDinero, la propuesta despertó enormes simpatías en redes sociales y se mantuvo varias horas dentro de los temas destacados de Twitter. Sin embargo, no hay nungún tipo de obligación para que la autoridad electoral acepte la propuesta.

 

 

Es más, el Instituto Nacional Electoral (INE) no podría “a la brava” quitar el financiamiento público a los partidos políticos para destinarlo a las labores de reconstrucción, pues violaría la Constitución, ya que tienen el mandato -entre otros- de garantizar la entrega de recursos públicos a esta organización.

Sin embargo sí hay alternativas para que esta propuesta se cristalice.

Vamos por partes.

 

El papel de INE

El 18 de agosto de este año, el INE aprobó el Proyecto de Financiamiento Público para las actividades ordinarias y de campaña de partidos políticos y candidatos independientes que contiendan el próximo año por la Presidencia del país, diputaciones federales y senadurías de la República por un monto total de 6 mil 788 millones de pesos.

El INE determina el monto total del financiamiento públicos a los partidos, así como lo que corresponde a cada uno de ellos con base en una fórmula que fue aprobada por diputados y senadores, y a la autoridad electoral solo le queda acatarla.

“Este proyecto de acuerdo no es una determinación arbitraria del INE, sino la aplicación de una fórmula de cálculo de la bolsa de dinero público que ha generado un consenso político y que se ha plasmado en la Constitución”, explicó en ese momento, el presidente del INE, Lorenzo Córdova.

Y aunque el presidente del INE reconoció que se trata de la cifra más alta en la historia del país y de que genera inconformidad en algunos sectores de la sociedad, “el financiamiento público que propone el INE genera y es la base para propiciar condiciones de equidad” entre los partidos.

 

 

Estos 6 mil 788 millones de pesos se repartirán entre los nueve partidos políticos con registro, de acuerdo con sus resultados electorales y se divide en dos grandes rubros: el primero para sus actividades ordinarias y el segundo para gastos de campaña -que el año próximo será de poco más de 2 mil 148 millones de pesos-.

Todo este dinero, son recursos públicos, es decir, aquellos que recibe el Estado vía impuestos y otro tipo de ingresos, pero la realidad es que somos los mexicanos quienes financiamos a los partidos.

El monto que el INE debe dar a los partidos se basa en una fórmula que está en la Constitución.

 

Por ello, el propio Córdova se ha manifestado por abrir un nuevo debate en torno a la manera en que se financian los partidos políticos.

“Este es el monto con el que iremos a las elecciones de 2018, pero al cabo de las mismas me parece que es pertinente que haya una amplia discusión nacional, sin atavismos, para atender lo que es un legítimo reclamo de la propia sociedad”, declaró.

 

Si no es el INE, ¿entonces quién?

Oficialmente, el dinero público que reciben los partidos políticos se le conoce como prerrogativas y se llaman así porque es un privilegio al cual pueden renunciar las organizaciones que lo reciben.

Así lo manifestó el profesor-investigador de la División de Administración Pública del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Jorge Roldán Xopa en un escrito publicado en su blog a partir de la inicaitiva #PartidosDenSuDinero en el que sostiene que los partidos políticos sí pueden renunciar a ese privilegio, especialmente cuando se está ante buenas razones: ”la reconstrucción es una necesidad extraordinaria que bien lo justifica”.

 

Te puede interesar: Cada voto en las elecciones del domingo 4 de junio nos costó 227 pesos, 6 de junio de 2017.

 

“Como prerrogativa económica, se está ante una expectativa renunciable, en todo o en parte, por los partidos políticos. La prerrogativa al financiamiento público no es ni siquiera un derecho patrimonial, es decir, de una expectativa sobre el que pueda reclamarse un derecho de propiedad. Se trata de una posibilidad de gasto. Aquello que no se gaste no forma parte del patrimonio del partido, en cambio, tiene que ser devuelto a la Tesorería”, argumenta el académico.

De hecho, añade que en ejercicios anteriores, los partidos políticos han reportado que no ejercieron el total de prerrogativas y tuvieron que regresar ese dinero al gobierno federal. “Si los partidos pueden decidir no gastarlo, también pueden decidir no recibirlo. El efecto es el mismo”, añade.

Aun no inicia la cuantificación de los daños ocasionados por los sismo del 7 y 19 de septiembre, pero seguramente serán multimillonarios.

 

Es decir, según Roldán Xopa, tendrían que ser los propios partidos los que determinen no recibir la totalidad o un porcentaje del financiamiento público el próximo año y tocaría al gobierno federal destinar esos montos a la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos.

“La decisión de renunciar al financiamiento puede darse unilateralmente por un partido político o bien decidirse en conjunto si quisieran tener un compromiso mutuo por razones de ‘equidad’ en la contienda. Renunciar a ejercer parte del financiamiento no equivale a donar, ni distraer los recursos públicos para otro fin. Equivale a recursos públicos no ejercidos que pueden reasignarse”, explica.

 

¿Y qué dicen los partidos?

Ante el debate que se generó en redes sociales, los partidos políticos no pudieron hacerse los desentendidos y tuvieron que fijar postura, aunque, fieles a su costumbre, sin comprometerse a nada o buscando sacar un beneficio político.

El miércoles 20 de septiembre el dirigente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador, publicó un video en redes sociales en el que manifestó que desde el jueves 14 de septiembre había solicitado al INE que 20% de su gasto de campaña pudiera utilizarse a apoyar a los damnificados.

 

 

“El jueves de la semana pasada propuse que el 20% del gasto de campaña de Morena se destinara a apoyar a los damnificados, los del INE me contestaron que eso no era posible, porque los fondos que entregan a los partidos no deben utilizarse con estos propósitos, yo difiero de ese criterio”.

Jamá habló de renunciar a ese monto -aproximadamente 41.5 millones de pesos- y es más, sostuvo que creará un fideicomiso en el que “periodistas e intelectuales honestos” determinarán cómo destinarán esos recursos, que podrían aumentar, a apoyar a los damnificados por los sismo.

Luego de es video vinieron las respuestas en cascada: Enrique Ochoa Reza, líder nacional del PRI, primero llamó a los otros partidos y analizar con el INE la manera de donar dinero de los recursos que reciben en apoyo a los damnificados, “sin simulación ni oportunismo”.

 

El debate tuitero entre líderes partidistas, dijeron sí, pero pusieron condiciones.

 

Posteriormente, la noche del jueves 21 que anunció que su partido renunciaba al 25% del financiamiento público que recibe, pero con la exigencia de que todos esos recursos se destinen en apoyo a la reconstrucción y a los damnificados por los sismos ocurridos los días 7 y 19 de septiembre.

De acuerdo con la información del PRI, la cifra a la que renuncia es de 258.6 millones de pesos -es decir mantiene intacto el presupuesto para gastos de campaña que para ese partido es de 547 millones de pesos-.

 

Te puede interesar: ¿Dirigirá Ochoa Reza al PRI como a sus taxis? Si es así, maña noticia para el partido, 30 de mayo de 2017.

 

“El PRI exige que este procedimiento se lleve a cabo cumpliendo estrictamente con la legalidad, bajo un método transparente y sin tintes políticos, en el que los recursos económicos sean transferidos directamente a la Tesorería de la Federación. Esto con el fin de asegurar que, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, los fondos se destinen a las instituciones encargadas de entregar el apoyo a las personas que lo necesitan más, sin oportunismo político” informó el partido en un comunicado.

Los dirigentes del PAN, Ricardo Anaya, y PRD, Alejandra Barrales también se manifestaron en favor de que recursos destinados a los partidos se usen mejor en acciones de apoyo a los damnificados, pero no dieron más detalles ni ofrecieron un porcentaje al cual renunciar.

 

La llamada “chiquillada” también le entró al debate, pero sin comprometerse a nada.

 

Los mismo ocurrió con los llamados partidos pequeños, PVEM y Nueva Alianza -aliados tradicionales del PRI- pidieron establecer mecanismo para esta reducción, al tiempo que Movimiento Ciudadano consideró que se trata de un debate oportunista pues ellos han propuesto desde 2015 eliminar el financiamiento público para los partidos políticos.

 

 

El líder del partido Encuentro Social, también se manifestó, por medio de un video, en favor que los partidos políticos renuncie al financiamiento públicos, y el único que no se ha manifestado el el PT.

 

MÁS INFORMACIÓN: El financiamiento a partidos y los recursos para la reconstrucción. La Constitución como compromiso, Jorge Roldán Xopa, 21 de septiembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Aprueba Consejo General Proyecto de Financiamiento para Partidos y Candidatos Independientes en 2018, Instituto Nacional Electoral, 18 de agosto del 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Debe INE donar los casi 7,000 millones de los partidos a víctima del sismo del 19 y 7 de septiembre, petición en change.org, 20 de septiembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: El PRI renuncia a 258 millones de pesos otorgados por el INE en apoyo a la reconstrucción y a los damnificados por los sismo, Comité Ejecutivo Nacional del PRI, 21 de septiembre de 2017.