Políticas públicas

Mayores vacaciones, demanda justa en momentos difíciles

La reforma laboral, ya aprobada en una Comisión del Senado, tendrá costos fiscales que las empresas mas pequeñas podrían no soportar en medio de la recuperación, dicen organismos patronales.

01-10-2022 20:30 Por : Arena Pública
Sesión de la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado. (Foto: Cámara de Senadores)
Sesión de la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado. (Foto: Cámara de Senadores)

El incremento en los días de vacaciones para los trabajadores llegaría en un momento difícil para la mayoría de las empresas, señalan expertos y organizaciones patronales. 

La Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Senadores aprobó la reforma a la Ley Federal del Trabajo para agregar seis días adicionales a los periodos vacacionales reglamentarios desde el primer año de labores de cualquier trabajador.

El período, originalmente de 6 días, fue ampliado en respuesta a la demanda de "vacaciones dignas" pues el país es actualmente uno de los que menos días de vacaciones pagadas tienen a nivel mundial, incluso menos de la mitad de los que tienen en la mayoría de países de Latinoamérica. 

En la exposición de motivos de la iniciativa, la diputada promovente, Bertha Caraveo del grupo parlamentario de Morena, señaló que de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 75% de mexicanos padece fatiga por estrés laboral, superando a países como China y los Estados Unidos.

Los expertos en materia laboral y el sector empresarial han reconocido que pese a que México es uno de los países que más horas trabaja a nivel mundial, esto no se ha traducido en mayor productividad. Por el contrario, México está entre los países de menor productividad laboral, algo que señalan puede estar motivado por la falta de descanso y espacios de reposición. 

Según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en México se trabaja 2,137 horas al año en promedio, 23% más que el promedio de la OCDE de 1,730 horas y alrededor de 64% más que en Alemania, Dinamarca y Suecia. 

Si bien, hoy en día existen muchas empresas que ofrecen mayores vacaciones desde el primer año, estas lo hacen en un ejercicio de buenas prácticas con sus trabajadores, sin embargo, los sectores con los trabajadores de menor preparación como los de la construcción o los trabajadores de limpieza, son espacios donde prácticamente no hay vacaciones.

Un cambio repentino sería peligroso

No obstante, como en la mayoría de las reformas laborales de este sexenio la forma de implementar esta nueva reglamentación ha creado polémica con el sector empresarial, quienes han señalado que las principales afectadas por una reforma de tales dimensiones pueden ser las empresas más pequeñas.

“Debemos ser cuidadosos, sobre todo, porque podría poner en riesgo a las micro y pequeñas empresas, que son las que dedican una mayor proporción de sus ingresos a cubrir las prestaciones de ley” advirtió José Medina Mora, presidente de la Coparmex.

Según Virginia Ríos, integrante de la Comisión Técnica de investigación Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), los costos fiscales de la reforma podrán verse principalmente de la prima vacacional con esos 6 días extra.

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, esta prima no puede ser inferior al 25% sobre el importe del salario e impactará en el pago de cuotas obrero patronales al IMSS, SAR e INFONAVIT, así como en el pago de los impuestos locales sobre nómina.

Ríos, advierte, que si bien todos los sectores involucrados están de acuerdo en aumentar los días de vacaciones, el problema es el cuándo y cómo comenzará a implementarse, pues la redacción actual de la iniciativa señala que la reforma entraría en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, lo que tomaría por sorpresa a muchas empresas.

“Lo ideal sería que la reforma entrará en vigor en enero, lo que además permitiría que pudiera acoplarse con el incremento del salario mínimo para ese año, así el patrón podría considerarlo en el presupuesto especialmente en un proceso de recuperación después de la pandemia que afectó la liquidez de las empresas" señaló la especialista. 

La COPARMEX que comparte la propuesta de aplazar la entrada en vigor de la reforma, además ha recomendado la implementación gradual de la misma, aumentando 3 días en 2023 y llegando a los 6 en 2024, además de incluir en un artículo transitorio que aquellos trabajadores que ya tengan hasta 3 años en la empresa partan desde 12 días de vacaciones. . 

Jornada laboral reducida, un difícil cambio organizacional

La reforma, que además deberá ser votada por la Comisión de Estudios Legislativos, también incluye la reducción de la jornada laboral de 8 a 7 horas, así como licencias de paternidad más largas.

Ambos puntos siguen en discusión, especialmente el primero por sus implicaciones universales sobre los trabajadores en activo, que verían reducidas sus horas laborales semanales de 48 horas a 42, en el caso de aquellos que trabajan los sábados. 

Aun con la reducción, México seguiría por encima de varios países en cuestión de horas laboradas, sin embargo, la reducción de esta hora implicaría cambios importantes que no necesariamente se traducirán en mayor descanso, mayor productividad. 

"Fiscalmente no habría afectaciones, pero algunas empresas tendrán que contratar más trabajadores para cubrir el trabajo que hacen tres o cuatro turnos, en medio turno más o pagar horas extra, que ambas opciones implican un fuerte gasto adicional" comentó la especialista del CCPM.

La reducción de la jornada laboral también sería un tema difícil de aplicar en el país debido a la amplia brecha de productividad que actualmente existe entre las regiones del país. 

Según la COPARMEX, a nivel nacional, la productividad laboral es de 167 pesos por hora trabajada, pero mientras en la Ciudad de México la productividad es de 401 pesos por hora, en Nuevo León de 249 pesos por hora, y en estados de alta marginación como Chiapas y Oaxaca es tan solo de 80 pesos por hora.