Negocios

Blue Origin, SpaceX y la NASA: las complicaciones del regreso a la Luna

Tras las diversas quejas y demandas de Blue Origin hacia la NASA, la misión Artemis para llegar de nuevo a la Luna se vio retrasada hasta 2025.

11-11-2021 16:25 Por : Arena Pública
Elon Musk y Jeff Bezos buscan conquistar el mercado espacial.
Elon Musk y Jeff Bezos buscan conquistar el mercado espacial.

Recientemente la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), anunció la reprogramación de la misión lunar Artemis, hasta al menos 2025, debido en parte a los retrasos causados por las quejas presentadas por Blue Origin.

El administrador de la NASA, Bill Nelson, expuso este miércoles en un comunicado los retos que tienen por delante las misiones que devolverán a los humanos a la Luna. “Volver a la Luna de la forma más rápida y segura posible es una prioridad de la agencia. Sin embargo, con la reciente demanda y otros factores, es probable que el primer aterrizaje humano con Artemis no se produzca antes de 2025”, expresó Nelson.

La demanda por Blue Origin buscaba una parte del contrato que se le ofreció a SpaceX para la construcción de la nave para la misión Artemis, pero tal complicación legal, generó que el desarrollo de SpaceX y la NASA se detuviera por algunos meses.

Sin embargo, la semana pasada, el tribunal federal de Estados Unidos “falló” en contra de Blue Origin, después de que ésta interpusiera una demanda contra la NASA por el contrato que SpaceX había conseguido.

“Estamos satisfechos con la minuciosa evaluación del Tribunal de Reclamaciones Federales de EE.UU. del proceso de selección de fuentes de la NASA para el sistema de aterrizaje humano, y ya hemos reanudado las conversaciones con SpaceX”, añadió Nelson.

¿Dónde comenzó la problemática?

En los años recientes, Elon Musk con SpaceX y Jeff Bezos con Blue Origin comenzaron la etapa de los viajes espaciales privados, con el objetivo de inaugurar el turismo espacial en los próximos años.

Ante el surgimiento de dichas compañías, la NASA comenzó con el desarrollo de la misión Artemis, que busca llevar seres humanos a la Luna inicialmente para 2024, sin embargo, para tal misión la NASA debía de elegir la propuesta de alguna de las empresas privadas para la construcción de bases lunares.

Entre las compañías que la NASA tenía contempladas se encontraban SpaceX, Blue Origin y Dynetics. A las tres empresas se les pidió construir y mostrar una nave capaz de realizar una misión de demostración antes de febrero de 2021; posteriormente la NASA elegiría a una compañía para el desarrollo de la nave final que ira a la Luna.

En abril de este año, la NASA anunció que SpaceX será la compañía que lleve a los astronautas de nuevo a la Luna, al considerar que la empresa "tiene todo lo que necesitan" para sus misiones lunares. No obstante, ante tal decisión, la compañía espacial de Jeff Bezos, demandó al gobierno de los Estados Unidos por otorgar a SpaceX el contrato de la NASA por 2 mil 900 millones de dólares para fabricar el módulo de aterrizaje lunar.

Dentro de la demanda, Blue Origin cuestionó la "evaluación ilegal e inapropiada de la NASA" de las propuestas presentadas para el programa Artemis, por lo que, debido al proceso legal SpaceX y la Nasa detuvieron el desarrollo de la misión por 7 meses.

Por otra parte, La NASA expresó que inicialmente buscaba elegir dos sistemas de aterrizaje lunares de diferentes compañías, “en caso de que uno se quedara atrás durante el desarrollo”. Sin embargo, se encontró limitado por los fondos del Congreso, que el año pasado asignó solo una cuarta parte de lo que la Casa Blanca solicitó para el programa.

Actualmente, y tras la reanudación del desarrollo entre SpaceX y la NASA, un portavoz de la NASA mencionó que el próximo año se anunciarán más contratos para misiones lunares adicionales, por lo que habrá que esperar el desarrollo de la nueva etapa espacial y las acciones que tomará Jeff Bezos con Blue Origin.