Finanzas

Degrada Fitch la calificación crediticia de Pemex y la coloca a un paso de los "bonos basura"

El flujo negativo de la petrolera estatal, su elevada deuda y los altos niveles de transferencia de fondos al gobierno federal, son causas del recorte en la calificación.

29-01-2019 18:51 Por : Arena Pública
En octubre de 2018 Fitch disminuyó la perspectiva de estable a negativa en la calificación crediticia de la compañía por su elevada deuda y su deterioro financiero.
En octubre de 2018 Fitch disminuyó la perspectiva de estable a negativa en la calificación crediticia de la compañía por su elevada deuda y su deterioro financiero.

¿Por qué es importante?  La petrolera estatal Pemex, además de contribuir significativamente con los ingresos fiscales del gobierno federal y de los gobiernos estatales, es una de las más importantes referencias del éxito o mediocridad del nuevo gobierno de López Obrador. La calidad de sus bonos afectan directamente a una gran cantidad de bonos mexicanos en los mercados internacionales.

¿Qué ocurrió? La calificadora de Riesgo Fitch Ratings recortó la calificación crediticia de Pemex en moneda local y extranjera a largo plazo a ‘BBB-‘ desde la escala de ‘BBB+’ previa; dos escalones menos.

¿Cómo ocurrió? Para la calificadora las finanzas de la empresa productiva del estado seguirán en deterioro y anticipa un flujo de caja negativo de 4 mil millones de dólares (mdd) tanto para 2018 como para 2019.

El estado de las cosas: De acuerdo al comunicado de Fitch, las bajas en la calificación aplican a aproximadamente 80 mil mdd en notas en circulación y a todas las emisiones nacionales de largo plazo.

 

Pemex, Estado de Resultados

Fuente: Pemex, Estados Financieros

 

¿Cómo funciona esto? Las calificadoras emiten la perspectiva de una empresa a través de una escala de riesgo basada en la estructura financiera de una empresa, cuando es positiva esta aumenta y refleja menor riesgo de incumplimiento, cuando las finanzas se deterioran baja la escala y representa mayor riesgo.

En retrospectiva: En octubre de 2018 Fitch recortó la perspectiva de Pemex de estable a negativa debido al continuo deterioro financiero como resultado de los altos niveles de transferencias de fondos al gobierno federal, lo que genera un flujo negativo y una elevada deuda.

Las cifras hablan: El pasivo total de Pemex suma 3.6 billones de pesos (equivalente a 191 mil 874 mdd) hasta el tercer trimestre de 2018, cuando en diciembre de 2012 era de 2 billones de pesos.

La deuda financiera de largo plazo de Pemex como proporción del total de su patrimonio y sus pasivos es de 95.9% en el tercer trimestre de 2018.

Entre Líneas: La presentación del plan 2019 por directivos de Pemex ante inversionistas en NY hace unos días, causó serias preocupaciones: por un plan poco creíble y por una gestión de la que desconfían. La SHCP acaba de anunciar un plan para aligerar la carga fiscal de Pemex en la que contempla se liberarán alrededor de 11 mil millones de pesos cada año y se alcanzará un total de 66 mil millones disponibles para invertir en 2024.

Y ahora ¿qué sigue?: Con un mercado a la baja y con serios cuestionamientos de los inversionistas a la gestión de Pemex, las finanzas de Pemex -que encarecerán su fondeo- solo encuentran respiro con un rescate desde el gobierno federal. Sin embargo las finanzas públicas ya están comprometidas y Pemex puede comprometerlas aún más.

 

Más información: Fitch baja la calificación de Pemex a 'BBB-', Fitch Rating.