Negocios

Nike, 40 años vendiendo emociones y observando crecer sus ganancias

Desde hace más de cuatro décadas Nike basa su publicidad en explotar las emociones y relación sentimental de las personas con el deporte.

11-09-2018 10:00 Por : Arena Pública
Desde el basquetbolista Charles Barkley, pasando por el golfista Tiger Woods y ahora con el mariscal de campo Colin Kapernick, la marca de “la palomita” respalda a los atletas que patrocinan, incluso en sus peores momentos.
Desde el basquetbolista Charles Barkley, pasando por el golfista Tiger Woods y ahora con el mariscal de campo Colin Kapernick, la marca de “la palomita” respalda a los atletas que patrocinan, incluso en sus peores momentos.

“Solo hazlo” (Just do it), famosa campaña publicitaria de Nike cumple 30 años este 2018.

Los anuncios de Nike no se centran en vender su producto, sino en vender una emoción y un sentimiento, tal y como lo hace Coca-Cola, pero a diferencia de la refresquera, la marca deportiva más grande del mundo no teme en utilizar figuras políticamente incorrectas para mandar un mensaje.

Desde el basquetbolista Charles Barkley, pasando por el golfista Tiger Woods y ahora con el mariscal de campo Colin Kapernick, la marca de “la palomita” respalda a los atletas que patrocinan, incluso en sus peores momentos y cuando otras compañías les dan la espalda.

Sin embargo, más que un acto altruista o de solidaridad, las decisiones de Nike parecen estar fríamente calculadas para dar beneficios económicos a mediano y largo plazo, aun cuando en un principio las ventas o las acciones caigan. 

 

Te puede interesar: La mariguana fue la gota que desplomó las acciones de Tesla; estos son el resto de sus problemas, 7 de septiembre de 2018

 

El día que la marca anunció que el mariscal de campo Colin Kapernick sería la cara del 30 aniversario de su campaña “Solo hazlo”, las acciones de la compañía cayeron 3% por la polémica que rodea al exjugador de los 49´s de San Francisco por su icónico acto de arrodillarse durante el himno nacional.

Mientras que las redes sociales se llenaron de videos de gente quemando productos Nike -respaldados por el presidente Trump, quien acusa a todos los jugadores que se arrodillen de antipatriotas- la compañía originaria de Portland, Oregon vio un incremento en sus ventas en línea de 31% al siguiente fin de semana, de acuerdo con la revista Time.

Esta no es la primera vez que una decisión polémica le reditúa económicamente a la firma, ya que desde hace más de cuatro décadas basa su publicidad en explotar las emociones y la relación sentimental de las personas con el deporte. 

 

Te puede interesar: De la sartén al fuego: fiscal de EU sugiere investigar a Facebook y Twitter, 7 de septiembre de 2018

 

La empresa nació en 1964 en los alrededores de Portland, Oregon, al noroeste de los Estados Unidos, cuando el corredor Phil Knight y su entrenador Bill Bowerman abrieron una tienda deportiva llamada Blue Ribbon (listón azul) en la que vendían tenis especiales para correr que importaban desde Japón.

En 1971, la compañía cambió de ser distribuidora a fabricar sus propios modelos bajo el nombre Nike, en alusión a la diosa griega de la victoria con el mismo nombre. Carolyn Davidson, una estudiante de Bowerman creó el diseño de “la palomita”, por el cual le pagaron 35 dólares (aproximadamente 4 mil pesos al tipo de cambio de hoy).

El primer anuncio publicitario de Nike llegó en 1976 y ni si quiera mostraba algún producto de la compañía, sino que se enfocaba en las relaciones emocionales de la gente con los deportes. “No hay línea de meta”, se lee en el afiche. 

Publicidad de Nike (1976)

Sin embargo, el éxito mundial de la compañía llegaría a mediados de los ochentas después de patrocinar y darle respaldo a una joven estrella del basquetbol, Michael Jordan, a quien incluso le diseñaron una propia línea de zapatos, los ´Air Jordan´, que siguen produciéndose hasta la fecha. 

A principios de los noventa llegaría una de las primeras polémicas que la empresa generaría a través de los años tras crear el comercial “I´m not a role model” (No soy un modelo a seguir), estelarizado por el basquetbolista Charles Barkley, quien hacía énfasis en que los niños deberían ser educados por los padres y no tener como ejemplo de vida a un deportista profesional. 

“Solo porque clavo un balón de basquetbol no significa que tenga que criar a tus hijos”, menciona Barkley en el comercial. 

El anuncio parece haber calado en ciertos sectores norteamericanos pues golpeó en las finanzas de la empresa durante 1994, año en que se reportó por primera vez en su historia un decrecimiento en sus ganancias. Las ganancias de la compañía cayeron 3.5%, sin embargo, para 1995 estas crecieron 25%, según sus informes anuales. 

Jorge Campos dentro del informe anual de Nike (1994).

Posterior al polémico anuncio de Barkley, la compañía se mantuvo firme con Tiger Woods en 2009, incluso durante los escándalos sexuales que lo rodearon y que ahuyentaron a otros patrocinadores como Gillette, Gatorade y AT&T.

En el aniversario de su más exitosa campaña publicitaria, la campaña elige como imagen a un jugador al que ningún equipo quiere por los reflectores políticos que atrae, no obstante, corriendo riesgos como ninguna otra, Nike ha decidido respaldarlo, a sabiendas que a largo plazo el beneficio económico será mayor.   

Desde que Nike empezó a realizar anuncios polémicos en 1993 a la fecha, la empresa reporta ingresos 9 veces superiores a los de aquel entonces. 

 

MÁS INFORMACIÓN: A pesar del odio, las ventas de Nike incrementaron 31 después del anuncio de Kapernick, Time, 10 de septiembre de 2018

MÁS INFORMACIÓN: Reportes anuales de Finanzas, Nike