Políticas públicas

Reforma en pensiones: salvación de México para no ser un país de ancianos y pobres

El sistema de pensiones en México debe mejorar en indicadores como el ahorro, edad de jubilación, contribución, densidad de cotización, entre otros para evitar un país en la vejez y en pobreza.

05-09-2018 17:32 Por : Arena Pública
La última reforma relevante en materia de pensiones fue en 2002. Foto: Charlie Llewellin / algunos derechos reservados.
La última reforma relevante en materia de pensiones fue en 2002. Foto: Charlie Llewellin / algunos derechos reservados.

¿Por qué es importante? En México cada vez hay una mayor cantidad de personas en edad de retiro debido a cambios demográficos como el envejecimiento de la población, el aumento en la esperanza de vida y una reducción en la tasa de fecundidad.

¿Qué ocurrió? La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) difundió un diagnóstico del sistema de pensiones en México, donde destacó los retos que enfrenta el sistema en un entorno en el que se acelera el envejecimiento de la población.

El estado de las cosas: Para que la población adulta en México pueda alcanzar una pensión digna al llegar a la vejez, el país tiene el reto de mejorar de manera inmediata en indicadores del sistema de pensiones como la cobertura, edad de jubilación, aportaciones, equidad de género, el ahorro voluntario, entre otros.

Las cifras hablan: México cuenta con una de las tasas más bajas de contribución en los planes de pensión obligatorios: 8.8% en el IMSS y 13.3% en el ISSSTE, cuando en países como Hungría e Italia es superior al 30%.

 

Contribución a las pensiones

 

Aunque el ahorro voluntario en México ha crecido de manera importante, apenas representa el 1.9% de los activos acumulados en el sistema.

El promedio de la tasa de reemplazo en México es de 55%, pero organismos como la OIT y la OCDE recomiendan una tasa del 70%.

En México, la densidad de cotización (tiempo de inscripción en el sistema/tiempo en el mercado laboral) se ve afectada porque cerca del 60% de la población ocupada no cuenta con seguridad social, además hay 30 millones de personas en la informalidad laboral.

En retrospectiva: El sistema individual de cuentas para el retiro lleva operando 21 años en el país, pero la última reforma relevante fue en 2002 y desde entonces el sistema ha enfrentado cambios demográficos, financieros y del mercado de trabajo que generan presión para adaptarlos a la nueva realidad.

¿Qué hay detrás?: En México existen 13.8 millones de personas de 65 años o más que representan el 8% de la población, para 2030 la proporción aumentará a 11% y en 2050 a 21.5%.

Sólo el 31% de personas mayores de 65 años reciben ingresos por pensión o jubilación.   

El programa de Apoyo a Adultos Mayores (65 y más) atiende a 4.7 millones de personas y consiste en apoyos económicos de sólo 580 pesos mensuales.

El 26% de la población en el país de 65 años o más, no recibe ningún tipo de pensión.

Y ahora ¿qué sigue?: Las pensiones se han convertido en una olla de presión en las finanzas públicas del país y la próxima administración requiere llevar a cabo adecuaciones en el sistema para evitar desequilibrios fiscales en el futuro, con una población en situación de vejez y en condiciones de pobreza.

 

MÁS INFORMACIÓN: Diagnóstico del sistema de Ahorro para el Retiro en México: Funcionamiento, Beneficios y Retos.