Tecnologías

Entregas de Amazon con drones, ¿qué tan riesgoso es?

Amazon Prime Air ya está en periodo de pruebas, pero aún se tienen muchos retos para hacerlo realidad.

19-06-2022 13:37 Por : Arena Pública
Amazon deberá contar al finalizar la prueba piloto para comenzar a operar de manera comercial y en diferentes áreas (Foto:Amazon)
Amazon deberá contar al finalizar la prueba piloto para comenzar a operar de manera comercial y en diferentes áreas (Foto:Amazon)

Las entregas con drones han llegado, pero, ¿son seguras para las personas?

Amazon anunció el lunes pasado en un comunicado que comenzaría con las pruebas de su nuevo servicio Amazon Prime Air en la comunidad de Lockeford, California a finales de año, que consiste en entregas de productos con drones. Sin embargo, esto ha sucitado preocupaciones en torno a la viabilidad del proyecto.

Su funcionamiento sería el siguiente: el usuario seleccionaría su producto y el envío con Amazon Prime Air, luego, el dron despegaría del almacén con la carga y en 30 minutos arribaría a su destino, donde depositaría la compra en un patio trasero despejado sin aterrizar y finalmente regresaría a los almacenes para realizar más pedidos.

En su comunicado la empresa disipa las dudas en torno a la seguridad, pues asegura que los drones, a pesar de operar de operar de manera autónoma, serían capaces de evitar obstáculos estáticos y en movimiento, como animales o personas. Asimismo, declara que cuenta con todos los permisos de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) para comenzar con sus pruebas en la comunidad californiana.

 

Las dudas en cuanto a la seguridad persisten

Una investigación de Bloomberg basada en documentos internos, informes gubernamentales y entrevistas con 13 empleados actuales reavivó los temores hacia los drones, pues reveló una serie de problemas técnicos que pondrían en riesgo la seguridad de las personas.

Para este proyecto se tiene planeado que los drones puedan moverse verticalmente, es decir, elevarse, e igualmente moverse en el plano horizontal; asimismo, también, están practicando con que lleven cargas comercialmente útiles de hasta 2 kilos en viajes fuera de la vista de cualquier controlador de hasta 24 kilómetros, con el fin de abastecer a suficientes personas.

Sin embargo, los documentos revelan que, mientras hacían las pruebas para que estas características necesarias para la rentabilidad del producto fueran aplicadas a los drones, uno de los motores falló, así como los mecanismos de seguridad, el dispositivo colisionó y ocasionó un incendio forestal de 100,000 metros cuadrados.

Si bien Amazon pudiera llegar a corregir estos defectos en un futuro, también surgen dudas en cuanto a la política de la empresa. Cheddi Skeete, exempleado de Amazon y del proyecto Air, reveló que la compañía presionaba resultados y priorizaba la velocidad y la capacidad de carga antes que la seguridad.

De esta manera, no quedan resueltas totalmente las dudas al respecta, pues la empresa podría verse motivada a sacar su servicio antes que otras empresas como Walmart o Google, aún cuando los drones no sean completamente seguros.

 

Los drones requerirían de una rigurosa revisión

Por el momento, la prueba piloto en Lockeford se llevará a cabo en condiciones específicas. La comunidad cuenta con una población de 3 mil 500 habitantes y varias áreas verdes despejadas donde los drones podrán navegar. Esto debido a que el proyecto no está pensado para grandes urbes con gran densidad de población y distribución accidentada para el vuelo de una nave no tripulada, por lo cual, de ser aprobado, sólo operaría en suburbios pequeños.

MCA consultores, especializados en privacidad y seguridad, señalan que la utilización de drones debe contemplar ante todo la integridad de bienes y personas, al igual que la privacidad y la protección de datos personales y de la imagen de las personas. También, los operadores deberán indemnizar cualquier posible daño.

Asimismo, dice que estos programas deben cumplir con la reglamentación específica de cada región, en este caso de la FAA, con cuyo permiso deberá contar al finalizar la prueba piloto para comenzar a operar de manera comercial y en diferentes áreas.