Políticas públicas

Contaminación acústica, enfermedad invisible de la CDMX; en 2018 van 465 denuncias por ruido

Los niveles de ruido extremo que se viven en la CDMX generan una contaminación acústica que deteriora la salud de la población, aunque esto imperceptible para muchos.

29-06-2018 12:30 Por : Arena Pública
La zona céntrica de la Ciudad de México es donde se registran los mayores niveles de ruido y contaminación acústica.
La zona céntrica de la Ciudad de México es donde se registran los mayores niveles de ruido y contaminación acústica.

Sumado a los asaltos, el tráfico, el smog y las inundaciones, la CDMX también padece de contaminación acústica; ruido excesivo que puede generar desde estrés hasta hipertensión y taquicardia.

El exceso de ruido en las ciudades es la segunda causa de enfermedades por motivos medioambientales de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), mismo organismo que considera este problema como “una amenaza para la salud pública”.

Tan solo en los primeros seis meses del año la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (Paot) ha recibido 465 denuncias por exceso de ruido.

De acuerdo con la normativa actual, la ciudad establece como límite máximo permisible sonoro hasta 65 decibeles en horario diurno y hasta 62 decibeles en horario nocturno. Sin embargo, los 65 decibeles permitidos se encuentran 10 puntos arriba de los 55 que considera la OMS como límite superior al aire libre.

En las zonas céntricas de la ciudad la exposición al ruido es aún mayor, ubicándose entre los 75 y los 85 decibeles, según el mapa de ruido de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) elaborado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Contaminación acústica en la Cdmx

Mapa de Ruido en la ZMVM

El estar expuesto por largos periodos a ambientes con exceso de ruido incrementa en un 6.6% la mortalidad por causas cardiovasculares en mayores de 65 años y un 4% por causas respiratorias, de acuerdo con un informe del Observatorio Salud y Medio Ambiente DKV Seguros-GAES con sede en España.

De acuerdo con el mismo informe, el corazón es el gran afectado de la contaminación acústica. El exceso de ruido diario aumenta el riesgo de hipertensión, angina de pecho o infarto de miocardio; en las zonas ruidosas, por cada decibelio por encima de los 65, incrementan los ingresos hospitalarios en un 5.3%, especialmente por causas cardiovasculares.

 

Te puede interesar: CDMX envía 8 mil toneladas diarias de basura a sus estados vecinos, 28 de junio del 2018

 

En la Ciudad de México es la Paot la encargada de infraccionar a bares, antros, discotecas, salones de fiesta, fábricas, talleres, restaurantes, bancos y demás establecimientos que por su actividad generen ruido y/o vibraciones excesivas para los habitantes.

De acuerdo con la estadística proporcionada por la misma agencia, el 30% de las denuncias por ruido en 2017 provinieron de la delegación Cuauhtémoc, hogar del centro histórico y diversas colonias que contienen bares y lugares recreativos, como la Condesa o la Roma.

ruido y contaminación acústica en la cdmx

De las 465 denuncias que se han presentado en 2018, solo dos investigaciones se realizaron por oficio: al ´Beer Garden Roma” en la colonia Roma Norte y al ´Roof´en la colonia Chimalistac. Mientras que 184 investigaciones han concluido.

Al hacer una revisión de las 184 investigaciones concluidas este año, se constata que en la mayoría de los casos las denuncias son resueltas sin que se tenga que proceder a infraccionar al denunciado, ya sea porque cuando la autoridad investiga no existió tal ruido, o porque simplemente la parte denunciada accede a disminuir el ruido y tener cuidado para la próxima.

 

Te puede interesar: Ciudad de México, entre la escasez de agua y las inundaciones: La gestación de una crisis, 21 de junio del 2018

 

No se constató ruido” aparece en varias de las resoluciones de la Paot. El problema fue resuelto “derivado del cumplimiento voluntario”, “el encargado se comprometió a reubicar la bocina”, “el ruido dejó de causarle molestias” también son frases que se encuentran en muchos de los documentos.

Llama la atención la delegación Milpa Alta, donde únicamente una denuncia fue presentada en todo el 2017. Se acusó a un establecimiento de vinos y abarrotes de emitir con una bocina sonidos por encima de la norma, sin embargo, en su resolución, la Paot determinó que el establecimiento solo “genera emisiones sonoras perceptibles al interior del sitio visitado”.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estadística de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial