Gobiernos y Finanzas Públicas

El miedo de convertirse en Venezuela ataca a Latinoamérica

28-03-2018 06:49

Candidatos presidenciales de México, Colombia, y Brasil, han sido señalados como los nuevos replicadores del régimen venezolano. ¿El argumento? Ser de izquierda.

El temor de convertirse en la próxima Venezuela, invade el voto latinoamericano. (Foto:AFP) Agrandar
El temor de convertirse en la próxima Venezuela, invade el voto latinoamericano. (Foto:AFP)

Existe un miedo que ronda el voto de las elecciones latinoamericanas en este 2018.  Los candidatos que llevan la bandera de izquierda, parecen, automáticamente convertirse en una reencarnación de Hugo Chávez o bien, en un clon del actual Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Así, los acusados han debido adherir entre sus promesas de campaña una en particular: asegurar que no convertirán a su país en otra Venezuela.  

Hasta ahora, esta dinámica se ha palpado en las campañas electorales de México, Brasil y Colombia.  Por ello, Arena Pública presenta un repaso de dicho panorama. Además, ¿será que todos los países con líderes socialistas han corrido con la misma suerte?   

 

En México

Tan rápido como el nombre de Andrés Manuel López Obrador entra en la conversación, no falta quien asegure que, de ganar el candidato, el país será "la próxima Venezuela".   

Las acusaciones por parte de los partidos opositores sobran. Un ejemplo de ello, es el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, quien aseguró que AMLO, “quiere convertir a México en Venezuela, un país que registra la inflación más alta del planeta, donde escasean los alimentos y las medicinas, un país donde la gente sufre”, dijo ante el Consejo Político Nacional.

 

Te puede interesar: Ricardo Anaya en contra de AMLO en su nuevo spot, 25 de marzo de 2018. 

 

Por su parte, el líder de Morena llamó a los ciudadanos a no creer en dichas acusaciones, las cuales, enfatizó solo tienen el propósito de infundir miedo. “No conocí a Hugo Chávez, ni a Nicolás Maduro, nunca he tenido relación con Venezuela”, alegó Obrador.

Publicación por el portal web CC News de 2018. 

 

En Colombia

Esta fiebre también llegó a la contienda electoral colombiana, país que acudirá a las urnas el próximo 27 de mayo. En este caso, el candidato Gustavo Petro, de izquierda, es a quien se le atribuye que traerá el socialismo del siglo XXI a Colombia.      

De ello lo han acusado tanto el expresidente Juan Manuel Santos, como algunos candidatos, ya sea Marta Lucía Ramírez (Por una Colombia Honesta y Fuerte) o Alejandro Ordóñez (Por el movimiento La Patria de Pie), quien declaró en EVTV Miami: “si gana la izquierda será el punto final de la democracia y estaremos ingresando a una circunstancia peor o similar a la de Venezuela”.  

Sin embargo, analistas consultados por la prensa colombiana desechan la posibilidad de que Colombia se convierta en el clon del país bolivariano, entre las razones: una existencia sólida de independencia entre el ejecutivo y la rama judicial. Al igual que AMLO en México, Petro lidera las encuestas desde comienzos de año.

Titular del medio digital Portafolio. 

 

En Brasil  

El mismo mantra continúa en el país brasileño, el cual ha ganado el reflector principal en temas de corrupción en los últimos meses, y celebrará sus comicios el 7 de octubre.

Aquí el exmandatario y posible candidato de izquierda Luiz Lula da Silva vive una paradoja.  Por un lado, fue condenado en segunda instancia a doce años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. Por el otro, es el candidato que, según sondeos, vencería a todos con amplia mayoría.

La popularidad del líder del movimiento Partido de los Trabajadores (PT), desde el año pasado despertó la crítica de otras figuras políticas. "Brasil no puede soportar otro Gobierno populista, será la nueva Venezuela de Latinoamérica", advirtió João Dória, alcalde de Sao Paulo.

Aunque aún no se sabe si podrá ser candidato, de llegar a serlo, las encuestas señalan que no tiene competencia.  

Encabezado del medio digital Economía Hoy de 2017.

 

Pero ¿todos los gobiernos socialistas se han convertido en Venezuela?

No precisamente. En el ínterin, Arena Pública ha revisado ejemplos de otros países con regímenes socialistas.

Rafael Correa y Evo Morales fueron aliados políticos fundamentales de Hugo Chávez en la región.  (Foto: El Comercio)

 

Los principales en saltar en la lista, Ecuador y Bolivia. Ambos países en los últimos 10 años vivieron una época de oro. En Ecuador, las bonanzas petroleras le permitieron al ex presidente de izquierda Rafael Correa, llevar un alto gasto público. Sin embargo, el boom económico acabó en el 2016, cuando el precio de crudo se fue de pique, seguido por el terremoto que sufrió el país.

Según el reporte de Ejecución Presupuestaria del Ministerio de Economía y Finanzas, en junio de 2017 el sucesor de Correa, su copartidario Lenin Moreno, tuvo un gasto público de 2 mil 971 millones de dólares. En el mismo período hace dos años, con Correa a cargo, se gastaron 6 mil 983 millones de dólares. Los gastos se han contraído en unos 4 mil12 millones de dólares.

El actual presidente ha tomado distancia de la forma de gobernar del exmandatario, y calificó a la situación del país como “crítica”, donde enfatizó que se debe enfrentar deudas y pasivos que mantiene el Estado con empresas petroleras, gobiernos locales, jubilados, entre otros.

 

Te puede interesar:Crecieron 280% en 5 años permisos de residencia temporal para venezolanos, 7 de marzo de 2018.

 

En Bolivia el cuento no es distinto. Durante 10 años la presidencia de Evo Morales, también vivió un boom, pero de materias primas. De acuerdo a un análisis del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, el país tuvo un crecimiento económico promedio desde el 2006 de 5%.

Sin embargo, al igual que Ecuador la bonanza terminó. A partir del 2016 hubo una caída en los porcentajes de crecimiento, que en términos económicos lo llaman desaceleración. Para este año la tasa de crecimiento de la actividad económica estaría entre el 3.5 y el 3.8%, informó el Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional.

Venezuela dejó de someterse a una revisión in situ por los expertos del FMI. (Foto: AFP)

 

Si bien ambos países no atraviesan una crisis humanitaria como Venezuela, y aunque sus economías no son de envidiar, sin embargo, presentan inflaciones de -0,20% en Ecuador, 2,71% en Bolivia, mientras que la de Venezuela es de 1600%, según indicó el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por ahora, los líderes socialistas de México, Brasil y Colombia pelean por llegar a la silla presidencial.  De ganar las elecciones, la balanza geopolítica latinoamericana se inclinaría hacia la izquierda. Y solo el tiempo dirá si terminan (o no) como Venezuela.

 

MÁS INFORMACIÓN: FMI: Venezuela cerrará en 2017 con 1600% de inflación, 9 de diciembre de 2016.  

MÁS INFORMACIÓN: Tras 10 años, la economía de Bolivia  baja de ritmo, 3 de agosto de 2016. 

Comentar