Gobiernos y Finanzas Públicas

¿Son convenientes los créditos para la reconstrucción en CDMX?

Reconstrucción CDMX avanza con la entrega de mil 600 folios para que propietarios de inmuebles calificados con código rojo como consecuencia del sismos del 19-S puedan acceder a un crédito.

26-02-2018 17:45 Por : Arena Pública
El gobierno de la CDMX ha dado 2 mil 95 créditos emergentes a través del Instituto de Vivienda para afectados por el sismo del 19-S.
El gobierno de la CDMX ha dado 2 mil 95 créditos emergentes a través del Instituto de Vivienda para afectados por el sismo del 19-S.

Los créditos para reparar daños estructurales o comprar nuevo departamento, como parte del esfuerzo reconstrucción CDMX, están disponibles para los damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre.

El viernes pasado, 23 de febrero, el gobierno de la ciudad otorgó 180 créditos para propietarios afectados. Sin embargo, muchos ciudadanos se preguntan si realmente son convenientes estos créditos.

Los beneficios que ofrecen estos préstamos fueron presentados con bombo y platillo por el gobierno de la ciudad, pero hay que estar atento a los detalles para que una oportunidad para salir de una situación difícil no se convierta en un problema mayor.

 

Las características del crédito para la reconstrucción CDMX

 

Los préstamos van de los 400 mil a los 2 millones de pesos en préstamos individuales, y pueden llegar a los 20 millones para créditos a edificios habitacionales en los que cada propietario puede obtener hasta 1 millón de pesos.

Estos créditos se otorgan por medio de lo que se conoce como “Sistema de Amortización Americano”. Cuando alguien solicita un préstamo de este tipo, cada mes tiene que pagar los intereses que se generan sobre el monto original prestado.

Al concluir el plazo, la persona que contrata el crédito debe regresar el monto total original que recibió.

Sin embargo, en el caso de los créditos que se otorgan en la CDMX, las personas que soliciten el crédito pagarán los intereses que se generen sobre el monto total y el gobierno realizará el pago final.

 

 

Te puede interesar: Se desmorona en CDMX la transparencia de recursos para reconstrucción por sismos, 19 de febrero de 2018. 

 

 

El lado positivo de los créditos que otorgan el gobierno federal, a través de la Sociedad Hipotecaria Federal, y la Ciudad de México, por medio de la Secretaría de Finanzas, es que no requieren enganche y no cobran comisiones de ningún tipo.

Además, la tasa de interés que genera el crédito es de 9%, menor a aquellas que ofrecen las instituciones financieras para otorgar un crédito para comprar una casa, que van de 10% en adelante, aunque considerando que la institución es banca de desarrollo puede considerarse alto.

En resumen, cuando alguien solicita uno de estos créditos, solo se preocupa por pagar los intereses que se generen sobre el monto prestado original.

Por ejemplo, una persona que reciba un préstamo de 1 millón 300 mil pesos pagará 9 mil 750 pesos durante los próximos 15 años. Al terminar el plazo, esta persona pagará 1 millón 755 mil pesos, 35% más de lo que le prestaron en un principio.

 

¿Me conviene pedir este crédito?

 

Al comparar este crédito con lo que ofrecen las instituciones bancarias, resulta mucho más atractivo.

Por ejemplo, para obtener un préstamo por 1 millón 300 mil pesos en el banco Citibanamex, habría que dar un enganche aproximado de 229 mil 412 pesos.

Además, sería necesario pagar una comisión de apertura de más de 10 mil pesos, un avalúo por otros 5 mil y cubrir gastos notariales por más de 70 mil pesos.

 

 

Reconstrucción CDMX avaza con entrega de 180 créditos para reparación de vivienda el pasado viernes 23 de febrero.

Mancera entregó 180 créditos para reparación de vivienda el pasado viernes 23 de febrero. 

 

Visto así, los créditos que ofrece el gobierno para los propietarios de inmuebles afectados resultan muy atractivos. No obstante, es pertinente hacer unas cuantas observaciones para estar plenamente conscientes de lo que implica solicitar uno de estos préstamos.

Para que las personas que contraten el crédito no paguen más de lo que recibieron prestado, los plazos de contratación deberían ser menores a los 12 años. Sin importar el monto que se contrate, entre el año 11 y el 12 los intereses pagados por el deudor reembolsarán la cantidad prestada originalmente —cabe recordar que las personas que soliciten estos créditos solo pagarán los intereses, el gobierno liquidará el préstamo original al finalizar el plazo contratado.

Del año 12 en adelante, aquellos que contraten un crédito pagarán una cantidad mayor a la que recibieron. Por eso, es importante que al momento de la contratación se revise el plazo a contratar.

Por ejemplo, un préstamo de 1 millón 800 mil pesos tiene un plazo de 20 años, de acuerdo con la información que ofrece el servicio de asistencia telefónica que el gobierno de la ciudad puso a disposición de los usuarios.

Entonces, el pago total que se realizaría por este préstamo es de 3 millones 240 mil pesos por la tasa fija de interés anual del 9%. Es decir, el monto original más 1 millón 440 mil pesos, lo que implica un pago de 80% más de lo recibido en un principio.

 

 

Te puede interesar: Si estás al corriente con tu pago del predial, tu casa está asegurada contra sismos, 14 de febrero de 2018. 

 

 

El monto del préstamo depende de la capacidad de pago de la persona que solicita el crédito. Desde luego, mayores ingresos comprobables pueden dar acceso a una cantidad de recursos más grande.

Por otro lado, la cantidad de dinero prestado se utiliza para determinar el plazo que se fijará para pagar el crédito.

Para montos que van de los 400 mil a 1 millón 300 mil pesos, el plazo máximo que se puede fijar es de 15 años, y para los que van de 1 millón 300 a los 2 millones, el plazo es de 20 años.

Al poner el crédito para reconstrucción frente a un crédito hipotecario convencional, las ventajas del primero sobrepasan al segundo. Sin embargo, la clave está en revisar con cuidado el plazo a contratar.

 

MÁS INFORMACIÓN: Crédito para reparaciones estructurales, CDMX, 2018.