Gobiernos y Finanzas Públicas

Los presidenciables: El apantallado Mancera que quiere ser presidente

El jefe de gobierno de la Ciudad de México solicitará licencia por 3 meses después del 17 de septiembre para evaluar sus posibilidades hacia una candidatura presidencial

05-09-2017 18:30 Por : Arena Pública
Hace 10 años, Mancera era subprocurador de Justicia en la capital; en poco tiempo llegó a la cumbre del poder.
Hace 10 años, Mancera era subprocurador de Justicia en la capital; en poco tiempo llegó a la cumbre del poder.

El 7 de abril, durante una más de sus giras por Estados Unidos, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, reconoció en una entrevista radiofónica que sí “apantalla” el cargo que ganó en las elecciones de 2012 con una votación histórica.

“La verdad, sí apantalla, pero también es una gran responsabilidad que hay que atender”, respondió el también aspirante presidencial que no milita en ningún partido político.

Y sí, a poco menos de cinco años de la llegada de Mancera al despacho principal del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, todo parece indicar que el mandatario capitalino sigue apantallado con tanto poder… y quiere más.

Viajero frecuente a tomas de protestas e informes de gobernadores, visitante asiduo a ciudades estadounidenses con grandes concentraciones de migrantes mexicanos, protagonista constante de noticia sobre si tiene novia o no, Miguel Ángel Mancera está en la carrera presidencial con menos de 10 puntos de las preferencias según diversas encuestas.

Rumores de parejas y portadas de revistas del corazón, parte de su gestión.

 

Su paso por el gobierno capitalino no ha sido de lo más afortunado. Desde su llegada a la jefatura de Gobierno llegaron las primeras críticas por sus acercamientos con el presidente -también electo en el 2012- priista Enrique Peña Nieto.

Así, terminó con la “costumbre” de la confrontación entre el titular del Ejecutivo federal y el mandatario capitalino que había impuesto Andrés Manuel López Obrador con Vicente Fox, y Marcelo Ebrard con Felipe Calderón.

 

En Palacio Nacional con el presidente Enrique Peña Nieto, en diciembre de 2012.

 

Mancera obtuvo la candidatura a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México luego de una corta, pero eficiente gestión de casi cuatro años al frente de la Procuraduría General de Justicia de la capital. Se le veía como alguien que podía contener el crimen, pero no fue así. A lo largo de su gestión aumentaron los homicidios, robos y otros delitos.

 

Te puede interesar: Mancera había pasado 641 día sin poner un pie en Tláhuac, 7 de agosto de 2017.

 

Tampoco fructificaron algunos de sus proyectos de gran aliento. Contrario a lo que sucedió con López Obrador, que inició la construcción de los segundos pisos del Periférico, o Ebrard que -aunque cuestionada- logró edificar la línea 12 del Metro, la herencia de la gestión Mancera en materia de infraestructura se reduce la ampliación de la red del Metrobús y al paso a desnivel en el cruce de Insurgentes y Mixcoac.

Su gran apuesta fue el llamado Corredor Chapultepec, un proyecto que consistía en la remodelación total de esa vialidad en el tramo del Metro Chapultepec a la Glorieta de Insurgentes, pero la sospecha de que sería un negocio para los constructores -que literalmente pondrían un centro comercial sobre la calle- y los pocos beneficios para la ciudadanía hicieron que el gobierno capitalino diera marcha atrás a su iniciativa.

 

 

Aun con todos los tropezones, el PRD lo sigue viendo como su carta más fuerte en la contienda presidencial, pues con la salida de cuadros importantes que se incorporaron al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido creado por Andrés Manuel López Obrador, la baraja de opciones en el instituto del sol azteca es francamente reducida.

No obstante, Mancera -quien solicitará licencia de tres meses luego de dar su quinto informe de gobierno el 17 de septiembre- podría ser la “moneda de cambio”- del PRD en caso de concretar una alianza electoral con el PAN para las elecciones presidenciales de 2018.

 

Se espera que después de su Quinto Informe de Gobierno, solicite licencia al cargo.

 

Y aunque Mancera no descarta ir por la vía independiente a la contienda electoral, aún es incierto su realmente aparecerá en la boleta para las elecciones del 1 de julio.

 

Datos generales

Nació el 16 de enero de 1966 en la Ciudad de México, México, es decir tiene 51 años y en caso de participar en la contienda electoral llegaría con 52 años a cuestas.

 

Te puede interesar: Incumple Mancera promesas de campaña: la inseguridad pública empeoró, 17 de agosto de 2017.

 

Es doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), título que obtuvo con la tesis “El injusto en la tentativa y la graduación de su pena en el derecho penal mexicano”, la carrera universitaria, también la cursó en la UNAM y su tesis de titulación llevó por título “La libertad por desvanecimiento de datos en el Proceso Penal y la Absolución de la Instancia”.

La maestría la cursó en la Universidad de Barcelona a través de la Universidad Autónoma Metropolitana.

 

Siguiendo sus pasos

¿Dónde estaba hace 30 años? En 1987 tenía apenas 21 años y aún era estudiante universitario, y estaba alejado de la vida política activa.

¿Dónde estaba hace 20 años? En 1997, ya con 31 años su principal actividad era la academia y estaba en sus estudios de maestría.

 

López Obrador fue su aliado, ahora están distanciados y podrían estar en la boleta presidencial de 2018.

 

¿Dónde estaba hace 15 años? En 2002, ya con 36 años se había integrado al servicio público, pues dos años antes ingresó como asesor de la Asamblea de Legislativa de la capital en la Comisión de Procuración y Administración de Justicia; posteriormente se integró a la Secretaría de Seguridad Pública donde ocupó distintos cargos desde director de Investigaciones y Procedimientos, director de Seguimiento de Policías Complementarias, director Ejecutivo de la Subsecretaria, hasta asesor del Secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, salió de la dependencia en 2005.

¿Dónde estaba hace 10 años? En 2007, aún era subprocurador en la PGJDF, un año más tarde la suerte le sonrió: la salida de Rodolfo Félix, por el caso News Divine, lo catapultó como titular de la Procuraduría capitalina, puesto del que renunció en enero de 2012 para ser candidato del PRD al gobierno de la Ciudad de México.

 

Experiencia electoral y partidista

Solo una vez ha sido candidato a un puesto de elección popular. Fue precisamente en 2012 cuando contendió por la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y no solo ganó, arrasó con sus rivales.

Con poco más de 3 millones de votos y 63.58% de las preferencias electorales en la Ciudad de México se convirtió en el candidato más votado en la historia de la capital del país. Sus rivales fueron Beatriz Paredes, por el PRI, quien consiguió 942 mil votos, e Isabel Miranda de Wallace, por el PAN, quien apenas obtuvo 649 mil sufragios.

 

En las elecciones de 2012, prácticamente no tuvo rivales y se impuso con facilidad.

 

Nunca había participado en una campaña ni tiene experiencia como legislador.

En varias ocasiones y de manera reiterada ha afirmado que no se afiliará al PRD, por lo que tampoco ha ocupado cargos de dirección en ningún partido político -aunque hay quien dice que desde el gobierno mueve los hilos del PRD-.

 

Sus cercanos

Con una trayectoria política relativamente corta, el círculo cercano de Miguel Ángel Mancera no tiene nombres de políticos de “toda la vida”.  Los hermanos José Luis y Julio Serna son amigos de la infancia del Mancera. El primero es jefe de gabinete y el segundo, secretario particular. Ellos dos tienen gran influencia en las decisiones del jefe de Gobierno.

Lo mismo sucede con Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico y enlace del aspirante presidencias con los empresarios del país. Chertorivski tiene ya una amplia trayectoria en el servicio público, pero se le conoce por sus fuerte vínculos con directivos y dueños de las empresas más importantes del país.

 

Con Patricia Mercado, José Luis Serna, Manuel Granados y Héctor Serrano.

 

Además de estos tres personajes, Héctor Serrado, actual secretario de Movilidad y antes secretario de Gobierno es el operador político de cabecera de Mancera. A él se le delegó las negociaciones con el PRD y la Asamblea Legislativa.

Recientemente, Patricia Mercado, actual secretaria de Gobierno y antes secretaria del Trabajo, fue llamada a servir como contrapeso para Serrano.

Y no hay muchos más. Varios funcionarios capitalinos han acompañado a Mancera desde la Procuraduría General de Justicia local como Hiram Almeida -actual secretario de Seguridad Pública- José Ramón Amieva -secretario de Desarrollo Social- y Manuel Granados -titular de la Consejería Jurídica- y son también quienes tienen buena influencia en el mandatario local.

 

Su familia

Miguel Ángel Mancera vive solo en un departamento en la colonia Nápoles, pero ya tiene dos divorcios en su expediente.

A los 24 años se casó por primera vez con una joven de nombre Martha; el matrimonio solo duró dos años, posteriormente, contrajo nupcias nuevamente con Magnolia Virgen, con quien duró poco más de 10 años. Con ella tuvo dos hijos: Miguel, de once años, y Leo, de ocho. También tiene una hija fuera del matrimonio, a quien no ve porque la madre no se lo permite.

 

Es común que sus hijos lo acompañen en actividades públicas los fines de semana.

 

El jefe de Gobierno de la CDMX tiene cuatro medios hermanos de apellido Mancera Reséndiz: Miguel Ángel, su tocayo, es ginecólogo, Ana es psicóloga industrial, María del Carmen y Jaime, se dedican a supervisar y administrar las franquicias de Los Bisquets de Obregón, el negocio familiar que su padre fundó en 1945 cuando adquirió un café de chinos, propiedad de un pariente, al que bautizaron como “La Perla de Oriente” ubicado estratégicamente en la colonia Roma, en la esquina de Álvaro Obregón y Mérida.

 

Su patrimonio

Miguel Ángel Mancera no se ha escudado en los recovecos legales que le permitirían ocultar su patrimonio. Casi desde el inicio de su gestión hizo pública su declaración patrimonial.

El 12 de abril de 2016, el jefe de Gobierno informó que percibía ingresos por casi 3 millones de pesos al año, 1.07 millones son producto de su salario (89 mil pesos mensuales), por la vía de arrendamientos tiene 1.5 millones adicionales, más casi 350 mil extras por rendimiento de valores, contratos bancarios, plusvalías de participación accionaria e ingresos por préstamos.

 

Te puede interesar: La administración de Mancera es la más sangrienta, negarlo contribuye al problema: expertos, 26 de julio de 2017.

 

Desde 2004 tiene el 50% de una casa en la Delegación Magdalena Contreras valuada  en casi 3.7 millones de pesos; en 2010 se hizo de tres propiedades más: un local comercial en Cuajimalpa (9.6 millones de pesos) del cual posee el 5%, una departamento en Acapulco (3 millones de pesos) del cual la mitad es de él, y otro departamento en la Benito Juárez (2.1 millones) del que sí el propietario al 100%.

En 2012 también se fue de compras y recibió por la vía de la donación el 5% de otro local en la delegación Cuajimalpa valuado en 11.5 millones de pesos, y adquirió dos departamentos más: uno en la delegación Cuauhtémoc, valuado en 5.1 millones de pesos, y otro en la Benito Juárez, de 4.3 millones.

 

En su gestión ha sostenido encuentros con actores, cantantes y deportistas.

Ya como jefe de Gobierno, en 2014, adquirió otro departamento en la Delegación Cuauhtémoc que tuvo un costo de 4.5 millones de pesos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Tres de tres, declaraciones patrimoniales, de interés y de impuestos de Miguel Ángel Mancera, fecha de consulta 1 de septiembre de 2017.