Gobiernos y Finanzas Públicas

Grave pérdida de ingresos fiscales si México se alinea a la política fiscal de Trump

La recaudación de ingresos más importante viene del Impuesto sobre la Renta. La administración estadounidense podría presionar a México para que disminuya la tasa del gravamen.

05-06-2017 06:55 Por : Arena Pública
La administración de Trump ya desapareció el impuesto a las sucesiones y redujo los tramos fiscales del ISR norteamericano.
La administración de Trump ya desapareció el impuesto a las sucesiones y redujo los tramos fiscales del ISR norteamericano.

México tiene un debate en términos fiscales.

¿Debería o no alinearse con la política fiscal de Donald Trump y reducir los impuestos sobre las empresas?

La propuesta del presidente de Estados Unidos obedece a una lógica mercantil.

Hay hoy ha desaparecido el impuesto a la herencia y reducido de siete a tres los tramos fiscales o niveles en que se puede ubicar un contribuyente para pagar lo que en México es el Impuesto sobre la Renta (ISR). Gracias al ajuste se rebajaron las contribuciones de los más ricos, quienes pasaron de pagar el 39% a 35% como máximo.

El principal consejero económico de Trump, el exbanquero, Gary Cohn y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, son los principales artífices de la reforma. 

 

Te puede interesar: Ya sucedió: Trump pretende bajar el ISR-PM a 15%, Fausto Hernández, 2 de mayo 2017. 

 

Su objetivo es acelerar el crecimiento de ese país, pues una rebaja a los impuestos generaría suficiente crecimiento económico, de acuerdo con Mnuchin, quien se basa para sostener el argumento en una teoría conocida como la Curva de Laffer, uno de los pilares del liberalismo económico de Estados Unidos.

Además, la reforma sirve para demostrar que está dispuesto a consentir a la iniciativa privada, de acuerdo con analistas económicos como el director de “Estadounidenses para la Justicia Tributaria”, Frank Clemente.

Pero lo que más podría afectar a la economía mexicana es una baja a la tasa de impuestos a las empresas, que fue una de sus promesas de campaña. 

Si en Estados Unidos tienen tasas del 20% y en México del 30% será difícil captar inversión extranjera, de acuerdo con el expresidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, Carlos Cárdenas. 

En este escenario, México estaría presionado para alinearse con las políticas fiscales de su vecino para mantener una ventaja competitiva en términos de inversión extranjera.

 

Te puede interesar: El plan fiscal de la administración Trump, Eduardo Revilla, 17 de mayo 2017 

 

En ese escenario México deberá adoptar una política fiscal espejo con la del país del norte para “ayudar a compensar los efectos de las medidas tomadas por Estados Unidos, igualando la tasa de ISR a la propuesta por Trump”, de acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado.

 

Lo que pagan las empresas

El 50.7% del ISR es pagado por personas morales, es decir, por empresas, según la Secretaría de Hacienda.

La tasa de impuesto actual para empresas es del 30% mientras que en Estados Unidos es 35%.

Si en México la tasa se reduce a 20% o 15%  la recaudación de 720,900 millones de pesos por ISR empresarial que hubo en 2016 podría disminuir en 33% o 237,897 millones de pesos, o hasta 50% que son alrededor de 360,450 millones.

Tan solo si se redujera al 20% se perdería lo equivalente a casi el doble del presupuesto programable total para salud, que es de 120,817 millones de pesos para 2017.

Por otra parte, si el recorte fuera al 15% la reducción sería equivalente a cerca del 150% del presupuesto total para educación, que es de 267,655 millones de pesos para este año.

 

 Según el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, México debería adoptar una política fiscal espejo con EUA si el vecino reduce los impuestos a las empresas.

 

 

El impuesto estrella

El ISR es el principal impuesto del país, recaudó la mitad de los 2.7 billones de pesos que ingresaron a las arcas federales por conceptos tributarios en 2016, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda.

De aquí la importancia del Impuesto sobre la Renta pagada por corporativos, que es lo que, entre otras cosas, busca alterar el presidente Trump.

 

Te puede interesar: Reformas Fiscales: la de Trump contra la mexicana de 2014, Fausto Hernández, 21 de febrero de 2017 

 

Otro punto que podría dificultar que México se alinee con la política fiscal de Estados Unidos es que en el sistema mexicano la recaudación cae en una reducida proporción de empresas y en sus trabajadores, pues hay un problema con la economía informal.

El conjunto del sector informal en la economía de México ha experimentado un incremento de un 1.8% anual al computarse el primer trimestre de 2017 con respecto al año pasado. En este se engloba el 57% de la población ocupada del país o 29.7 millones de personas, lo que equivale a seis de cada diez mexicanos, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Empleo y Ocupación (ENOE) de mayo de 2017. 

Hay 28 millones de mexicanos que están dentro de la ocupación formal, la mayoría de ellos como asalariados, y de ellos la mayoría tiene ingresos por debajo de tres salarios mínimos, según el exjefe del Sistema de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez. 

El 60% de los 28 millones no paga Impuesto sobre la Renta, se le está neutralizando o bien está recibiendo un subsidio para el empleo, el otro 40% es el que está pagando una tasa promedio de 13 puntos porcentuales respecto de sus ingresos por sueldos y salarios, explica. 

El Impuesto sobre la Renta acumuló ingresos por casi 595,000 millones de pesos en los primeros cuatro meses del año, lo cual supera en 3.1% real a lo recaudado en 2016 para el mismo periodo con 548,000 millones.

Por el contrario, la recaudación del impuesto a las gasolinas fue negativa, según el Informe de las Finanzas Públicas que dio a conocer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con datos hasta abril de 2017.

 

MÁS INFORMACIÓN: La casa Blanca propne cortar impuestos, ayudando significativamente a los ricos, New York Times, 2017. (En inglés)

MÁS INFORMACIÓN: El perdón fiscal es un acto de corrupción de los diputados, Arena Pública, 2017.