Gobiernos y Finanzas Públicas

Sedesol desvía fondos para programa 3x1 financiado por migrantes

Entre la opacidad y la resignación migrantes continúan aportando al programa 3x1 con tal de tener servicios básicos.

31-05-2017 06:55 Por : Arena Pública
Que hagan las obras no importa que inflen los costos, aseguran testimonios de migrantes.
Que hagan las obras no importa que inflen los costos, aseguran testimonios de migrantes.

El programa 3x1 es rehén de las delegaciones estatales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), aseguran los migrantes.

Pasó de ser un programa en el que los compatriotas enviaban remesas para beneficiar a sus comunidades natales con proyectos sociales, a una bolsa más de donde desviar fondos.

Eso revela la evaluación del programa realizada por la consultora Ahumada Lobo y Asociados en 2016 y la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Tan sólo en la revisión de la Cuenta Pública 2015, la Auditoría detectó más de 11.6 millones de pesos como posible daño al erario a partir del programa, 56% por proyectos pagados pero no ejecutados, ausentes de justificación o con costos inflados.

El 44% restante fue por gastos no comprobados, sin autorización o excesivos, como la compra de promocionales no encontrados y pagos de nómina no justificados.

 

  

El programa 3x1 opera en 28 estados de la República.

El financiamiento de este programa se realiza a través de las aportaciones de los clubes de migrantes. Por cada peso  agregado a la cuenta del programa el gobierno municipal, estatal y federal pone uno más cada uno. Zacatecas, Jalisco, Querétaro y Yucatán son algunos de los 28 estados donde opera este programa.

La opacidad y corrupción que impera en el manejo del programa ha menguado la participación de los clubes de migrantes tanto en sus propuestas, como en  la aportación  económica. El municipio de Nochistlán, Zacatecas, es uno que reportó haber cortado toda relación con el programa.

Pedir  “mordidas” parece ser parte del proceso no oficial para seleccionar los proyectos a financiar con los recursos del programa.

La suma puede ir de entre el 10% y el 30% del costo de la obra que deseen que salga ganadora, monto que va directamente a los bolsillos de las autoridades en la delegación estatal de la Sedesol o a las cabeceras municipales, aseguran testimonios de miembros de clubes recogidos por la consultora.

 

Te puede interesar: El gobierno no ha sabido dialogar con la sociedad; entrevista con José Antonio Meade, 2017.

 

En el proceso oficial, el Comité de Validación y Atención a Migrantes, instancia encargada de seleccionar los proyectos, está integrada por cuatro grupos de representantes: federal, estatal, municipal y de migrantes, los cuales deben estar asesorados por especialistas que puedan dar opiniones que abonen a la selección de los mejores proyectos mediando entre la  necesidad y el beneficio para la comunidad.

Los representantes de los cuatro grupos votan, liderados por el delegado federal de la Sedesol, pero los funcionarios de gobierno siempre son mayoría ante la representación de migrantes.

La transparencia es tan escasa que conocer cuántos proyectos fueron propuestos y por quién resulta imposible para los clubes de migrantes, que suben sus propuestas de manera digital a una plataforma privada de la secretaría.

Incluso la creación de clubes fantasma ha sido reportado por la consultora Ahumada Lobo y Asociados, que asegura funcionan para dar aval a los proyectos que promueven los propios gobiernos municipales o líderes comunitarios.

 

Obras de ampliación eléctrica financiado por programa 3x1 en Yucatán. Foto tomada de Diario de Yucatán.

 

Sin embargo, para algunos migrantes esto parece no importar.

Algunos testimonios mencionan que no les interesa que los costos sean inflados por las autoridades, siempre y cuando se lleven a cabo los proyectos.

Una respuesta que podría parecer irresponsable para algunos, pero cuando se observa la clase de proyectos construidos la percepción puede cambiar.

El 33% de los beneficios reportados por los entrevistados entre funcionarios y ciudadanos, fueron la creación, mejoramiento o ampliación de servicios básicos y de higiene como drenaje, luz y agua.

 

Te puede interesar: Casi se triplican programas sociales "sin ton ni son" en la última década, 24 de abril de 2017. 

 

¿Pero no es acaso la responsabilidad de las autoridades colocar estos servicios?

Estos elementos son necesidades básicas que todos los hogares deberían tener  sin importar si reciben remesas o no.

No debería ser responsabilidad del migrante aportar para estos, cuando las condiciones de su país de origen no le permitieron conseguir un trabajo formal con un salario adecuado, opinan la doctora en Geografía, Ana Melisa Pardo y el doctor en Estudios de Población, Claudio Alberto Dávila, investigadores para la Universidad Nacional Autónoma de México y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

 

MÁS INFORMACIÓN: Evaluación complementaria de resultados del programa 3x1 para migrantes 2013-2014, Ahumada Lobo y Asociados, publicado en 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Cuenta pública 2015, Programa 3x1 para migrantes, Auditoria Superior de la Federación, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Migración y desarrollo. Características de los hogares y uso de las remesas internas e internacionales en México, Revista Desarrollo y Sociedad, 2016.