Economía y Sistema Financiero

Pega a economía texana el efecto Trump

Aun no se ha construido el muro y ya se sienten las repercusiones económicas del tenso ambiente entre México y Estados Unidos. Sobre todo en estados de la frontera norte

26-05-2017 16:58 Por : Arena Pública
Los turistas que van a Estados Unidos desde México han bajado desde que Donald Trump es presidente.
Los turistas que van a Estados Unidos desde México han bajado desde que Donald Trump es presidente.

Las propuestas de Donald Trump no le convienen ni a los estadounidenses. 

Aun no se construye el muro fronterizo y las afectaciones en el estado anímico de los residentes en ambos países ya se sienten.

Notablemente los mexicanos están dejando de ir a Estados Unidos de compras y por turismo.

De las ciudades fronterizas de Estados Unidos, solo San Diego, California, tiene una economía más fuerte que Tijuana. Otras como Nogales, Arizona o El Paso, Laredo, McAllen, y Brownsville, Texas, dependen de la economía de sus vecinos del sur y en gran medida de los mexicanos que realizan actividades comerciales en ellas, según Bloomberg.

Es decir, estas ciudades han basado gran parte de sus ingresos en las compras que realizan los mexicanos en sus centros comerciales y la derrama económica que dejan los turistas en hoteles y restaurantes.

Laredo estima que este año perderá entre 350 y 400 millones de dólares en ventas, lo cual significaría un descenso de hasta el 10% con respecto a los ingresos de 2016, de acuerdo con el presidente de la Cámara de Comercio local, Miguel Conchas.

“Fue una reacción provocada por Trump, y no solamente ocurre en Laredo, sino en todas las ciudades que hacen frontera con México y que dependen mucho de su comercio, lo que no deja de preocuparnos porque se acerca la temporada navideña, que es la temporada fuerte para nuestro comercio”, explicó en 2017.  

 

Te puede interesar:  Con impuesto a remesas EU tendría recaudación insignificante, pero afectación a paisanos sería alta, 6 de abril 2017. 

 

En el primer trimestre de 2017 las ventas de Arizona a México fueron de 1,880 millones de dólares, 10% menos que las registradas en el mismo periodo de 2016, según datos de la cámara de comercio local.

En McAllen, el 35% de las compras son de mexicanos, según datos del gobierno de esa entidad.

En los primeros dos meses de este año la recaudación de  impuestos por ventas disminuyó en 600,000 dólares en esa ciudad y por consecuencia ya hay negocios cerrando, de acuerdo con el cónsul de México en McAllen, Guillermo Ordorica.

A diferencia de otras localidades de Texas, McAllen depende de cuatro industrias: las ventas al menudeo, el turismo, los servicios médicos y la industria maquiladora. En todas ellas los mexicanos tienen una participación importante, declaró el presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad, Steve Ahlenius en 2016. 

Pero el triunfo de Donald Trump y las campañas que se realizaron para promover el consumo de lo hecho en México no son los únicos factores que pudieron haber contraído las visitas de mexicanos hacia las ciudades fronterizas de Estados Unidos, el tipo de cambio ha jugado un papel importante.

El precio del dólar  ya había afectado la economía de McAllen con una caída en ventas del 4% y 5% en hotelería según la Cámara de Comercio local en 2016.

 

Las autoridades de Mission, Texas, colocaron este letrero en la caseta internacional de Reynosa. 

 

El primero de enero de 2014, el dólar se cotizaba en 13.10 pesos a la venta. Al primer mes de 2017 el aumento fue de 7.6 pesos para quedar en 20.70 pesos a la venta.

El máximo histórico en tipo cambiario  se registró el 18 enero de 2017 cuando se cotizó en 22.25 pesos, una equivalencia no vista desde 1990.  

Lo que sí es que "la intención de viajar a Estados Unidos ha bajado porque hay menos búsquedas en Google para boletos de avión”, dijo a Expansión el presidente de la Asociación de Viajes de San Francisco, Rodrigo Enríquez. 

 

Y si se construye el muro 

De al menos 2092 kilómetros  más de 12 metros  de altura, el muro que Trump desea construir costaría cerca de 3.9 millones de dólares por milla, para dar un total de 6.24 millones de dólares, según la Oficina de Contabilidad Gubernamental.  

Sin embargo, esta cifra puede llegar hasta los 10,000 millones de dólares, que es el estimado que la Asociación Nacional de Concreto dio al presidente durante su campaña. 

 

Te puede interesar: Muro, deportaciones y negociar TLCAN, Trump lo reitera todo en su primer día como Presidente de EU, 20 de enero 2017. 

 

Hay otro posible costo: entre 12,000 y 15,000 millones de dólares, según el líder del senado Mitch McConnell. 

Este año, el presupuesto para la construcción del muro fronterizo fue denegado. Pero Trump no ha abandonado el asunto. 

En la propuesta para el presupuesto 2018 se lee que de los 2,600 millones solicitados al Congreso, 1,600 millones de dólares serán destinados a la construcción del muro en la frontera con México.  

Todos estos serían sustentados, en primera instancia, por los estadounidenses a partir de sus impuestos. 

 

MÁS INFORMACIÓN:  La economía de Arizona en camino para un mayor crecimiento en 2017, Azcentral, 2017. (En inglés)