Economía y Sistema Financiero

China, el gran beneficiario de una ruptura comercial entre México y EU

“China está preparada para intervenir en los mercados automotrices que podrían abrirse si Estados Unidos se retira del Tratado de Libre de Comercio,” asegura el Centro de Investigación Automotriz.

16-01-2017 18:36 Por : Arena Pública
Indirectamente Trump está impulsando el comercio de China, un país al que tachó de enemigo durante su campaña hacia la Casa Blanca y muchos años antes de convertirse en candidato.
Indirectamente Trump está impulsando el comercio de China, un país al que tachó de enemigo durante su campaña hacia la Casa Blanca y muchos años antes de convertirse en candidato.

¿Usted mandaría traer de colonia lejana la mercancía que puede comprar a su vecino?

En términos simplistas ese absurdo podría ocurrirle a México y Estados Unidos si el Presidente electo, Donald Trump, impone una tarifa de 35% a la importación de bienes automotrices fabricados en su vecino del sur o si se retira del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En represalia a las tarifas de Trump México podría aplicar un arancel a todos los bienes importados desde Estados Unidos.

Países asiáticos como Japón, Corea del Sur, la India y principalmente China, serían los grandes beneficiarios de esa ruptura comercial.

Ello porque tanto Estados Unidos como México buscarían comprar en Asia las autopartes que hoy se compran entre sí para fabricar sus vehículos, revela el "Breve informe del TLCAN: beneficios comerciales para la industria automotriz y posibles consecuencias de la retirada del acuerdo, realizado por el Centro de Investigación Automotriz," CAR por sus siglas en inglés.

La dependencia comercial entre ambos países es tal que la imposición de tarifas o aranceles a cualquier lado de la frontera representaría lo que en lenguaje coloquial se conoce como darse un balazo en el pie.

El 40% de las partes con las que se fabrica un auto en México se importan desde Estados Unidos, por ello los fabricantes de refacciones y motores instalados al otro lado de la frontera se verían perjudicados si pierden al país como principal destino de exportación.

Tan sólo en 2015 México le compró a Estados Unidos el mayor monto en partes de vehículos automotores, alrededor de 20 mil millones de dólares, señala el informe.

Y si México impone un arancel perjudicaría a la industria automotriz instalada en el territorio nacional porque las empresas del sector tendrían que comprar más caras las partes que necesitan de Estados Unidos para fabricar los vehículos.

En un escenario donde las empresas del sector automotriz viren su comercio tradicional para evitar tarifas y aranceles que eleven sus costos de producción China se convertiría en el actor dominante del comercio de autopartes y bienes intermedios, ya que tiene un gran sector automotriz de bajo costo y su consumo interno ha desacelerado su crecimiento, además de tener una posición reconocida en el comercio de piezas y componentes, maquinaria especializada y materiales.

“China está preparada para intervenir en los mercados automotrices que podrían abrirse si Estados Unidos se retira del Tratado de Libre de Comercio,” asegura el Centro de Investigación Automotriz.

Una mala noticia para Trump, pues mientras que el 40% del valor de las piezas y componentes que Estados Unidos importada desde México proviene del mismo Estados Unidos, sólo el 4% del valor de las importaciones de China tiene componentes del país que próximamente liderará.

Trump estaría impulsando el comercio de China, un país al que tachó de enemigo durante su campaña hacia la Casa Blanca y muchos años antes de convertirse en candidato.

Si el escenario de una ruptura se concreta, los obreros de la industria automotriz a ambos lados de las fronteras serían los más afectados en tanto que México y Estados Unidos logren transitar su flujo comercial con los países asiáticos, por la potencial perdida de empleos.

Si se cristaliza la imposición de una tarifa de 35% a las importaciones mexicanas los empleos de 31 mil personas en la industria automotriz de Estados Unidos podrían verse comprometidos de acuerdo con el informe.

Como Presidente electo Donald Trump ha reiterado hasta hoy que Estados Unidos pierde con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero la confirmación de esa postura o algún matiz en ella se sabrá con certeza hasta el próximo 20 de enero, día en que tome posesión de la Casa Blanca.

 

 

A FONDO: Breve informe del TLCAN: Beneficios comerciales para la industria automotriz y posibles consecuencias de la retirada del acuerdo, Centro de Investigación Automotriz, enero 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Trump pone a temblar al peso al confirmar su política proteccionista frente a México, 11 de enero de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Ahora Trump quiere a farmacéuticas de regreso en Estados Unidos, 11 de enero de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Vehículos mexicanos seducen a Puerto Rico, exportaciones a ese destino crecen 28% anual, 9 de enero de 2017.

OPINIÓN: Diez reacciones de los mercados globales a Trump, 16 de enero de 2017.