Economía y Sistema Financiero

Inflación, el aguafiestas de El Buen Fin

El incremento de precios es una bomba de tiempo. La depreciación del peso ha inflado lentamente los precios de los insumos que los productores usan para fabricar lo que venden en el país, ellos han estado absorbiendo el golpe inflacionario, pero muy pronto podrían trasladar esos costos al consumidor final.

04-10-2016 10:13 Por : Arena Pública
Los electrónicos y otros productos podrían estar más caros en El Buen Fin de este año que en 2015, aun y con las ofertas.
Los electrónicos y otros productos podrían estar más caros en El Buen Fin de este año que en 2015, aun y con las ofertas.

La inflación podría aguadarle la fiesta a El Buen Fin. Una bomba de precios está por explotar, y no son precisamente las ofertas.

Desde hace un año los precios de los insumos para la producción de bienes y servicios se han incrementado paulatinamente en un nivel superior al de la inflación general.

Pero desde mayo de 2016 este incremento ha sido de casi el doble que la inflación general, lo que significa que los fabricantes han estado absorbiendo los incrementos de precios sin trasladarlos a sus productos finales y por tanto al consumidor.

La inflación anual para los insumos que utilizan los fabricantes se ubicó en 5.5% en agosto de 2016, un nivel al doble que la inflación general que se ubicó en 2.7% en la misma fecha.

Los precios de los insumos se han incrementado por efecto de la depreciación del peso frente al dólar, que ha retrocedido poco más de 40% frente al billete verde en los últimos dos años. Entre otras razones, porque una parte importante de los productos que se venden en el país se fabrican con insumos importados.

La absorción de precios por los fabricantes es una bomba de tiempo, en algún momento tendrá que explotar y ni El Buen Fin podrá librarse de que los productores trasladen a los consumidores finales los altos costos que han sufrido.

Los productos que más se consumen en el fin de semana de ofertas son los que más necesitan de insumos importados para su fabricación. Alrededor del 65% de los componentes que se necesitan para fabricar las pantallas planas, computadoras y otros electrónicos que se venden en México son importados.

Es por eso que los electrónicos podrían estar más caros en El Buen Fin de este año que en 2015, aun y con las ofertas.

Los precios para la fabricación de pantallas planas y teléfonos, por ejemplo, se elevaron 12% en los últimos dos años, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). El precio de la producción de ropa se elevó 6%, la fabricación de calzado 5.64% y la fabricación de muebles 3.6%, bajo la misma comparación.

“Los empresarios hemos estado absorbiendo los incrementos en los costos de los insumos que han realizado algunos de nuestros proveedores, y no se han registrado hasta ahora incrementos relevantes en los precios del producto final. Esto es preocupante porque se ha afectado la rentabilidad de nuestras empresas y con ello se dificulta la capacidad de reinversión, de crecimiento y de generación de más empleos,” cita un comunicado de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato.

 

A FONDO: Índice de precios al consumidor, 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cómo afecta la devaluación del peso? Alza de precios, tasas de interés y recorte a programas sociales, Arena Pública, 03 de octubre de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: La inflación que viene, en septiembre Hacienda impondrá 3° gasolinazo, Arena Pública, 29 de agosto de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: Inflación superará umbral de 3% antes de diciembre, Arena Pública, 02 de agosto de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: Bill Gross apuesta por mayor inflación en México, Arena Pública, 27 de julio de 2016.