Economía

Inflación cae a mínimos de 6 meses, pero trayecto a la meta será largo

Con 7.8%, la inflación volvió a desacelerarse gracias a una caída del componente no subyacente y por primera vez también del subyacente, aunque los expertos advierten distorsiones por el “Buen Fin”.

08-12-2022 13:38 Por : Arena Pública
Los expertos advierten que el Buen Fin diluyó temporalmente las presiones de precios. (Foto: ANTAD)
Los expertos advierten que el Buen Fin diluyó temporalmente las presiones de precios. (Foto: ANTAD)

La inflación general volvió a caer por segundo mes consecutivo en noviembre hasta un nivel de 7.8%, el más bajo desde hace medio año. 

En el onceavo mes del año, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) continuó su tendencia de desaceleración iniciada a finales del tercer trimestre del año con un resultado que incluso volvió a sorprender a los analistas, quienes esperaban un incremento de 7.93% anual, con lo que sería la primera vez desde junio pasado que el indicador rompía el umbral del 8%.

Los analistas ya esperaban una mayor desaceleración a la vista el mes de octubre debido a la temporada de descuento del Buen Fin, que afecta sobre todo a las mercancías no alimenticias parte del componente subyacente de la inflación que excluye a los productos más volátiles como energético y agropecuarios.

Si bien el efecto del Buen Fin no rompió con la tendencia alcista de la subyacente anual, si logró apaciguarla para lograr un incremento mensual de 0.45% El resultado se debe al 0.45% m/m de la subyacente -el mayor desde 2008 para un onceavo mes del año- pero considerablemente menor que los incrementos mensuales de varios de los meses anteriores. 

Este resultado se logró gracias a que por primera vez desde noviembre de 2020 se registró una caída quincenal (-0.4%) en el componente subyacente, destacó Julio Santaella, expresidente del Inegi, en su  cuenta de Twitter.

No obstante, como advirtieron los analistas el resultado de noviembre no es una prueba fidedigna de que la subyacente haya alcanzado su ansiado pico como en otros países, pues el efecto Buen Fin no volverá a repetirse hacia adelante. 

Siendo un "one off" puede haber corrección en Diciembre y Enero. No debería influir en el ánimo del Banxico.” advirtió en Twitter, Marco Oviedo, analista económico independiente. 

"El incremento de la inflación anual en diciembre sería debido a un efecto estacional en la primera quincena de diciembre, un efecto rebote en los precios de las mercancías y una normalización de los incrementos en los precios de productos agropecuarios", comentó en otro tuit Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base. 

La advertencia de Oviedo y otros analistas no pasa desapercibida por la Junta de Gobierno del Banco de México, el propio subgobernador Jonathan Heath, ya advertía este efecto estacional desde hace un par de semanas.

“Ante las distorsiones en el comportamiento de los precios en noviembre, no queda claro que la desaceleración de la inflación subyacente sea el comienzo de una nueva trayectoria descendente o no”, agregó el subgobernador en un hilo de Twitter. 

 

Pico o no, el regreso al objetivo será a largo plazo

Además de no saberse con certeza si la subyacente ha comenzado a ser domada, de forma acumulada a noviembre ésta registró un nivel de 7.65%, el mayor desde 1999, por lo que Banxico no tiene elementos para bajar la guardia monetaria. 

Según explicó Heath durante un evento por su premiación como Personaje del Año por la Revista Fortuna, el primer paso para ver una verdadera tendencia a la baja de la inflación será que la inflación global, mas no importada, comience a ceder; algo que apenas está ocurriendo en la mayoría de los países. 

No obstante, tanto él como la subgobernadora Irene Espinosa han advertido que el proceso de descenso de la inflación en México presentará algún grado de rezago respecto al global, por la cuál la tasa de interés deberá mantenerse en terreno restrictivo por un tiempo. 

Actualmente los pronósticos del sector privado apuntan a que Banxico decidirá elevar su tasa de interés de referencia en 50 pb, conforme la Reserva Federal estadounidense empiece a moderar su ritmo de tasas.

Sin embargo, donde todavía no existe un consenso claro es en cómo se comportará la tasa en 2023, pues las posibilidades de que la Reserva Federal decida llevar la tasa de fondos federales a un nivel de hasta 5%, así como las posibilidad latente de que el Banxico decida desacoplarse de su homólogo estadounidense, aumentaron recientemente la incertidumbre para los movimientos en 2023. 

"Podemos quizás empezar a disminuir el ritmo (de incrementos), aunque seguir aumentando porque nos estamos acercando a lo que yo creo que pudiera ser una tasa terminal", señaló el subgobernador Heath.

Las estimaciones mantienen una media de 10.38% para la tasa al cierre el 2023, pero las respuestas de las diversas instituciones encuestadas son muy amplias, yendo desde el 10% hasta el 11%, según la última edición de la Encuesta Citibanamex de expectativas

Según las últimas estimaciones del banco central mexicano, la inflación no alcanzará la convergencia con el objetivo de +/-3% hasta finales del 2024.