Políticas públicas

Gobierno anuncia "nueva" industria de vehículos eléctricos, pero cuestionan infraestructura y políticas

Varias empresas han comenzado desde 2021 a actualizar sus plantas para producir autos híbridos y eléctricos con miras a surtir el mercado estadounidense.

02-11-2022 17:54 Por : Arena Pública
Presentación del Mach-E, primer vehículo eléctrico producido en México, en la planta de Ford en Cuautitlán Izcalli, Edomex. (Foto: Gobierno del Edomex)
Presentación del Mach-E, primer vehículo eléctrico producido en México, en la planta de Ford en Cuautitlán Izcalli, Edomex. (Foto: Gobierno del Edomex)

El gobierno mexicano "apostará" a la electrificación de la industria automotriz con un nuevo plan de cooperación con los Estados Unidos, anunció recientemente el presidente Andrés Manuel López Obrador; aunque los empresarios del sector aún ven fuertes rezagos en las políticas e infraestructuras que se requieren para impulsarla.

En su conferencia matutina del lunes 31 de octubre, López Obrador dijo que el llamado Plan Sonora de energías limpias buscará impulsar la producción de autos eléctricos y autopartes en el norte de México incentivando la conversión de la industria hacia la fabricación de vehículos eléctricos.

El Plan bautizado así debido a que nació de la reunión que sostuvieron el viernes 28 el enviado especial para el Clima de la Casa Blanca, John Kerry, representantes de las gigantes automotrices estadounidenses Tesla, GM, Ford y directivos de empresas del sector energético en la capital de Sonora, incluye un proyecto integral que contempla la explotación del litio, básico para la fabricación de baterías, y recientemente “nacionalizado” por el gobierno mexicano. 

Sin embargo, los empresarios han advertido que el impulso hacia la electromovilidad en la industria automotriz aún enfrenta rezagos en las políticas y en la infraestructura que se requiere para impulsar en el país éstas inversiones. La penetración de los vehículos eléctricos en México es mínima, representando solo 0.3% de las ventas totales del primer semestre de 2022, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), sin embargo en Estados Unidos, principal receptor de las exportaciones automotrices mexicanas, la historia es otra.

Tan solo durante el primer trimestre de 2022 el emplacado de vehículos eléctricos en el mercado estadounidense creció 60% y las estimaciones esperan que mas de la mitad de las ventas de autos hacia 2030 sean de modelos eléctricos, según datos del sitio especializado del sector Automotive News.

Recientemente, el presidente de la AMIA, José Zozaya, dijo en la Cumbre de Negocios 2022 celebrada en Querétaro el 24 de octubre, que no hay una política que unifique los esfuerzos públicos y privados para la electromovilidad en el país. "Mas vale que nos pongamos las pilas para estar ahí”. “Se requiere ya una política de electromovilidad y determinar cuál es la infraestructura y quién hace qué para que México este preparado para el cambio tecnológico que, reitero, va a llegar con o sin México”, denunció Zozaya.

En su conferencia matutina del lunes 31, López Obrador dijo que “están dando toda la preferencia a los vehículos eléctricos. Entonces, las plantas para la creación de estas industrias automotrices y de autopartes queremos que estén en Sonora y este modelo, ya hacia adelante, se va a reproducir en otros estados del norte”. Sin embargo, el Presidente no ofreció mayores detalles sobre el Plan.

Al respecto, José Abugaber Andonie, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), dijo en el evento Noche de Industriales, que no solo se trata de una oportunidad, sino que la industria automotriz del país se juega su futuro en la apuesta por la fabricación e industrialización de los vehículos eléctricos.

“Si la industria automotriz no evoluciona con la fabricación de autos eléctricos, es decir, cero emisiones, corremos el riesgo que para el 2030 dejaríamos de ser una potencia exportadora

Al respecto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha señalado que pese a que el avance de la industria de vehículos eléctricos en la región ha sido "modesta", México es el país con mayores posibilidades de sacar ganancia de la transición a la eletromovilidad debido a su integración con el mercado estadounidense.

Empresas que están en vías de la electrificación en el país

Varias de las empresas automotrices ya instaladas en el país se han adelantado ya con inversiones históricas en la actualización de su capacidad productiva hacia la fabricación de autos eléctricos. 

La primera fue Ford que desde 2021 produce el modelo eléctrico Mustang Mach-E para el mercado mundial; pero le siguieron las más importantes del sector. Este año General Motors anunció una inversión de mil millones de dólares en la planta de Ramos Arizpe para la expansión y adaptación de las líneas de ensamblaje para producir baterías y automóviles eléctricos. 

La actualización de la planta necesitó detener la producción durante cerca de un mes, divididos en dos periodos durante la mitad del año, con miras a iniciar la producción en 2023 con el modelo eléctrico Equinox EV 2024.

Las otras tres grandes marcas automotrices en México, la  japonesa Nissan y las compañías hermanas alemanas Volkswagen y BMW tampoco se han quedado atrás anunciando el fortalecimiento a mediano plazo de su capacidad para producir vehículos eléctricos.

A finales de octubre, VW de México anunció la inversión de 763 millones de dólares para la nueva nave (53) de pintura en su icónica planta de Puebla, el primer paso para acondicionarse hacía el ensamble de vehículos eléctricos e híbridos hacía 2026 con su modelo UV Tayron, actualmente producido en China.

Entre los planes de BMW, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado (Sedeco) de San Luis Potosí, Juan Carlos Valladares, comentó que se está negociando la posibilidad expandir la producción de vehículos eléctricos en la planta que la empresa alemana tiene en el estado, donde podría fabricarse el SUV eléctrico iX3 y una versión a batería del modelo Serie 3, proyecto que podría dar inicio en 2025.

Además de ello, la filial de Volkswagen adelantó planes para duplicar su capacidad operativo en la planta de San José Chiapa con el objetivo de cumplir con el objetivo de Audi a nivel mundial de producir vehículos eléctricos en todas sus plantas.

La última, y que parece ser la más retrasada en los planes de electrificación, es Nissan quienes han adelantado una inversión de 700 millones de dólares para incrementar su capacidad operativa en la planta de Aguascalientes, aunque no especificó su objetivo, pero se especula que podría estar encaminada a preparar la fabricación de vehículos híbridos y eléctricos comenzando por su modelo Kicks E-power.