Negocios

Toyota pierde 26% de su valor en lo que va del año por problemas de producción

La constante retirada del mercado de sus modelos híbridos y de su primer vehículo eléctrico han profundizado el panorama bajista.

29-06-2022 17:38 Por : Arena Pública
Hace dos meses Toyota lanzó su primer coche 100% eléctrico el SUV bZ4X (Imagen: Toyota)
Hace dos meses Toyota lanzó su primer coche 100% eléctrico el SUV bZ4X (Imagen: Toyota)

Toyota retiró su tan esperado primer coche totalmente eléctrico a dos meses de que saliera al mercado.

No sería la primera vez que la empresa automotriz hace esto en lo que va del año. Desde enero comenzó a retirar modelos, tanto híbridos como con motor de combustión, por fallas técnicas y a reducir sus pronósticos de producción, lo que ocasiona la pérdida de 26.4% de su valor en bolsa desde que llegó a cotizar en 211.37 dólares por acción el 13 de enero pasado.

La actual líder en ventas de autos a nivel mundial, que actualmente enfrenta presiones por parte de las instituciones para adoptar de lleno el modelo eléctrico, explica estas decisiones con la interrupción de las cadenas de suministro y la escasez de semiconductores, pero debido a que estos retos continuarán, analistas contemplan mayores caídas en bolsa.

Toyota y su largo historial de retiros y recortes en 2022

En enero, Toyota retiró del mercado más de 2 mil modelos Sienna 2022, con motor de combustión, por cinturones de seguridad defectuosos; y luego, en febrero, la empresa retiró 37 mil vehículos más del modelo híbrido C-HR 2021 debido a fallas en un sensor de radar utilizado por el sistema de precolisión, para anunciar dos días después el retiro de 42 mil coches Venza de tipo híbrido a razón de que las bombillas de las luces direccionales traseras tendían a atenuarse con la presencia de agua, lo que facilitaría accidentes.

En abril, quitó del mercado hasta unos 460 mil coches, tanto híbridos como de combustión, por no cumplir estándares de seguridad, al igual que 4 mil automóviles también híbridos modelo Lexus NX el mismo día para reparaciones de los amortiguadores delanteros por fallas en la soldadura.

Lo que más llamó la atención fue que su primer coche eléctrico lanzado hace dos meses también saliera defectuoso: hace unos días Toyota informó que retiraría 2 mil 700 SUV bZ4X del mercado en todo el mundo debido a que descubrieron que las llantas podrían desprenderse del vehículo y aumentar potencialmente el riesgo de choque.

“Después de un uso de poco kilometraje, todos los pernos del cubo de la rueda pueden aflojarse hasta el punto en que la rueda puede desprenderse del vehículo. Si una rueda se desprende del vehículo mientras conduce, podría perder el control del vehículo, lo que aumentaría el riesgo de un choque. Nadie debe conducir estos vehículos hasta que se realice el remedio”, advierte la empresa, la cual al día siguiente también anunció que sacarían más de 46 mil unidades del modelo Tundra versión 2022, híbridos y de combustión.

En cuanto a producción, en abril Toyota anunció que la recortaría hasta un 17% tras anunciar el lanzamiento de su primer coche eléctrico, para después volverla a reducir un 10% adicional en mayo. Con el lanzamiento en junio, disminuyó su pronóstico de producción 50 mil vehículos menos, por lo que actualmente espera fabricar 800 mil vehículos el próximo mes, según un comunicado, aunque podría seguir recortándolo.

Si bien mantiene su objetivo inicial de producir 9 millones 700 mil vehículos para el final del 2022 la compañía admite que podría no cumplir con sus metas: "como sigue siendo difícil mirar hacia el futuro debido a la escasez de semiconductores y la propagación de COVID-19, existe la posibilidad de que el plan de producción sea menor", dijo la compañía japonesa.

Toyota ¿está perdiendo la confianza del consumidor y de inversionistas?

A pesar de que Toyota sigue siendo líder en ventas a nivel mundial superando a General Motors, hace pocos meses y que tiene un buen posicionamiento de mercado por la calidad de sus productos reiterando su compromiso de hacerse responsable de los fallos sin cargo para los compradores, esto no ha evitado que las acciones de la empresa cayeran un 1% tras el anuncio y un 26% en lo que va del año, probablemente porque ha hecho desconfiar a los consumidores por tantas fallas y recortes.

"Es vergonzoso", dijo Christopher Richter, analista de CLSA para Reuters, "la gente ha esperado tanto tiempo para que Toyota obtenga un vehículo eléctrico de batería para el mercado masivo y solo unas pocas semanas después de que lo sacaron, hay un retiro del mercado", agrega.

Ante la retirada del mercado del modelo eléctrico, Toyota podría quedarse rezagada, debido a que compite con otras empresas automotrices que ya han logrado comercializar exitosamente autos de este tipo, como Tesla, Nissan, General Motors, etc.

De igual manera, tanto el gobierno de Japón como distintas organizaciones ambientalistas han presionado a la compañía para que elimine sus modelos de automóviles que funcionan con gasolina, los que, cabe resaltar, representan el 99% de los autos vendidos por Toyota, según sus mismos datos. Sin embargo la empresa automotriz ha rechazado esas críticas argumentando que es necesario ofrecer todos los modelos de propulsión para llegar a distintos mercados, lo que desató opiniones negativas.

“Toyota usó el pretexto de la preferencia de los clientes con el objetivo de evitar responder a la pregunta sobre las actividades de cabildeo para retrasar la transición hacia automóviles sin combustibles fósiles”, dijo AkademikerPension en un comunicado.

Panorama bajista, pero...

Dado que Toyota y el resto de las empresas automotrices enfrentan y seguirán enfrentando problemas debido a la crisis de semiconductores, la interrupción de cadenas de suministro por Covid-19 y el parado de sus fábricas en China, los cuales llevarían necesariamente a más recortes de producción; el panorama es principalmente bajista.

Analistas de Zacks esperan que Toyota Motor Corporation informe ganancias de 3.98 dólares por acción para el segundo trimestre del 2022, lo que representaría una disminución interanual del 32.2%. Asimismo, para el final del año contemplan desde una reducción en las ganancias por acción del 4.4% hasta un aumento del 1.1% en la medida que los retos se vayan resolviendo.

Por otro lado, las firmas de Jefferies y JP Morgan prevén que las acciones de Toyota lleguen a cotizar en 200 dólares por acción para el final del 2022, de acuerdo con los datos presentados por la empresa en su último informe, lo que significaría un aumento de 28% en comparación con su valor actual de 155.67 dólares por acción al cierre del NYSE el miércoles 29.