Negocios

Encabeza Nissan la fuerte caída en ventas que vive la industria automotriz en México

La industria automotriz vivió un 'septiembre negro' con caídas en producción, exportaciones y ventas en el mercado interno... y la tendencia no es favorable.

07-10-2019 12:00 Por : Arena Pública
Después de los récords alcanzados en producción, ventas y exportaciones en 2016, la tendencia de descenso se ha profundizado en 2019.
Después de los récords alcanzados en producción, ventas y exportaciones en 2016, la tendencia de descenso se ha profundizado en 2019.

Para José Román, el recién nombrado líder de Nissan en México, las cosas no se ven fáciles.

Y es que en los primeros nueve meses del año la automotriz japonesa vio caer en 35 mil 566 vehículos su cifra de ventas; una reducción de 15.5% frente al mismo periodo de 2018. Y el más reciente dato no pudo ser peor: En septiembre las ventas de Nissan mexicana se hundieron 24.5% registrando el peor desempeño entre las cinco grandes vendedoras de vehículos en México y sus competidoras más cercanas: General Motors, Volkswagen, Toyota y Kia.

Con 193 mil 830 vehículos vendidos en el país en lo que va del año, Nissan -que ha sido líder del mercado mexicano en la última década- nunca había visto peligrar tan de cerca su reinado frente a la estadounidense General Motors, que también ha registrado caídas pero a un rimo mucho menor que la japonesa. General Motors vendió poco más de 151 mil vehículos en este año; pero en septiembre, sus 17 mil 270 vehículos comercializados, apenas se quedaron a un tris de los 19 mil 124 de la firma japonesa.

Si bien Nissan vive una coyuntura particularemente complicada, no solo por la caída en ventas y en producción en sus plantas en México (-9.2% en lo que va del año), su cuarto mercado en el mundo; sino también por los conflictos corporativos en su matriz que tienen distraída a la compañía.

Pero la realidad es que toda la industria automotriz asentada en México tuvo un septiembre 'negro' que ya está configurando un año complejo, de acuerdo a los datos que dio a a conocer el viernes 4 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi. Con la fuerte caída de septiembre, se contabilizan 28 meses consecutivos de bajas en las ventas del mercado doméstico, según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Después de los récords alcanzados en producción, ventas y exportaciones en 2016, la tendencia de descenso se ha profundizado en 2019. Septiembre es el primer mes, después de mucho tiempo, en que la producción (-0.43%), las expotaciones (-7.11%) y las ventas internas de vehículos ligeros en el país (-12.31%) cayeron simultáneamente. En los datos acumulados del año, solo las exportaciones todavía mantienen una ligera nota positiva (0.53%) respecto del año pasado; pero no parece que será por mucho tiempo.

En Estados Unidos, el principal mercado de exportación para los vehículos fabricados en México, las ventas de vehículos ligeros tuvieron un repunte importante en julio y agosto, aunque retrocedieron en septiembre por ser un mes con menos días hábiles. Sin embargo, las insistentes políticas de Trump de trasladar producción de México a EU y la amenaza latente de imponer aranceles a los vehículos de fabricación extranjera, están surtiendo efecto.

En el mercado interno, el estancamiento de la economía que afecta las inversiones en equipos de transporte de las empresas y la disponibilidad de ingresos de las familias; así como tasas de interés aún elevadas y familias con un mayor nivel de endeudamiento, han hecho retroceder la venta de vehículos.

Los malos resultados de la industria automotriz -dado su enorme peso en la economía- impactan negativamente a los objetivos que se ha propuesto el gobierno de López Obrador en materia de inversiones, exportaciones y dinamismo económico.

En los últimos meses -y de cara al final de su primer año de gobierno- el Presidente se ha acercado a empresarios e inversionistas para restaurar la confianza rota después de controvertidas acciones políticas como la cancelación del NAICM, la paralización del proceso de licitación de nuevos contratos petroleros al sector privado, entre otros. Pero en las últimas semanas el liderazgo del sector privado y funcionarios del gobierno federal, claramente el secretario de Hacienda en reuniones públicas y privadas, han enviado señales de una mayor disposición y apertura.

Mientras tanto, la industria automotriz extranjera asentada en México, particularemente aquellas empresas que tienen un importante participación en el mercado interno, vivirán un año desfavorable. La AMDA ya ha propuesto al gobierno federal algunas acciones para reactivar las ventas internas.

Entre éstas se cuentan apoyos crediticios a ls pequeñas empresas para la compra de vehículos, mayores controles en la importación de vehículos usados y el combate al contrabando, así como un mayor porcentaje de deducibilidad fiscal en la compra de vehículos.

Buscando dar explicaciones a la fuerte caída en las ventas, José Román -el mandamás de Nissán- le dijo recientemente al diario El Universal que el bache de 2019 es "normal" y espera que su nuevo modelo Versa le devuelva a la firma el crecimiento que perdió. Lo cierto es que nadie sabe aún, de qué tamaño ni duración es el bache al que se refirió Román.