Negocios

El segundo inversor más grande de prisiones en EU comienza operaciones en Coahuila

BlackRock inició la operación del Centro Penitenciario de Coahuila, el último en abrir de los ochos licitados por el gobierno de Felipe Calderón.

25-10-2018 13:14 Por : Arena Pública
Proyecto original del Centro Penitenciario de Coahuila del grupo Tradeco. Fuente: Grupo Tradeco
Proyecto original del Centro Penitenciario de Coahuila del grupo Tradeco. Fuente: Grupo Tradeco

¿Por qué es importante? BlackRock es el administrador de fondos más grande del mundo y uno de los principales inversores en cárceles dentro de Estados Unidos.

¿Qué ocurrió? El Centro penitenciario del Coahuila, ubicado en Ramos Arizpe, inició sus operaciones de la mano de BlackRock.

Los detalles: Este centro es el último en abrir, de los ocho que fueron licitados por el gobierno del ex presidente Felipe Calderón.

Originalmente fue licitado a Grupo Tradeco, sin embargo en 2016 BlackRock lo incorporó a la lista de sus múltiples inversiones centros de readaptación social.

Las cifras hablan: BlackRock es el segundo inversor más importante de las dos empresas que acumulan el control de más de la mitad de las prisiones en Estados Unidos, siendo estas Geo Group, donde posee el 10.7% de las acciones y Core Civic, donde acapara el 10.8%.

En retrospectiva: El administrador de activos asumió la construcción y los servicios de lavandería, comedor y mantenimiento general del centro penitenciario justo cuando el gasto para reclusión y readaptación social reportó un aumento del 833% respecto de 2006, según informó el Instituto Belisario Domínguez en agosto de 2017.

La cifra total se había elevado de 3 mil millones anuales en 2006 a 28 mil millones en 2016.

¿Qué hay que ver? De acuerdo con reportes de Reuters, el centro contaba con 139 reos al final de agosto, mes en el que empesaron a llegar, no obstante, el lugar cuenta con espacio para 2 mil 520 reos, de acuerdo con la página Proyectos México.  

La agencia informó que BlackRock estaría recibiendo un total de mil 281 millones de pesos anualmente durante 20 años para cubrir la construcción, alimentos y otros mantenimientos del centro penitenciario, sin embargo, la cifra no fue confirmada.

De serlo, esto implicaría un costo actual por reo de 9.2 millones de pesos al año o de 25 mil 248 pesos al día, 18 veces más que los mil 392.6 que costaría cada uno de ellos si la prisión estuviera en su máxima capacidad. 

El fondo del asunto: Sin importar que esta u otra prisión semiprivada del país cuente con menos de la población para la que tiene capacidad, el gobierno debe pagar cantidades fijas anuales, informó la investigación "Privatización del Sistema Penitenciario en México" de México Evalua en 2016. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Prisión federal de México, propiedad de BlackRock, entra en operación