Negocios

¿Cuál es el futuro del Aeropuerto Internacional de Toluca?

El año con mayor tránsito de pasajeros del Aeropuerto Internacional de Toluca fue 2008, cuando le prestó servicio a alrededor de cuatro millones de pasajeros.

23-07-2021 00:01 Por : Arena Pública
El aeropuerto insignia del Estado de México está prácticamente abandonado por aerolíneas y pasajeros (Foto: EdoMex)
El aeropuerto insignia del Estado de México está prácticamente abandonado por aerolíneas y pasajeros (Foto: EdoMex)

Aunque tal vez nunca regrese a sus años de gloria, el Aeropuerto Internacional de Toluca no está condenado al olvido.

Las inversiones en el mantenimiento de sus instalaciones, así como su creciente rol en el transporte de carga, la saturación del espacio aéreo en la Ciudad de México, el desarrollo del Sistema Aeroportuario Mexicano  y la presión de grupos empresariales permitirían que el aeropuerto Adolfo López Mateos pueda recuperar un poco de la relevancia que perdió en los últimos meses.

Sin embargo, este “regreso a la acción” dependería en gran parte de cómo la iniciativa privada y los gobiernos federal y estatal decidan encaminar las operaciones del aeropuerto. Existe un potencial de crecimiento importante en el transporte de carga por la vía aérea, que podría compensar la baja circulación de pasajeros.

Asimismo, se espera que el flujo de turistas internacionales hacia México mejore en el mediano plazo, conforme continúe atenuándose el riesgo de la pandemia de COVID-19. Este mayor tráfico permitiría al Aeropuerto de Toluca posicionarse como un pilar de apoyo para los proyectos de Ciudad de México y, eventualmente, de Santa Lucía.

El desplome del Adolfo López Mateos

Como muchas otras instalaciones del sector, el Aeropuerto de Toluca sufrió una baja radical en la afluencia de pasajeros durante 2020, del 67% según Luis Federico Bertrand Rubio, el director general de la instalación.

Lo anterior ha llevado a que actualmente, y desde junio pasado, no haya ninguna aerolínea comercial que esté ofreciendo vuelos dentro del aeropuerto. Sin embargo, aún hay interés de algunas de las grandes compañías del sector para continuar prestando sus servicios en las instalaciones de Toluca en cuanto la situación económica y sanitaria de una vuelta.

En un statement a Arena Pública, Viva Aerobús señaló que la pausa a sus operaciones desde y hacia el Aeropuerto de Toluca “responde únicamente a una operación estratégica alienada a las tendencias de mercado actuales. En este sentido, confiados en que continúe la recuperación de la demanda, se tiene previsto el reinicio de operaciones hacia el cuarto trimestre del año”.

Y en una conferencia virtual a finales de marzo, Ángel García Colín, el director comercial de Transportes Aéreos Regionales (TAR) dijo que desea recuperar el 100% de su operación para finales del año, que hasta hace unos meses incluía el aeropuerto de Toluca.

Sin embargo, es poco probable que el tráfico de las instalaciones de Adolfo López Mateos vuelva a sus máximos históricos solo con la recuperación post-pandemia. Y es que la baja afluencia no es solo atribuible a la pandemia.

De acuerdo con Laura González, fundadora del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México (CCEM), la quiebra de Mexicana tuvo un impacto crucial en la cantidad de pasajeros que recibía Toluca. Esto, porque muchas aerolíneas ocuparon los espacios que había dejado la compañía en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Las cifras de afluencia al aeropuerto que reporta la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) [Excel] son  consistentes con esta explicación. Dos de las caídas más profundas en el número de pasajeros se dieron en 2011 y 2014, de 30.45% y 25.32% respectivamente, que corresponden al año después que Mexicana detuvo operaciones y el año que fue declarada en quiebra.

El Sistema Aeroportuario Metropolitano

La otra gran razón por la que el Aeropuerto de Toluca seguirá siendo relevante en el corto plazo es el papel que jugará en los planes que tiene el Gobierno Federal para el espacio aéreo de la capital del país.

Desde que se propuso en 2019, el Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM) contempla al  aeropuerto de Toluca como un pilar para reducir la presión de tráfico que hay sobre el AICM, junto a las instalaciones de Santa Lucía.

Y esta misma semana se comprobó qué tan urgente es tener una mejor administración de los vuelos en el espacio aéreo metropolitano. Este miércoles, a través de su cuenta de Twitter, el AICM confirmó que se tuvieron que demorar los planes de vuelo de varios viajes entre México y Estados Unidos. Si bien el problema fue de comunicación y no de tráfico aéreo, podría haber tenido un impacto menor si la densidad de vuelos fuera más baja.

A eso se debe sumar que el Gobierno federal tiene la intención de invertir agresivamente en el Aeropuerto de Toluca. Desde 2019, Aleática informó que la administración de López Obrador quería adquirir el 49% de las acciones de las instalaciones del Adolfo López Mateos. Si bien la transacción se retrasó por la COVID-19, ya se han hecho acciones concretas para hacer esta transición accionaria, con todo y proyectos de inversión y mantenimiento en las pistas.

Presión de agentes privados

La iniciativa privada también ha defendido agresivamente el atractivo del Aeropuerto de Toluca como una instalación de primer nivel para la atención de pasajeros.

La fundadora y presidenta del CCEM dijo en entrevista que es “es el único aeropuerto a nivel nacional que cuenta con un sistema único para tener operaciones de aterrizaje y despegue con nula visión por neblina, transporte vehicular interior, mostradores, salas de espera y abordaje, áreas comerciales y de alimentos. Es un aeropuerto al que solo le faltan usuarios y aerolíneas comerciales”.

Laura González afirma que el Aeropuerto de Toluca debe ser la primera opción del nuevo SAM para desahogar el tráfico aéreo en el AICM, incluso por encima de las instalaciones de Santa Lucía.

No solo eso, sino que le ve un atractivo natural como punto de encuentro para pasajeros. Apunta que una buena parte de la actividad industrial transnacional se ubica en el Valle de Toluca, y que incluso el desplazamiento del aeropuerto Adolfo López Mateos hacia zonas como Santa Fe es más conveniente que hacerlo desde el AICM, por la interconexión de ambas regiones.

Agrega que “no se puede, ni se debe dejar morir [al Aeropuerto de Toluca] como terminal de transporte de pasajeros en vuelos comerciales, todas las autoridades deben hacer lo que les corresponda para reactivarlo a la brevedad”. Sin embargo, es posible que las tendencias más recientes jueguen en contra de este deseo.

Oportunidad de crecimiento

El Aeropuerto de Toluca continuaría siendo relevante en el futuro, aún si no recupera los niveles de pasajeros de la década pasada, por su reciente posicionamiento en el sector de transporte. De acuerdo con la misma SCT, el Aeropuerto de Toluca fue el que más creció entre enero-mayo de este año en comparación con el mismo periodo de 2020 en el transporte de carga, por toneladas, con un salto del 88.5%.

De hecho, en términos netos, ahora es el quinto estado más relevante en esta categoría, solo por debajo de Tijuana, Querétaro, Guadalajara y Ciudad de México, con el transporte de mil 519 toneladas de productos para el quinto mes del año.

A eso se debe de sumar que en algunas industrias y países, se está considerando el uso de aeronaves como sustituto del transporte naviero. De acuerdo con Cronista, en países como Argentina las vinícolas están explorando transportar insumos y mercancías a través de aviones. Esto, porque los retrasos y costos logísticos de los contenedores marítimos han crecido sustancialmente en los últimos meses por la crisis sanitaria.

En este sentido, el futuro del Aeropuerto de Toluca luce distinto. No porque vaya a dejar de ser una instalación importante para el espacio aéreo y metropolitano. Pero porque su rol en el sistema de transporte de pasajeros y carga está perfilándose a una dirección distinta al de su rol histórico.