Negocios

Carlos Slim se aferra a elevar su participación en el país de mayor retraso en telefonía móvil de Latam

América Móvil lleva siete años intentando comprar a una de sus competidoras en el mercado salvadoreño de telefonía móvil. 

28-01-2019 08:48 Por : Arena Pública
Carlos Slim quiere comprar Telefónica en El Salvador. Foto: ITU Pictures
Carlos Slim quiere comprar Telefónica en El Salvador. Foto: ITU Pictures

América Móvil lleva siete años intentando comprar a una de sus competidoras en el mercado salvadoreño de telefonía móvil. 

Una operación “pequeña” para el tamaño de América Móvil, calificaron los analistas de Ve por más  e Intercam Casa de Bolsa sobre el anuncio de la compra de Telefónica Guatemala y el Salvador. 

Intercam, incluso agregó, que era una operación que se pagaría a un “sobreprecio”; y los inversionistas a penas hicieron elevar las acciones un 0.94% el valor de las acciones en la jornada del viernes. 

 

América móvil

Fuente: Bloomberg.

 

Sin embargo, América Móvil quiere elevar su participación de mercado en El Salvador, lleva siete años intentándolo y tal vez la venta de Telefónica, podría –por fin- permitirle este incremento. 

Mientras la compra de Telefónica en Guatemala ya es un hecho, la hecha en El Salvador todavía no está cerrada. Existe un organismo regulador que debe aceptarlo y que no siempre ha jugado a favor de la empresa de Carlos Slim. 

América Móvil lleva siete años intentando aumentar su nivel de participación en el mercado de la telefónica móvil en la región, a través de la adquisición de uno de sus competidores dentro del territorio salvadoreño. La compra anunciada de Telefónica, el pasado 24 de enero es solo su tercer intento. 

Durante 2011 y 2012 la empresa del magnate mexicano trató de agregar a la cartera de su marca Claro alrededor de 1 millón de clientes comprando la empresa de telecomunicaciones Digicel, que entonces tenía una participación del 12.79%, al tiempo que Claro contaba con el 23.40%, según los datos de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones de El Salvador (Siget). 

En 2011 como en 2019, América Móvil anunció su respectiva compra, pero con la acotación de que existían autoridades que debían aceptar dichas transacciones antes de hacerlas realidad, tal organismo es la Superintendencia de Competencia de El Salvador (SC). 

Durante la primera solicitud de Claro, la SC no rechazó la solicitud de compra, pero si la condicionó, le solicitó a América Móvil renunciar a 20 megahertz del total de su espectro radioléctrico dentro del país, la empresa de Slim se negó terminantemente. 

En 2012 solicitó nuevamente la compra, pero sin condiciones, ahora el que se negaba era la SC, argumentando que “tiene altas probabilidades de generar efectos adversos sobre la dinámica de la competencia y el bienestar de los consumidores en los mercados de telefonía fija y móvil”. 

Y es que si de algo se siente orgullosa esta Superintendencia de Competencia es de la cantidad de competidores que ha logrado incorporar dentro del sector de telecomunicaciones al país, especialmente dentro de la telefonía móvil. 

 

 

De acuerdo con un estudio realizado en 2015 por el mismo organismo, “todos los agentes económicos [tenían] participaciones menores al 40%], las cifras de participación no están registradas en su portal de internet o en el de la Siget, sin embargo, una entrevista publicada en la prensa local con el CEO de Tigo –la empresa con más tiempo de presencia en el sector telecom de Centroamérica – se comentaba que su presencia en el mercado era cercana al 40%. 

A nivel de mercado El Salvador tampoco es “la joya de la corona”, es considerado uno de los países más atrasados en cuanto a disponibilidad de espectro para servicios móviles, para 2016 solo el 3.8% contaban con líneas 4G, de acuerdo con datos de la consultora 5G Americas. 

Y al menos hasta el 25 de enero, la Superintendencia de Competencia no había recibido ninguna solicitud de autorización por parte de América Móvil para comprar Telefónica Salvador, a pesar de que la empresa de Slim dio el anuncio de posible compra un día anterior.

 

MÁS INFORMACIÓN:ResoluciónSC – Estudio Telecomunicaciones II 2015, SC.